Paso de ganso
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Paso de ganso

COMPARTIR

···

Paso de ganso

23/10/2018

Así vamos, avanzando, a paso de ganso que no se cansa, rumbo al despeñadero. De eso parece que se trata, de no dejar rastro alguno del gobierno que termina, pero tampoco del funcionamiento del gobierno. Eric Martin, de Bloomberg, reportaba el viernes que tres cuartas partes del equipo negociador internacional será despedido. Exacto, el equipo que renegoció el acuerdo con Estados Unidos y Canadá, al mismo tiempo que lo hacía con la Unión Europea y con los once países del nuevo TPP. Muy probablemente el mejor equipo de negociaciones comerciales internacionales en el mundo. No importa, el nuevo gobierno necesita dinero para otras cosas y no quieren pagar salarios elevados.

Para la Suprema Corte se discuten tres personas: Paula María García Villegas Sánchez Cordero (todos esos apellidos tiene, y es hija de Olga Sánchez Cordero), Yazmín Esquivel (esposa de José María Riobóo, el contratista de la Cuarta) y Leticia Bonifaz. La ganadora reemplazará a José Ramón Cossío. Nada extraño es que un gobierno impulse a personas que coinciden en su lógica al máximo órgano jurisdiccional (e intérprete constitucional), como sería el caso con Bonifaz. Las otras dos candidatas, sin embargo, van más allá de coincidencias ideológicas: son nepotismo y conflicto de interés, respectivamente.

En los últimos tres días hábiles, el peso ha perdido 20 centavos en cada sesión, en respuesta a las afirmaciones de Rocío Nahle y López Obrador acerca de la estrategia que Pemex seguiría en su gobierno. Las calificadoras estiman que dicha estrategia implicará una pérdida de valor para la empresa, y eso informan a quienes le han prestado, para que tomen sus precauciones. Nahle dice que no entiende por qué lo hacen, y AMLO manda a Fitch a revisar por qué apoyó la reforma energética. El culpable, pues, es el que reacciona, no ellos.

De la consulta ya hablamos ayer y lo han hecho muchos colegas, más o menos compartiendo opiniones: es evasión de responsabilidad, es una farsa, y yo sigo pensado que es, además, un ensayo para lo que vendrá. Al respecto, es cada vez más notoria la ausencia de oposición política. El triunfo de Morena, como lo discutimos en su momento, no fue un asunto de rutina, fue la desaparición del sistema político que conocimos por 30 años. Hoy, nadie puede detener las decisiones del nuevo gobierno, aunque éste ni siquiera haya tomado posesión. Ayer, Salvador Camarena comentaba los anuncios acerca de la Comisión Nacional de Hidrocarburos y la Reguladora de Energía, que perderían independencia. El Instituto Nacional de Evaluación Educativa sigue en riesgo, con la iniciativa de modificación al Tercero Constitucional que está pendiente.

Las dos instituciones democráticas más sólidas y antiguas que tenemos (casi 25 años) son Banxico y la SCJN. Para la primera hay ya un nombramiento anunciado; para la segunda, la terna que le comentaba arriba. La presión por el tema salarial no sólo destruye al equipo negociador, sino que ha empujado a un par de centenares de funcionarios de alto nivel del Banco a pedir su jubilación.

En suma: las instituciones más recientes están amenazadas directamente, las más antiguas, de forma velada; el capital humano del funcionariado se va; las ocurrencias abundan y para cada una se encuentra un enemigo del pueblo, un representante de la mafia del poder a quien culpar; no hay partidos en condiciones de ser oposición; crecen los intentos de descalificación a la prensa crítica, encabezados por el líder que acusa de fifí a quien no se hinca. El último freno, los mercados, ya está reaccionando y nos costará a todos.

El autoritarismo avanza al paso de me canso, ganso.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.