Sobremesa

AMLO vs. AMLO

A la 4T se le sigue haciendo bolas el engrudo en el tema de aviación, y la cosa se les pone cada vez más complicada.

Ayer finalmente la FAA reprobó a la AFAC como autoridad regulatoria de la aviación nacional en materia de seguridad aérea, degradando a México a Categoría 2. Así pues, la propia administración de AMLO se habrá puesto un balazo en el pie y enfrentará el riesgo de que otra de sus obras emblemáticas, el Aeropuerto Felipe Calderón, ¡ah no, perdón!, Felipe Ángeles, quede como aeropuerto nacional, pues las aerolíneas mexicanas no podrán operar vuelos hacia Estados Unidos desde allí, y la flamante terminal aérea ofertará vuelos como Santa Lucía-Toluca y de regreso. ¡No es broma, eh!

A la 4T se le sigue haciendo bolas el engrudo en el tema de aviación, y la cosa se les pone cada vez más complicada. La degradación a Categoría 2 por parte de la FAA es una raya más al tigre en la ya de por sí turbulenta construcción del aeropuerto de Santa Lucía.

Y es que al Felipe Ángeles si no le llueve le relampaguea: si no se le atraviesa un cerro, se le aparecen mamuts, se caldean los ánimos con los pobladores de la región o el tema del espacio aéreo nada más no queda listo. Porque, aunque la 4T se haga ojo de hormiga, no se nos olvida que Navblue no ha resuelto del todo la compatibilidad entre el AICM y el AIFA, por lo que una operación simultánea segura sigue siendo una mera apuesta. Pues de que pueden se puede, actualmente conviven, pero de ahí a incrementar la capacidad aérea, es otra historia.

¿QUÉ ES GRAVE?

Al Presidente esto no le quita el sueño y despreocupado afirma que no se trata de un tema grave, a lo que me pregunto: ¿cuál será el concepto de ‘grave’ para AMLO?

Estados Unidos es el mercado internacional más importante para México (70 por ciento de los vuelos internacionales es con este país) y juega un papel trascendental en la recuperación de la aviación nacional luego de la parálisis por el Covid-19. Ello, sin mencionar que México quedaría al nivel de países como Venezuela, Pakistán o Bangladesh en materia de seguridad aérea, que a su vez es un tema de seguridad nacional. ¿De verdad no le parece eso grave al Presidente? Sobre las razones por las que nuestro país está en esta cuerda floja mejor ni hablamos; no le quitaré el mérito a nadie, pero, ojo, quienes tuvieron desde octubre pasado para corregir las observaciones y no pudieron completar la tarea fueron: el general Carlos Antonio Rodríguez, director de la AFAC y el subsecretario Carlos Morán.

Un dato más: gracias al austericidio, digo, austeridad republicana de la 4T, en 2021 la AFAC recibió un presupuesto de 379 mdp, nada más 100 millones menor al del año anterior, que habrán ido a volar… ¿a dónde le gusta?, ¿a los ninis?, ¿para comprar votos? Ah no, eso es delito electoral.

NO ES LA PRIMERA DE GABRIELA GAMBOA

Qué cosa de presidenta municipal, primero amenaza al candidato por la alianza Fernando Flores y a su familia, por irle ganando, de acuerdo con las encuestas. Luego, salió a desmentir su audio.

Pero esta no es la primera vez que miente, baste recordar que el 15 de marzo de 2020 les informé que Gabriela Gamboa había dado positivo a la prueba de Covid-19 tras regresar de un viaje a Madrid. Acto seguido, mandó a sus personeros a negarlo asegurando que yo mentía. Pero su irresponsabilidad fue más allá, ya que el 17 de marzo, sin importarle estar contagiada y sin respetar la sana distancia, se reunió con alcaldes de Morena, con Yeidckol Polevnsky, Ramírez Cuellar e Higinio Martínez. (Abajo, la foto). Luego, el 18 de marzo, el ayuntamiento no sólo suspendió todas las actividades, sino que anunció lo que habían querido ocultar, que sí estaba contagiada y en aislamiento. ¡Quihúboles!

CAVANDO… SU TUMBA

Dicen los que saben que el primer artículo de la ley del hoyo es que, si te caes en uno, lo primero que debes hacer es dejar de cavar. Pero al parecer en este gobierno no saben de ello y siguen cavando más profundo en materia de adjudicaciones directas, como si no hubiera un siguiente gobierno que investigue lo que este viene haciendo.

El tema del momento es el del propofol. Si usted no ha oído hablar de este producto es porque es uno de los afortunados que nunca han tenido una intervención quirúrgica o ha sido intubado. Si no es de este grupo, lo anestesiaron con propofol. Ahora bien, el IMSS, del ya me vi en el 24, Zoé Robledo, la institución en el país que más adjudicaciones directas lleva a cabo, hizo lo mismo con quien en una investigación de mercado hecha a inicios de año cotizó sin haber tenido registro sanitario para su producto al momento de la investigación y con un precio mayor al de otros competidores. ¿Será que el entuerto es tan complicado que por eso aún no se publica el fallo oficialmente?

¿LICITACIÓN CARGADA?

Será hoy cuando Fonatur de Jimmy Pons decida cuál es la empresa a la que adjudicará el material rodante para el Tren Maya. Los únicos dos postulantes son la española CAF, en consorcio con Rubau México, y la francesa Alstom, con Bombardier y Grupo Gami de Manuel Muñoz Cano, dueño de Grupo Indi, los constructores favoritos de la 4T y de Sheinbaum. ¿Será que ganará?

Consulta más columnas en nuestra versión impresa, la cual puedes desplegar dando clic aquí

COLUMNAS ANTERIORES

Tarjeta del ‘malestar’ le debe a los adultos mayores
Pobre señora

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.