Leon Opalin

Suspensión de las exportaciones de electricidad de Rusia a Finlandia

La empresa Rao Nordic, con 100 por ciento de capital ruso, anunció que el suministro se iba a suspender debido a impagos.

Las exportaciones de electricidad de Rusia a Finlandia quedaron suspendidas el 14 de mayo pasado. La empresa Rao Nordic, con 100 por ciento de capital ruso, anunció que el suministro se iba a suspender debido a impagos, en un momento en que Finlandia se dispone a presentar su candidatura a la OTAN. Finlandia “sería un error”, ya que no hay ninguna amenaza para la seguridad de ese país, con el que Rusia comparte una frontera de mil 300 km.

En este contexto, los ministros de Relaciones Exteriores del Grupo de los Siete (G7) prometieron reforzar el aislamiento económico y político de Rusia, continuar suministrando armas a Ucrania y abordar lo que Alemania describió como una “guerra de trigo” librada por Moscú. Asimismo, afirmaron que el G7 “no recorrerá nunca” las fronteras que Rusia quiere imponer por la fuerza en su guerra en Ucrania.

La guerra en Ucrania podría registrar un giro importante

El general de división Kyrylo Budanov, jefe de la inteligencia militar de Ucrania, anunció a la cadena británica Sky News, que Putin está gravemente enfermo de cáncer y en Rusia ya está en marcha un golpe de Estado para destituirlo. Putin está en muy malas condiciones psicológicas y físicas. Padece varias enfermedades al mismo tiempo, una de ellas es el cáncer de tiroides.

Igualmente un exespía del Comité para la Seguridad del Estado de Rusia (KGB) aseguró, durante una entrevista con el diario británico The Sun, que Putin padece demencia en “etapa temprana” y parkinson. “A juzgar como se mueve, Putin puede estar sufriendo las etapas iniciales de la enfermedad de Parkinson u otro trastorno grave causado por algún tipo de cáncer, un tumor cerebral”.

Los miembros del Kremlin siempre han negado que haya algo malo con Putin, quien cumplirá 70 años en octubre; no obstante, durante su último discurso, amenazando a Occidente con armas nucleares, el mandatario parecía confundido y sin aliento, mientras hablaba. La semana pasada, durante las conversaciones con su ministro de Defensa, Sergei Sholgu, se filmó al presidente ruso agarrando la mesa y encorvado, lo que generó más rumores de que podría estar sufriendo de parkinson.

Algunos expertos también han señalado que Putin luce “hinchado y debilitado” e incluso comentaron que consultó a un médico especialista en cáncer de tiroides.

Los problemas de salud de Putin quizá fueron un elemento fundamental que explican por qué apresuró la invasión rusa a Ucrania. En este ámbito, ninguna fuente oficial por parte del Kremlin ha informado sobre la salud de Putin. Por lo pronto, ha trasladado a su familia a un bunker secreto en Rusia. Putin no solo se ha aislado físicamente, “sus opiniones se han endurecido y está mucho más aislado de otros puntos de vista”.

Putin podría no tener la misma perspectiva que tiene la inteligencia de Occidente de lo mal que les están yendo las cosas a las tropas rusas en Ucrania. Eso es lo que genera preocupación de cómo podrá reaccionar una vez que se enfrente a la realidad de que la situación para Rusia está empeorando, ha habido preocupación de que podría usar químicos y hasta un arma nuclear táctica. El temor es que haga algo increíblemente impulsivo y agresivo, como ‘apretar el botón’.

COLUMNAS ANTERIORES

Amenazas a la libertad
El papel del Papa Pío XII en el Holocausto

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.