Salvador Garcia Linan

Actas de defunción falsificadas

Los investigadores declararon que hubo 326 mil 609 exceso de muertos en México en 2020.

The World Health Organization (WHO) declaró en Estados Unidos, el 12 de abril de 2021, que “aproximadamente 190 mil muertos por la pandemia del coronavirus pudieron haber sido evitados en México, si el gobierno mexicano hubiera manejado la pandemia en una forma mejor”.

El Institute for Global Health Sciences (IGHS), manifestó, “hubo más del 43 por ciento de muertos, comparados con el promedio de 2018 y 2019”.

El Prof. de Medicina Carlos Del Río, de la Universidad Emery, manifestó que, “de 39 países analizados, incluyendo a Estados Unidos, México tiene el cuarto lugar en exceso de muertes, arriba solamente de tres países: Perú, Ecuador y Bolivia”.

Los investigadores declararon que “hubo 326 mil 609 exceso de muertos en México en 2020”. “Cuando se tiene a un país con pobre liderazgo e instituciones débiles e ineficientes, el manejo de la pandemia es todavía peor”.

“Lo más criticado en el caos de México, es que el gobierno mexicano, recomendó, en el principio de la pandemia, que las personas enfermas con Covid-19 no tendrían que ir a un hospital hasta que sus síntomas fueran realmente serios (graves), para evitar así la saturación de enfermos en el sistema de salud”.

Este “consejo estratégico contribuyó en forma muy irresponsable al alto número de muertos, al grado que un porcentaje estimado de 58 por ciento de los fallecimientos por el Covid-19 en México ocurrieron fuera de los hospitales, lo cual a la vez fue aprovechado para anotar en las actas de defunción cargos diferentes a las que originaron esas muertes”.

De ahí la estimación con la que se elaboró esta columna, pues la investigación hecha por la institución médica de EU pudo detectar, y por ello declarar, que un estimado de 58 por ciento de muertes por el Covid-19 en México ocurrieron en los domicilios, lo cual con su connotación maquiavélica, no hubo ningún compromiso del gobierno mexicano para decir ‘siempre la verdad’.

¿Cuántas veces el presidente de México y su auxiliar en infectología Gatell han usado cubrebocas? Sin embargo, repetían con frecuencia arrolladora, “que todo estaba bajo control”.


COLUMNAS ANTERIORES

Aún vacunados infectan
Vulnerabilidad

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.