Presidente de la Conasami

¿Hacia dónde va el salario mínimo en México?

Es probable que el salario mínimo general siga creciendo de manera sostenida en los próximos tres años y que se integren nuevas profesiones.

Hace unos días se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el Plan Institucional de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos, el cual está alineado tanto al Plan Sectorial de la Secretaría del Trabajo como al Plan Nacional de Desarrollo.

Lo que causó más ‘revuelo’ y que llegó a publicarse en varios medios fue la meta de crecimiento del salario mínimo para 2024. En el plan se describen varios objetivos que tiene la Conasami, entre ellos que el salario mínimo sea de 167.56 pesos para el final del sexenio. Es importante hacer varias precisiones respecto a lo que se interpretó.

Primero, la propuesta que se menciona es para el final del sexenio, es decir, el nivel que se quiere alcanzar en 2024, no en este año. Segundo, se pasó por alto la nota 6 al pie de página en el DOF, que dice que los 167.56 pesos corresponden a precios de septiembre de 2020. Si pasamos esta cantidad a precios actuales, asciende a 189.04 pesos. Tercero, esta meta es un indicador elaborado junto con la Secretaría de Hacienda, sin embargo, que se cumpla depende de que el Consejo de Representantes de la Conasami, órgano integrado con la participación de representantes de trabajadores y patrones, apruebe incrementos que lleven a alcanzar esta cantidad.

Finalmente, el gobierno de México está impulsando un salario mínimo más alto para el final del sexenio que beneficie principalmente a los que menos ganan. El objetivo es que sea dos veces la línea de pobreza por ingresos urbana del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval). Esta línea cambia dependiendo de los precios de los productos que la integran. En junio de 2021, el valor de la línea era 111.20 pesos diarios, por tanto, el objetivo que queremos impulsar al interior del Consejo son 222.40 pesos para 2024.

Otro tema de mucha importancia, que se incluye en el Plan Institucional, es la propuesta de una Canasta Digna. A diferencia de otras canastas que existen en nuestro país, la canasta que propone la Conasami estima los montos para acceder a la salud, educación, diversión y esparcimiento, alimentación sana, una vivienda digna, entre otros derechos sociales. La canasta aún se encuentra en revisión por parte de diferentes instituciones públicas, y se tiene como objetivo que esté terminada para finales de este año.

La Canasta Digna será fundamental para estimar cuál es el salario promedio que los y las mexicanas necesitan para acceder a una vida digna. Es decir, el monto ideal que las empresas deberían pagar como piso en promedio. Además, la canasta se puede calcular para las diferentes profesiones y regiones del país, por lo cual será una herramienta fundamental para la toma de decisiones de política pública. Un ejemplo de esto es el cálculo de un salario digno para los elementos de seguridad que también trascendió en medios estos días.

Finalmente, el Plan Institucional también menciona a los salarios mínimos profesionales. Conasami trabajó en una metodología para detectar qué profesiones en México se encuentran en situación de precariedad laboral. El Índice de Condiciones de Empleo toma en cuenta los ingresos del trabajador, si tiene contrato, si está sindicalizado, si tiene seguridad social, si forma parte de algún grupo vulnerable, entre otras dimensiones. Con este indicador, la Conasami podrá detectar con información generada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) qué profesiones son tan precarias que necesitan un salario mínimo profesional. Este documento ya está terminado y se le dará a conocer al Consejo de Conasami para, en caso de aprobación, pueda ser utilizado como guía para integrar nuevas categorías a la tabla de salarios mínimos profesionales.

Por tanto, es probable que el salario mínimo general siga creciendo de manera sostenida en los próximos tres años y que se integren nuevas profesiones, siempre que se cuente con el apoyo de la mayoría en el Consejo.

COLUMNAS ANTERIORES

El salario mínimo ha mitigado el efecto de la pandemia en la pobreza
Sigue subiendo el salario promedio en el país

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.