Estructuras y Estrategias

El Paquete Económico 2022 y la infraestructura

La infraestructura se encuentra rezagada en todos los rincones del país. Es urgente invertir recursos que contribuya al desarrollo de todas las regiones de México.

Presidente de EyE México

En México, la política fiscal es propuesta anualmente por el Poder Ejecutivo y aprobada por el Poder Legislativo. El Paquete Económico 2022, que está siendo evaluado por Diputados y Senadores, contiene los Criterios Generales de Política Económica, la Iniciativa de Ley de Ingresos, la Miscelánea Fiscal y el Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2022.

Los Criterios Generales de Política Económica, contienen las estimaciones de las principales variables económicas que inciden en el marco macroeconómico y, por ende, en los ingresos del gobierno federal, y por tanto en el gasto público.

El documento contiene las proyecciones para 2022 de las siguiente variables: Tasa de crecimiento del PIB (4.1 por ciento), inflación (3.4 por ciento), tipo de cambio promedio (20.3 pesos por dólar), tasa de interés promedio (5.0 por ciento anual), precio promedio del barril de petróleo (55.1 dólares), producción de crudo (1.826 millones de barriles diarios), entre otros.

Cabe señalar que el Ejecutivo prevé un déficit público del 3.1 por ciento del PIB para 2022.

Parece haber consenso entre la comunidad financiera en que el contexto macroecomómico pronosticado es muy optimista en cuanto al crecimiento, la inflación y los ingresos petroleros. Este optimismo en la plataforma para el cálculo de los ingresos públicos parece permear la idea de que, contrario a la lógica económica, el gobierno federal primero fijó el gasto necesario y luego ajustó la estimación de ingresos y el déficit.

En cuanto a la miscelánea fiscal, el Ejecutivo propuso la creación del Régimen Simplificado de Confianza para personas físicas, la derogación del Régimen de Incorporación Fiscal y un nuevo régimen fiscal para empresas con ingresos menores a 35 mdp. Estas propuestas buscan generar una mayor recaudación sin incrementar impuestos, pero queda lejos de la reforma impositiva necesaria para incrementar y consolidar la recaudación que México requiere para su desarrollo.

En cuanto al gasto público, el Ejecutivo propuso un importante incremento del gasto respecto a 2021, que se concentra en el sector salud, programas sociales, Guardia Nacional, Pemex y los proyectos de infraestructura prioritarios de la administración.

Los rubros castigados en el presupuesto de egresos 2022 son la SRE, Hacienda, Economía y los organismos autónomos.

En resumen, el paquete fiscal 2022 entraña una estimación de ingresos basada en criterios optimistas, concentración del gasto en las prioridades de la administración, con ineficiencia en su diseño y operación como en los programas sociales, reducido margen de maniobra presupuestal, castigo a entidades productivas y organismos autónomos de equilibrio y un desdén por la infraestructura fuera de los proyectos prioritarios.

La infraestructura se encuentra rezagada en todos los rincones del país. Es urgente invertir recursos para consolidar el sistema nacional de transmisión eléctrica, el sistema nacional de ductos, la red federal carretera, el sistema ferroviario nacional, los puertos, los aeropuertos, los cruces fronterizos, el sistema hidrológico nacional, la infraestructura turística, las telecomunicaciones, etc.. para generar una plataforma de infraestructura que contribuya al desarrollo de todas las regiones de México.

Para generar esos recursos, se requiere una reforma fiscal integral que promueva el crecimiento y la estabilidad. Asimismo, un rediseño de los programas sociales y el gasto público con criterios de eficiencia y rendición de cuentas y, por supuesto, generar un marco jurídico y regulatorio que promueva un involucramiento creciente del sector privado en el sector infraestructura.

Marco  Garza

Marco Garza

Presidente y director general de EYEMEXICO.

COLUMNAS ANTERIORES

La infraestructura debe respetar a la Madre Tierra
¿Tan lejos de Dios y tan cerca a los Estados Unidos?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.