Jet Lag

Cuando el autismo tocó a mi puerta

El Trastorno del Espectro Autista agrupa actualmente varias afecciones que eran antes diagnosticadas de manera independiente.

-Algunas veces desearía ser normal.

-Bueno, amigo, realmente nadie es normal.

Sam Gardner y Evan Chapin en la serie Atypical

Fue hace más de una década, pero apenas me percaté.

Siempre fue un niño peculiar, diferente a casi todos: su forma de mirarte (o de no mirarte), sus  movimientos desmedidos, su caminar no lineal de un punto a otro, la precisión requerida en el rito  de la comida, las innumerables expresiones de su cara y los ruiditos repetitivos que salen de su  boca.

Aún sin el diagnóstico, en esta primera etapa de su vida, llegamos a pensar en varias posibilidades.  Tiene TDA o es simplemente un niño con personalidad inusual. En el transcurso de su niñez pasó por infinidad de guías en maternal, primaria o secundaria; psicólogos, pediatras, maestros, tíos. Nunca nadie sugirió siquiera la posibilidad. Aunque con extrañeza, todos aceptaban su actuar.  Ahora me pregunto, ¿por qué en México tan pocos conocemos del espectro?

Hoy, en plena adolescencia, y previo al inminente retorno a las clases semi presenciales de esta era pandémica, fue una frase la que disparó la alarma: “¿Tú le tienes fobia a la gente?”. Año y medio sin convivencia social y los retos propios de la adolescencia habían pronunciado un temor siempre latente. Y luego Atypical, la reveladora serie de Netflix que se convirtió en el mejor regalo que pudimos tener en esta primera etapa de aceptación: “Me identifico con Sam Gardner de la serie”.

TEA o Trastorno del Espectro Autista

El Trastorno del Espectro Autista agrupa actualmente varias afecciones que eran antes diagnosticadas de manera independiente, como son el Síndrome de Ásperger, el Trastorno generalizado del desarrollo no especificado de otra manera y el Trastorno autista.

El TEA es por lo tanto un término amplio que abarca una gran variedad de síntomas diferentes. Si bien estos pueden ser muy variados, las principales dificultades que presentan los pacientes  diagnosticados con TEA tienen que ver con las habilidades de comunicación, de interacción social,  así como en el manejo e interpretación de las emociones propias y ajenas. También tienen  conductas repetitivas e intereses restringidos.

Es un trastorno neurobiológico del desarrollo y quienes lo padecen pueden no presentar ninguna alteración física visible comparado con quienes no lo tienen. Algunos tienen niveles de inteligencia  mucho mayores que el promedio de la población y se presenta cuatro veces más en varones que  en niñas.

El Autismo en México

Si bien en nuestro país existe la Ley General para la Atención y Protección a personas en condición  del Espectro Autista (2015), aún falta mucho conocimiento en la sociedad sobre este  padecimiento. Hay que poner las bases y hacer una mejor difusión para que quienes sean  pacientes del TEA tengan una mejor inclusión en nuestra sociedad: desde la identificación

temprana y el acceso a la educación escolarizada completa, atención médica especializada y  acceso al empleo.

Se calcula que uno de cada 115 niños tiene autismo en México (cerca del 1%). Los especialistas  que pueden hacer un diagnóstico son pediatras del desarrollo, neurólogos pediatras y sicólogos o  siquiatras para niños.

Visibilizar el autismo

Lo que no se conoce no se puede comprender. Para que los niños con TEA tengan una mejor  inclusión y desempeño escolar, se necesita proveer de más y mejores herramientas a profesores y  a padres e hijos que tengan que afrontar esta condición.

Es indispensable quitar prejuicios y tabúes y ayudar a los padres a que puedan darse cuenta lo más  pronto posible si algún hijo requiere de atención; una identificación temprana permite tomar  medidas y poner las condiciones para un mejor desarrollo del niño. Uno de los grandes retos para  el diagnóstico es que el autismo no es evidente a simple vista ni se diagnostica por una radiografía  o toma de sangre; se requiere de un proceso que incluye la observación del comportamiento del  niño, entrevistas y pruebas de parte de profesionales.

Según la ONU, que declaró el 2 de abril como el día mundial de concienciación del autismo, “la  estigmatización y la discriminación asociadas a la diversidad en el ámbito neurológico, siguen  siendo los principales obstáculos para el diagnóstico y el tratamiento”.

Es por ello que necesitamos visibilizarlo. Necesitamos que en México se hable del autismo.

COLUMNAS ANTERIORES

Sigue rezagado Yucatán en turismo de reuniones
Turismo de Cuba busca renacer

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.