Sobremesa

Entre candidatas, acosadores sexuales, la GN humillada y una gobernadora cínica, se llevará a cabo la 87ª Convención Bancaria

‘La bancaria’ convocará a los tres aspirantes a la Presidencia de este país, pero, como sabemos, las expectativas están entre Claudia Sheinbaum y Xóchitl Gálvez.

“La última y nos vamos”, dice el viejo adagio que ilustra siempre el fin de un encuentro, un ciclo o un momento. Es la frase que sentencia y que pone fin.

Café con piquete

Y es que el próximo jueves arranca en Acapulco, Guerrero, la 87ª Convención Bancaria de la ABM, la última que le tocará al gobierno de AMLO.

Una convención muy acapulqueña

‘La bancaria’ de este año se realizaría, originalmente, en Nuevo Vallarta, en el complejo turístico de Vidanta, del empresario y compadre de Ya Saben Quién, Daniel Chávez. Sin embargo, la sede se cambió a Acapulco, merced de la presión política de AMLO para llevar al puerto guerrerense este importante evento, con toda la derrama económica que implica y también enviar un mensaje a la opinión pública de que la región se está ‘levantando’ y ‘recuperando’ después de la desolación que dejó el huracán Otis. Sin embargo, esas son sólo palabras, pues la tragedia fue no únicamente por la devastación propia que causó el fenómeno natural, sino por el pésimo manejo del gobierno en sus tres niveles de gobierno: 90 por ciento lealtad, 10 por ciento capacidad o, si se puede menos, aún mejor.

Y ni qué decir del cómo están humillando a nuestras Fuerzas Armadas; si no me ha leído, hágalo: Ni el pueblo ni los delincuentes y menos el gobierno nos respetan: Guardia Nacional, y no se pierda la columna del viernes.

Fuerte doble

Hacerla en el puerto implicó muchas complicaciones para la organización, desde la designación de una sede (con habitaciones de hotel y salones de conferencias) que estuviera lista para recibir a los banqueros, hasta la logística que gira alrededor de un evento de esta magnitud.

Honor a quien honor merece: lo de la sede, en Mundo Imperial, lo lograron de manera sorprendente; lo de la logística ha sido un caos, sobre todo en la reservación de los vuelos, los cuales, además de que son pocos, están carísimos.

Ni contigo ni sin ti

La relación que ha tenido AMLO con los banqueros ha sido de claroscuros. Por un lado, lo sabemos, presumirá de una economía saludable y recuperada después de los estragos que provocó la pandemia de covid-19, con un ‘superpeso’ gracias a las remesas de los mexicanos expulsados del país, incluyendo las del narco que tanto cuida; una inflación, hasta cierto punto, a raya y con la mesa puesta para darse un festín de nearshoring, dadas las condiciones inmejorables que ofrece el país en cuanto a su ubicación geográfica, pegada a Estados Unidos, mano de obra competitiva y conectividad logística estratégica. Bueno, nos falta un hub, porque para la 4T el AIFA es suficiente, pero no, ese aeropuerto es suficiente sólo para mentes cuatroteistas. Ojo, hay que escuchar a Xóchitl y sus propuestas en el debate en el tema de infraestructura. Además, el año pasado el Presidente trató de suavizar su relación con los bancos y se comprometió con ellos a no cambiar las reglas del juego, pidiéndoles que “sigan haciendo negocios legales en el país y continúen obteniendo utilidades legítimas y razonables”.

Por otro lado, este gobierno cargará con el estigma de haber tenido siempre bajo la amenaza a los bancos; primero, con la idea de reducir y prohibir el cobro de comisiones por varios servicios; luego, con la intención de usar el dinero “olvidado” en las cuentas bancarias y destinarlo a la seguridad pública; después, con el riguroso cobro de impuestos y ahora con la propuesta de tomar el dinero de las Afores de personas mayores de 70 años que nadie reclame para financiar el Fondo de Pensiones del Bienestar; es decir, otra iniciativa clientelar.

