Víctor Romero

Víctor Romero: Web 3.0, Metaverso y NFT

¿Se imagina comprar un pedazo de tierra en una ciudad virtual a la que solo puede acceder mediante la tecnología? y que podrá después vender más cara

Buen día queridos lectores, muchas gracias por dedicar unos minutos para la lectura de la columna de café y tecnología de esta semana.

El inicio de año es un buen momento para retarse y aprender cosas nuevas, cosas que reten a la mente y al cuerpo; como aprender a tocar la guitarra o bien, un tema actual o completamente nuevo.

En la semana, platiqué con varios amigos que están involucrados en web 3.0, metaverso y NFT; aunque son temas a los que hay que dedicarle varias horas e involucrarse probando las diferentes aplicaciones, les comparto mis conclusiones desde el punto de vista de tecnología.

Empezaré en poner en palabras simples estos 3 términos. Todo comienza con el block chain (cadena de bloques), este algoritmo fue la base para crear el bitcoin en el 2009 y muchas otras criptomonedas más, block chain, es la forma de asegurar las operaciones de las criptomonedas, puedo decirles que es como el ADN pero de la información, en donde se puede rastrear todo el camino que siguió un proceso o una transacción.

Block chain no solo se ha utilizado para la creación de criptomonedas, han descubierto que puede tener un enorme potencial, ¿dónde? En cualquier lugar donde se maneje información, por ejemplo, sustituir el CURP en México, la INE, el registro de un automóvil o una propiedad; al tener una identificación digital es prácticamente imposible duplicarlo y lo mejor de todo.

Web 3.0 es la plataforma en donde se opera este nivel de tecnología, básicamente las principales características que proporciona son: evolución de las redes sociales, mayor rapidez, espacios tridimensionales, web geoespacial y computación en la nube. Por ejemplo, empecé a utilizar el navegador brave (equivalente a Chrome, explorer, etc), la gran diferencia es que te paga por visita, no recibes anuncios y es significativamente más rápido.

Hablemos del metaverso, si han tenido alguna experiencia de video juegos utilizando lentes de virtualidad, bueno, pues son también espacios virtuales (ciudades, juegos, plazas, por ejemplo) en donde puedes llevar una vida “normal” a través de un avatar (un “yo” virtual). Decentraland, por ejemplo es un metaverso de ciudad, en donde se lleva una vida muy similar a la que llevamos en nuestras ciudades, hay conciertos, tiendas, casas, incluso tráfico; puedes comprar tu terreno y tenerlo como inversión, aunque no lo crea, gana plusvalía en el mundo virtual.

Por último, los NFT (Token no Fungible por sus siglas en inglés) es un activo digital que puedes intercambiar, aunque últimamente ha habido ofertas por estos activos digitales; un ejemplo que llamó mi atención fue el precio que alcanzaron unos dibujos de rocas, bueno pues el dibujo original de una roca (JPEG) fue de más de 1 Mdd, aunque si yo la busco en el navegador la roca, la puedo copiar y pegar, pero solo una persona tiene la propiedad de dibujo, el original; esto se logra con blockchain.

Pues mucho que seguir aprendiendo, block chain estoy convencido que será el siguiente nivel para la web, sin embargo estoy seguro de que dará pie para un nuevo salto cuántico en la tecnología.

Hoy acompañé la escritura con un café colombiano con un toque de chocolate, intenso, aromático y muy reconfortante tomarlo en una mañana fría que tenemos hoy en Monterrey a 2 grados C.

Les deseo un extraordinario fin de semana en compañía de la familia y amigos.

Víctor Romero

Víctor Romero

Empresario e Inversionista. Apasionado de la tecnología, del café y de la lectura. Socio Fundador de JSP Group. Ofrece consultoría a empresas.

COLUMNAS ANTERIORES

Víctor Romero: Alicia en el país de las maravillas
Víctor Romero: ¿Qué tan tecnificado estás?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.