Jet Lag

Turismo de Cuba busca renacer

En la actualidad, la moneda de libre circulación en la isla, tanto para extranjeros como para nacionales es el peso cubano. La dificultad radica en su conversión.

Cuba celebró su Feria Internacional del Turismo, FIT Cuba 2022, del 3 al 7 de mayo pasado en el balneario turístico de Varadero, a unos 150 kilómetros de su capital, La Habana.

Para quienes estamos acostumbrados al dinamismo y magnitud de otras ferias internacionales como El Tianguis Turístico de México, la FIT Cuba resulta de una proporción bastante menor; no así el ímpetu de los prestadores de servicios cubanos por ofrecer la gran variedad de atractivos que tiene el país, que combinan cultura y naturaleza en los mil doscientos cincuenta kilómetros de largo que tiene la isla.

Además de La Habana, capital cultural y turística del país, Cuba ofrece ciudades entrañables como Santiago en el oriente o Trinidad hacia el centro, y playas cristalinas que podríamos incluir dentro de las más bellas del mundo como el mismo Varadero o muchos de los cayos de aguas turquesa que presume el país.

El empresario Armando Bojórquez Patrón, director general de Viajes Bojórquez y uno de los más entusiastas en promover Cuba, considera que cada día hay un mayor número de mexicanos que van a Cuba y cree que este segmento se va a incrementar fuertemente durante el verano. Cuba ha eliminado las restricciones para viajar y hay muchas posibilidades para el turismo familiar y de vacaciones, con playas muy bonitas como la de Varadero “que es como una alberca”, y con la ventaja de que no tiene sargazo.

“El viajero mexicano ahora también está muy interesado en el turismo de naturaleza y busca lugares libres de contaminación. Por ejemplo, la gente que viene de la ciudad de México encuentra en Cuba el lugar perfecto: sol, playa y la increíble arena blanca; la perspectiva también del turismo cultual que nos une y la gastronomía”, comenta Bojórquez Patrón.

La confusión con la divisa cubana

Si hay una recomendación importante que hacerle al viajero mexicano, es que se informe muy bien sobre el complejo sistema de cambio de moneda que hay en Cuba. Antes de la pandemia existía el CUC (ceucé o peso convertible), que era un peso cubano para extranjeros diferente al peso cubano para nacionales, pero esta moneda, el CUC ya está en desuso. En la actualidad, la moneda de libre circulación, tanto para extranjeros como para nacionales es el peso cubano.

La dificultad radica en su conversión. Para dar un ejemplo, si llevas un dólar americano a una casa de cambio, te lo convertirán a veinticuatro pesos cubanos. Pero si ese mismo dólar lo cambias en lo que llaman el mercado negro o, dicho de otra forma, en la calle de manera informal, te dan cien pesos cubanos, una diferencia de más de cuatro veces.

¿En dónde radica la razón de tan extrema diferencia? No fui capaz de descubrirlo, pero así es. En La Habana, el dólar americano es aceptado en la gran mayoría de los negocios a esa tasa de conversión, uno contra cien. Pero en destinos como Varadero y otras ciudades más pequeñas, el viajero tendrá más dificultad en pagar con el dólar americano y tendrá que hacer el cambio en los sitios oficiales, a uno contra veinticuatro, o en el mercado negro para que su dinero le rinda más.

Armando Bojórquez comenta que “el turista mexicano puede viajar con pesos mexicanos, pero lo mejor es viajar con dólares. En muchos lugares aceptan euros, pero el dólar no es mal visto y está al mismo valor que el euro. Por lo tanto, les recomiendo que viajen con dólares. Hay restaurantes que cambian el dólar muy bien. Hay apertura para recibir el dólar a muy buen precio”.

Cuba y México, un multidestino natural

Para visitantes de orígenes muy distantes como Europa o Australia, es común combinar en un mismo viaje ciudades de México y Cuba. Aprovechar las conexiones aéreas que se están recuperando después de la pandemia (solo la empresa Magnicharters tiene seis frecuencias semanales desde Cancún, dos desde Ciudad de México y una desde Mérida), para unir dos países hermanos que armonizan por algunas similitudes culturales, pero al mismo tiempo contrastan por ser dos economías muy diferentes.

Bojorquez Patrón señala que están iniciando a promover el multidestino México-Cuba con italianos, españoles y hasta con chinos. También señala que los mismos cubanos son de los mejores turistas que tenemos en México porque realizan un turismo de compras: “Muchos creen que el cubano no tiene dinero pero no es así, porque tienen sus negocios como casas para renta o albergues y por otro lado reciben mucho dinero de sus familiares que viven en otros países como Estados Unidos. Los cubanos son de los mejores viajeros que tiene México en el tema de compras”.

Cuba es un destino accesible y atractivo para el mexicano; con el respaldo de una agencia especializada, es fácil organizar de manera rápida y segura un viaje a la isla. Es menos complicado de lo que parece. ¡Feliz viaje!

COLUMNAS ANTERIORES

Sigue rezagado Yucatán en turismo de reuniones
Turismo de Cuba busca renacer

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.