Víctor Romero

Víctor Romero: Una Pantalla del tamaño de 3500 habitaciones

La apuesta a la tecnología en la arquitectura ha permitido bajar los costos y hacerla mucho más accesible.

Muy buen día queridos lectores, muchas gracias por dedicar unos minutos para leer la columna de café y tecnología de esta semana.

El pasado 24 de junio, abrió sus puertas el nuevo hotel Resorts World Las vegas y lo hizo en grande, en la fachada de la Torre Oeste hay una pantalla de led de 100,000 pies cuadrados (más de 9,000 metros cuadrados), con una altura de 90 metros y un ancho de 104 metros, viste casi en su totalidad a la fachada.

La gran pantalla es tipo “mesh” (una malla tal cual) por lo que no afecta a quienes están en las habitaciones la luz que genera la pantalla.

Como decía mi compadre “Las Vegas son las Vegas”, a diferencia del Time Square en donde se tienen grandes pantallas de led en un solo punto, creo que las Vegas no se queda atrás en cuanto al uso de pantallas “outdoor” (exterior), basta caminar por la avenida Las Vegas Strip para verlas.

El reto para la industria de la tecnología es el que los arquitectos también encuentren el toque de arte en la instalación de diferentes tipos de pantallas en proyectos verticales, tal cuál lo hicieron en el Burj Khalifa, el edificio que ostenta la pantalla de led más grande del mundo con un total de 33,000 metros cuadrados.

Al final del camino creo que el arte ha incluido a la tecnología en algunos ámbitos y el poderle dar una expresión de vida a una mole de acero y concreto puede ser una alternativa para entregar valor y crear lugares únicos.

La tecnología no solo es decoración, aplicada en diferentes áreas, por ejemplo: el audio en sistemas de evacuación o los controles de acceso trabajando en conjunto con las cámaras de seguridad, conectados a los sistemas de intercomunicación y señalización, entonces se convierte en un sistema que salva vidas; que de forma automática y con una tendencia a ser predictiva, puede anticiparse a sucesos que puedan terminar en una catástrofe.

Como lo he comentado en columnas anteriores, disciplinas como la realidad aumentada, la inteligencia artificial y la robótica, ya nos empiezan a sorprender al momento de integrarse en otras áreas, entre ellas la construcción.

En mi cuenta de twitter, les compartiré algunas fotos de cómo lucen estas pantallas.

Por último, reflexiono con ustedes acerca de la curiosidad, me di cuenta de que esta característica debemos mantenerla en todo momento activa; el ser curioso permite indagar más y sorprenderse más, tal cual lo hacen los niños, mi invitación es a que no perdamos esta gran virtud de ser curiosos.

Hoy acompañé la escritura con un café expresso, aunque no me supieron decir las características del café, el sabor fue igualable y hablando de curiosidad, hoy investigaré más acerca de su origen. Un sabor fuerte, acidez alta, aromático y un intenso sabor a cítricos caracterizó a este buen café.

Les deseo un extraordinario fin de semana en compañía de la familia y amigos.

Víctor Romero

Víctor Romero

Empresario e Inversionista. Apasionado de la tecnología, del café y de la lectura. Socio Fundador de JSP Group. Ofrece consultoría a empresas.

COLUMNAS ANTERIORES

Víctor Romero: Blockchain no es lo mismo que criptomonedas
Víctor Romero: 2022, año exponencial

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.