Democracia Eficaz

Mal comienzo de una nueva reforma electoral

López Obrador empezó al revés, primero puso sobre la mesa el ‘qué', en lugar de explicar el ‘para qué'. Es decir, puso la carreta delante de los bueyes.

La discusión sobre una nueva reforma electoral empezó mal. López Obrador ha colocado sus prejuicios y estigmas como los ejes para discutir su contenido, notoriamente eliminar a los consejeros y magistrados electorales a quienes tacha de deshonestos.

López Obrador empezó al revés, primero puso sobre la mesa el ‘qué' en lugar de explicar el ‘para qué'. Primero se requiere una visión de qué tipo de democracia anhelamos, luego un diagnóstico del sistema electoral (sus fortalezas y debilidades) y finalmente las alternativas para lograrlo (por ejemplo, mejorar el nombramiento de las autoridades electorales).

El mismo problema le ha ocurrido a López Obrador en otros temas: poner la carreta delante de los bueyes. Por ejemplo, quiso solucionar el problema del sector salud y desapareció el seguro popular como si ese hecho resolviera una problemática compleja. Resultado: mayor gasto de bolsillo en salud y desabasto de medicamentos.

El presidente quiere eliminar a los consejeros del INE como si ello resolviera –por ejemplo– los problemas de la penetración del crimen organizado en las elecciones o el financiamiento ilegal de las campañas.

Ante la falta de claridad, López Obrador debe explicar tres preguntas.

Primero, ¿qué significa una democracia ‘auténtica’? Una y otra vez lo menciona como su ideal, pero no queda claro qué implica. ¿Acaso hemos vivido una democracia simulada? ¿Simulada en qué sentido? ¿Su triunfo electoral en 2018 es simulado o es auténtico? ¿Auténtico significa equitativo? ¿Auténtico significa transparente?

Segundo, explicar qué son y cómo se cometen los fraudes electorales que tanto alega. Si dichos fraudes siguen existiendo, ¿cómo se cometen? ¿Morena se beneficia también de ellos? Ojo, ese partido ha ganado la mayor parte de las elecciones federales y locales en los últimos cuatro años.

Tercero, ¿por qué dice que los consejeros son “deshonestos”? ¿Deshonesto significa que violan la ley? En específico, ¿qué artículos o leyes han violado? ¿O se trata de un juicio moral? ¿Deshonesto es sinónimo de ilegal?

Morena eligió por unanimidad a cuatro consejeros del INE en 2020. Se dijo –en su momento– que era una vía para construir confianza. Mario Delgado, entonces coordinador de los diputados de Morena, sostuvo que el proceso se realizó conforme a lo que marca la ley y que se habían escogido a los mejores perfiles quienes estaban comprometidos con la democracia de este país.

¿También los consejeros seleccionados por Morena son deshonestos? ¿Se volvieron deshonestos en los casi dos años que llevan en el cargo?

El sistema electoral mexicano tiene deficiencias que –por supuesto– requieren mejora. Por ejemplo, tenemos un sistema sobre regulado, punitivo y muy costoso. Pero también cuenta con enormes fortalezas que deben preservarse. ¿Cuál es el balance de ambas? ¿Cuál es el consenso a fin de trazar los cambios necesarios?

México requiere una buena reforma electoral. Pero debe evitar una mala reforma electoral. Si lo que se avizora es una reforma para capturar a las instituciones electorales o para socavar el profesionalismo del INE o para reducir el pluralismo del sistema político, es mejor quedarnos como estamos.

COLUMNAS ANTERIORES

El PRI y la reforma eléctrica
Es ella, pero no se lo digan a nadie

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.