Sobremesa

Olvídense de Coahuila, Edomex se está cerrando

Delfina Gómez es discriminada por su propio partido; Alejandra del Moral es una política joven, empoderada e independiente, pero nadie se identifica con su eslogan de valiente.

El lunes saqué un tuit preguntando ¿qué irán a hacer mañana a las 5 pm Mario Delgado y Horacio Duarte en la Cámara de Diputados con los 90 legisladores de Morena en el auditorio Aurora Jiménez, si dicen que Delfina Gómez va requetebién? ¿Para qué tanta caballería?

La respuesta fue “olvídense de Coahuila, métanle en Edomex porque se está cerrando”. ¡Así como lo están leyendo!

En Coahuila ya no hay izquierda.

Bastaron unos días de precampaña y lo que va de campaña para que la izquierda prácticamente se pulverizara y quedara sin ninguna oportunidad de competir por el cargo que el próximo diciembre dejará Miguel Riquelme.

Sumado a las diferencias, traiciones y ‘guerra sucia’ que se habían registrado la víspera de la etapa proselitista entre Armando Guadiana, de Morena, y Ricardo Mejía, del PT, muchas más cosas han pasado que hoy los tienen en un camino seguro a la derrota.

“Eres una vergüenza nacional”

Una gritoneada de antología cara a cara de parte de Marlenne Cañas de Mejía a Mario Delgado, en Saltillo -sin que nadie lo defendiera-, hizo que la hoguera se atizara, y unos días después, del war room de Guadiana filtraron un video donde Mejía Berdeja describe a AMLO prácticamente como un tirano: “Él no quiere aliados, quiere súbditos”, dice entre otras cosas el exsubsecretario federal de Seguridad.

Esto vino a salpimentar aún más el discurso de Ricardo Mejía, quien aseguraba representar los ideales del Presidente; la 4T símil -como le llaman en Morena al movimiento de Mejía (se vale reírse)- respondió y públicamente le dio la bienvenida a un grupo de inconformes con el partido de Mario Delgado, que tiró las playeras de Morena y se puso la del PT.

Si algo faltara, el propio Mejía dijo que primero muerto antes que dimitir en favor de Guadiana y aprovechó el viaje para darle una “repasada”, como se dice en el norte, a todas las corcholatas del Presidente que manifestaron su apoyo al abanderado de Morena, entre ellas, por supuesto, a Claudia Sheinbaum, de lo que debe estar al tanto AMLO, y quien pronto podría responderle indirectamente a su exsubalterno, sí, a ese que le mintió en su cara y que se le fue del gobierno federal sin despedirse.

A 23 días de la elección, Manolo “el cowboy urbano” Jiménez, candidato de la alianza ciudadana, avanza sin complicación mayor. Sorteó con éxito los tres debates -dos organizados por la autoridad electoral y uno por la IP- con astucia y serenidad. En el primero les ganó dejando que entre los que se disputan la representación de la 4T -Mejía y Guadiana- se hicieran pedazos; en el segundo, con propuestas claras y factibles, y en el tercero al poner en su lugar tanto a Armando Guadiana como a Ricardo Mejía.

Agárrense antes de seguir leyendo

“Honrado, honrado, usted no es”, le espetó a Guadiana, al recordarle una frase que el propio empresario carbonero dijo de él mismo en alguna ocasión. Mientras que a Mejía le recordó su origen acapulqueño, le anticipó su regreso -derrotado- a ese puerto y le recordó que en su currículum lleva ya más de 150 mil muertos por la fallida estrategia de seguridad federal, de la que hace no mucho presumía paternidad y de la que hoy trata de marcar distancia.

Les dije, sólo queda decir ¡ouch! Y se vale sobarse.

Súmele que, en un evento del pasado sábado en La Laguna, Manolo dejó en claro que, además de la fuerza que tiene en el sureste de Coahuila, la tiene por igual en la región lagunera, pues al evento celebrado en Torreón, como dice el corrido, “vino gente de onde quiera” y ahí se sumaron ciudadanos de San Pedro, Francisco I. Madero, Matamoros, Viesca y, por supuesto, del propio Torreón.

¿Qué le falta al exalcalde de Saltillo para ganar? Prácticamente nada... administrar su ventaja de aquí al 4 de junio.

¿El Edomex está perdido para la alianza?

La respuesta, de acuerdo con Mario Delgado y Horacio Duarte, es no, pues como ya leyeron, les dijeron a los diputados de Morena que las encuestas se estaban cerrando.

De hecho, el Tribunal Electoral ya sancionó a las encuestadoras que decían que la Delfis iba 20 puntos arriba porque no tenían metodología.

Ahora bien, ojalá Alejandra del Moral haga movimientos en su campaña y deje atrás su eslogan de valiente, pues nadie se identifica con éste. La soberbia no es buena consejera y en su equipo es lo que sobra.

Ojo, primera vez en la historia que tenemos a dos candidatas disputándose la gubernatura del Edomex. Por un lado, tenemos a Delfina Gómez, una delincuente electoral sentenciada, aunque ella diga que a ella no le llegó centavo alguno, sino que fue su partido. Delfina es una mujer discriminada y hasta devaluada por su propio partido, y súmele que trae como jefe de campaña a Horacio Duarte, quien salió de Aduanas entre señalamientos de corrupción con los Carmona, que financiaron, entre otros, a Mario Delgado y a Américo Villarreal. Y aunque no están para saberlo, déjenme recordarles que Sergio Carmona fue asesinado a tiros en San Pedro Garza García y su hermano, Julio Carmona, está desaparecido. Dicen los que saben que es porque es testigo protegido de la DEA. Cosa rarísima, pues sabíamos que eran huachicoleros, o ¿será por el tema del fentanilo que cruzaba por las aduanas en los tiempos de Horacio?

Por el otro lado está Alejandra del Moral, una política joven, empoderada e independiente como mujer; el pero, como ya lo dije, es su campaña, pero aún tiene tiempo de hacer una campaña no sólo de contraste, ¡sino también que diga qué ofrecerá! Y no es por ponerle limón a la herida, pero al coordinador de los diputados, Elías Rescala, no lo hemos visto un solo día en la calle -¿qué parte siguen sin entender que los políticos de escritorio no ganan?-, por lo que entre sus pares diputados trae… mal ambiente.

Ah, y si MC no llevó candidatos es porque los números no le daban, y ya ven que Dante Delgado antes muerto que sencillo.

Por cierto, hoy que tanto festejamos el voto de la SCJN contra el plan B, tenemos plan B gracias a la oposición que evitó la reforma constitucional, ¡eh!

No sale de Querétaro

Increíblemente, el otrora zar anticorrupción de la 4T, Santiago Nieto, hoy fiscal de Hidalgo con el gobernador morenista Julio Menchaca, parece no importarle el cúmulo de señalamientos que le hizo el exsenador Roberto Gil. Y no sólo eso, a Nieto tampoco parece importarle el incremento de delitos como secuestro y extorsión en Hidalgo, de acuerdo con los propios reportes de su semáforo delictivo. Y es que Nieto parece extrañar su natal Querétaro, porque un día sí y otro también se le ve realizando tardes de propaganda, pues -según él- será senador por este estado. Nieto -priistas, agárrense- ha estado recurriendo al apoyo del exgobernador José Calzada. ¡Ver para creer!

COLUMNAS ANTERIORES

La L-12, un juego de niños frente al tramo 5 sur
Son los responsables de la ‘whole enchilada’

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.