Síndico de Oro Negro 'pierde mano' en juzgado de NY
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Síndico de Oro Negro 'pierde mano' en juzgado de NY

COMPARTIR

···

Síndico de Oro Negro 'pierde mano' en juzgado de NY

20/08/2019
Actualización 19/08/2019 - 10:48

Fernando Pérez-Correa Camarena es socio del despacho de abogados Solórzano Carbajal, y el síndico designado en la quiebra de la petrolera Oro Negro, así como un gran aficionado a los juegos de azar. De hecho, en Internet se encuentran quizá más rápidamente resultados sobre sus estadísticas y resultados en torneos de póker, que sobre los juicios en los que participa. Ah, y cómo dejar de mencionar que fue también el interventor de la quiebra de Mexicana de Aviación, usted dirá.

Aclarado lo anterior, le tengo que contar que el jueves pasado en la trama 'Oro Negro', que aún se ventila en Estados Unidos, la jueza Shelley C. Chapman, de la Corte de Bancarrotas de Nueva York, le dio una zarandeada a Pérez-Correa mientras declaraba en la Corte. ¡Así como lo están leyendo!, pero no sólo eso, además expresó su incomodidad por el manejo poco transparente y los rodeos con los que Pérez-Correa ha manejado algunos pendientes de la quiebra.

Ojo, Pérez estaba siendo interrogado sobre aquella demanda que, usted recordará, interpuso Gonzalo Gil White contra diversos acreedores, bancos y bonistas, a quienes culpa del hundimiento de Oro Negro.

Antes de seguir leyendo, tómese un sorbo de su café y acomódese bien en su silla o sillón. Prosigo. Consternada, la jueza Chapman le expresó a Pérez-Correa que estaba “perpleja” sobre por qué mantenía oculta del juez mexicano encargado de la quiebra, la copia del contrato de venta de derechos litigiosos sobre dicha demanda.

Acto seguido, el síndico le respondió a la juez que si presentaba al juez mexicano la copia de ese contrato, todas las partes del juicio lo conocerían y se haría público… (Pequeño detalle, Pérez-Correa olvidó que se lo decía a una juez de Estados Unidos, donde TODO lo que entra y sale de la corte es PÚ-BLI-CO y no hay con que 'en lo oscurito') ¡Imagínense el numerito! Obvio, tras enredarse en sus propias palabras, Pérez-Correa fue interrumpido por sus asesores del despacho 'tú las traes' Quinn Emmanuel, quienes, con los ojos cuadrados por lo escuchado, optaron por pedirle a la juez suspender la audiencia para conferir con su cliente para que no siguiera metiendo la pata.

¿Qué sucedió? ¿Qué paso? Seguro se están preguntando y yo ¡poniéndole más suspenso a la nota! Ok, ok prosigo… La jueza le respondió a Pérez-Correa –redoble de tambores– que su respuesta sólo confirmaba que las decisiones sobre la demanda pendiente y la respectiva venta de derechos litigiosos, las debía tomar el juez mexicano, y que la Corte de Nueva York no estaba para solapar cosas que estuvieran prohibidas en México. ¡Sopas! Y ojo, seguro no les dijo nada aún a los abogados Quinn Emmanuel, porque aún no sabe de su claro conflicto de interés con las demandas, Gonzalo Gil y el síndico. Continuará…

¿Recuerdan mi columna que reveló “La historia detrás del helado de Elba”? Pues déjenme comentarles que recibí una carta de la oficina de comunicación de Redes Sociales Progresistas en la que me exigen derecho de réplica. El pero es que las aclaraciones no se referían a la información que yo publiqué, sino a “otro datos” que ellos afirman tener. Ejemplo, el truco de sus precisiones consiste en ¡comparar un informe del INE del 14 de agosto y no del 7 como yo lo hice! Otro ejemplo, me dicen que el INE ha avalado sus 10 asambleas y que la autoridad electoral está rebasada (escribieron, rebazada). Según mis fuentes, el INE sólo ha validado tres de las 10 asambleas y siete siguen en revisión. Sobre si la autoridad está rebasada o no, pues le corresponde al instituto de Lorenzo Córdova responder.

Para cerrar con broche de oro, cómo ven que el sábado el INE NO les validó la convocatoria para su onceava asamblea en Morelos por falta de quorum y les registraron irregularidades. En resumen, les salió más caro el caldo que las albóndigas.

Tras ver el actuar y el pésimo manejo del actual secretario de Seguridad Pública capitalino, Jesús Orta, el exsecretario Jesús Rodríguez Almeida, en los tiempos de Mancera, quien anda por París, sólo debe pensar: ¡De la que me salvé!

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.