Y claro, además del desatino de haber creado el Banco del Bienestar, que más que banco es una especie de oficina de cobro de ‘raya’, en la cual los beneficiarios tienen que formarse por horas para sacar el dinero (si bien les va y hay dinero en los cajeros) de sus becas, pensiones, apoyos y demás dádivas oficiales. Banco del Bienestar nació con el objetivo de hacer a un lado al sistema bancario y ponerse por encima del mismo.

La pasarela

‘La bancaria’ convocará a los tres aspirantes a la Presidencia de este país, pero, como sabemos, las expectativas están entre la corcholata oficialista, Claudia Sheinbaum, y la candidata de la oposición y de la ciudadanía, Xóchitl Gálvez, por el recibimiento que tendrán. Como quien dice, vamos a ver de qué lado está el corazoncito de los banqueros.

Esta pasarela de candidatos siempre ha sido un buen termómetro sobre cómo se visualiza la relación banca-gobierno en el próximo sexenio.

No está por demás recordar que hace 12 años sacaron en hombros a Josefina Vázquez Mota, lo que les costó un sexenio muy rudo en su relación con Enrique Peña Nieto; que hace seis años Andrés Manuel, justo en la pasarela, les advirtió que iba a soltar al tigre si él no ganaba; que Meade y Anaya se dieron un superentre por sus presentaciones; que hubo un sinfín de distractores a la hora de la presentación de Anaya para que nadie entrara, pero no surtieron efecto. ¿Qué pasará ahora entre Claudia y Xóchitl?, ¿a quien van a preferir? ¡Qué nervios!

Hace seis años levanté una encuesta entre los banqueros:

¿Qué instrumento financiero es cada candidato?

Y estos son los resultados, sin margen de error.

AMLO El Libretón

Anaya Un depósito salvo buen cobro

Meade Un Bono M

Ahora les pregunto, ¿cuál sería Claudia y cuál Xóchitl?

Los leo…

Agenda

En teoría, la agenda de ‘la bancaria’ tendrá contenidos interesantes sobre transición energética, educación financiera, inteligencia artificial, cambio climático, crisis del agua, biodiversidad y hasta un análisis sobre Claudia Goldin, premio nobel de economía, pero quién sabe cuánto público tendrán porque toda la agenda se movió ya que…

Redoble de tambores

Se sabía que AMLO estaría durante la inauguración del evento, pero por razones desconocidas cambió su participación para la clausura el viernes por la noche, algo que jamás había sucedido.

En la pasarela de los políticos yo no quisiera ser Evelyn Salgado, la gobernadora de Guerrero, pues con qué cara dará su discurso, bueno, con la cara dura que tiene, con el cinismo que la ha caracterizado, pues sin ruborizarse dirá que van viento en popa, ya que principios y valores se nota que no tiene; también hablará Jesús de la Fuente, presidente de la CNBV -y porfas, no dejen de leerme el miércoles, pues les platicaré de acosos laborales y sexuales en la comisión-, así como Victoria Rodríguez Ceja, gobernadora de Banxico, o Rogelio Ramírez de la O, quien seguro andará feliz porque puede ser transexenal, de ganar Sheinbaum, sin importar que con estos presupuestos la gente se quede sin medicinas o escuelas de tiempo completo, comedores comunitarios o tantas cosas tan importantes por cumplirle a AMLO sus caprichos del Tren Maya, AIFA y Dos Bocas, y el subse Gabriel Yorio.

Ah, y el gran suceso de ‘la bancaria’ es que el viernes cerraremos con el superespectáculo de María Laura Salinas, Myst, sí, seremos la envidia de propios y extraños.

Ya le contaré los pormenores y trascendidos de ‘la bancaria’ de este año. La última y nos vamos.

COLUMNAS ANTERIORES

A propósito del Cruz Azul
Los otros datos de Sedena

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.