La mirada de Julieta
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La mirada de Julieta

COMPARTIR

···
menu-trigger

La mirada de Julieta

24/12/2018

“Siempre hay un momento en la infancia cuando la puerta se abre y deja entrar al futuro”: Graham Green

El sábado por la noche recorría un barrio en la Ciudad de México rumbo a mi casa, cuando pase por un café. Al interior de este local se encontraban dos adultos y a su lado una niña y un niño, entre los 6 y los 10 años, tocando el mostrador y mirando las tortas y el pan tras la vitrina. Me detuve al ver unos grandes ojos negros que me obligaron a pararme.

Entré al establecimiento y me dirigí a la niña para preguntarle si ya había cenado. Me respondió con un seco “no”, pues los jóvenes en la caja estaban invitando a cenar solamente a su hermano. Ante esto, la invité a escoger un pan y me pidió leche caliente, pues la fría hacía que le doliera su panza. Mientras nos entregaban la leche, la niña me lanzó una cantidad de preguntas, todas relacionadas a la curiosidad de por qué traía yo una maleta y lo que había dentro de la misma, así como a dónde me dirigía. Busqué responder todas sus preguntas y sus ojos grandes y negros se abrían más ante cada una de mis respuestas.

Ante sus preguntas, le pregunté su nombre; “Julieta”, me respondió. Me despedí de ella y desde ese día sus ojos me recuerdan el de todas y todos los niños de este país que recorren las calles por el día, por la noche, buscando cómo llevar el pan a sus casas o incluso viendo dónde dormirán.

Con esa mirada como la expresión de miles de niños en este país, voy a invitarte a ver el presupuesto aprobado por la Cámara de Diputados. El Presidente ha solicitado apoyo a los programas sociales que prometió en campaña y que tienen que ver con lograr cambiar el futuro de las miles de Julietas. Beca para quienes deseen estudiar educación media y superior. Apoyo a quienes se quedaron sin oportunidades para que se capaciten en un oficio y en un año puedan tener una fuente de trabajo. Un fondo para las diez ciudades más pobres del país como apoyo compensatorio. Aumento al fortalecimiento municipal, pensando que el municipio es la casa grande de cada mexicano. Recursos adicionales para mejorar la atención de salud de todos y digo TODOS los mexicanos, sin importar si tienen o no trabajo. Y ya no digamos la cobertura universal en un acto de justicia de las personas de la tercera edad.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.