Samuel Aguilar Solis

Saldos electorales

Los resultados que nos ha dejado la jornada electoral de hace una semana en nuestro país son, para decir lo menos, complejos.

Los resultados que nos ha dejado la jornada electoral de hace una semana en nuestro país no son nada sencillos, son, para decir lo menos, complejos, son variados y eso que aún falta la última etapa del proceso electoral que son los litigios en el Tribunal Electoral.

Aquí trataremos de señalar algunas breves lecturas que nos parecen primordiales:

1) Los resultados electorales en los distritos federales posiciona a Morena como primera fuerza en el país pero no tanto para que por sí sola pueda tener mayoría absoluta en la Cámara de Diputados, lo podrá tener solo si sus acólitos (PVEM y PT) le suman sus votos, seguro con un nuevo acuerdo mercantil dada las nuevas condiciones políticas.

2) Si el objetivo de la coalición Va por México era impedir que López Obrador tuviera mayoría calificada con sus partidos en la Cámara de Diputados se cumplió, pero no lo garantiza puesto que la política o lo mercenario de algunos diputados o algún partido puede cambiar esta situación y aún lo puede lograr, hay que recordar que ahora Morena tiene mayoría también de congresos locales como parte del constituyente permanente.

3) La coalición opositora a López Obrador fue un éxito para sus integrantes porque de no haber ido aliados Morena hubiera aplastado a sus integrantes de una manera más abrumadora.

4) Los resultados electorales obligan a que si los miembros de la colación quieren continuar formando parte del sistema de partidos, deben seguir aliados más allá de del Congreso rumbo a las elecciones de 2022 y 2023, por supuesto como antesala de construir una gran alianza aún mayor para 2024.

5) El partido-movimiento de López Obrador logró un gran avance territorial con su triunfo de 11 de las 15 gubernaturas en disputa. El PRI es el gran derrotado al perder 8 gubernaturas que tenía en su poder y el PAN confirma su presencia regional con sus triunfos en Querétaro y Chihuahua; MC avanza en su presencia electoral y toma fuerza en dos de las zonas metropolitanas más importantes del país como lo son Monterrey y Guadalajara.

6) Los triunfos electorales de la coalición y del mismo MC son en una gran parte votos de castigo a López Obrador y sus partidos aliados, no deben de confundirse los candados ganadores y menos sus partidos que son gracias a sus propuestas o lo carismático o el liderazgo de sus candidatos. Pese a todo se confirma que los ciudadanos votan de manera emocional y no racional en general con el significado del voto del 6 de junio.

7) La presencia del crimen organizado fue más que evidente en las campañas no solo con sus terroríficos saldos de amenazas, levantones y asesinatos, sino también en el financiamiento y hasta operación electoral de inhibición o movilización.

8) Salvo Coparmex, las organizaciones empresariales no dieron color en esta campaña con posturas de apoyo o rechazo definido hacia algún partido o coalición, quizás en algunos apoyos particulares discretos a candidatos pero no como representaciones corporativas.

9) La mayoría de las encuestas fallaron al haber dado previo a la jornada electoral una sobrestimación de la intención de voto a Morena.

10) La participación ciudadana de 52.6 por ciento en estas elecciones intermedias fue posible gracias a que hubo elecciones de ayuntamiento y gobernadores que jalaron hacia arriba el promedio que se tenía en esos procesos electorales, lo que confirma que elecciones de diputados no entusiasman al electorado y manifiestan una vez más la debilidad de la ciudadanía existente en nuestro país.

10) El INE demostró que pese a los ataques de López Obrador y su partido Morena es capaz de organizar elecciones ejemplares además con una gran eficiencia y cuidados sanitarios por la pandemia del Covid-19, lo que debe de llevar el reconocimiento de todos y cada unos de nosotros y de refrendarle nuestro respaldo como órgano constitucional autónomo.

11) Los resultados electorales de la Ciudad de México no solo es una derrota de Morena y sus acólitos en la capital del país, sino que dado que es la caja de resonancia nacional y al ser una gran ciudad progresista debe de verse también como el rechazo a las políticas públicas implementadas por López Obrador, como la cancelación de programas y recortes presupuestarios, de personal y su actitud y acciones conservadoras sobre todo contra el movimiento de mujeres y el ejemplo de que el cansancio de su verborrea diaria ha llegado a un límite.

12) Los resultados electorales, al ser tan variados y complejos, hicieron un leve distensión en la gran polarización política a la que ha llevado al país López Obrador, pero no hay que confiarse de que su actitud cambiará, además de que la oposición partidista está muy escuálida y que de cara a 2024 se requiere un esfuerzo mayor que apostar al debilitamiento del grupo compacto en el poder en lograr la candidatura de morena en 2024. La democracia mexicana, pese a estar bajo asedio, resiste pero aún falta mucho por hacer de ella la realidad anhelada.

COLUMNAS ANTERIORES

La disyuntiva de López
El desmoronamiento partidario

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.