Autonomía Relativa

Lo que viene

De los tres que van a la Presidencia, Claudia Sheinbaum puede hablar de una experiencia personal de gobierno, pero los otros dos también representan gobiernos de éxito.

Es muy probable que parte de los madrazos que veremos de uno y otro lado durante las campañas nublen la vista sobre la perspectiva de las candidatas y el candidato a la Presidencia en materia de gobierno. Creo que lo que veremos primero es un despliegue de capacidades oratorias y de desempeño histriónico de cada quien, cuya máxima exposición sean los debates.

Mezclado con las capacidades escénicas de desenvoltura, reflejos y demás vendrá lo que defiendan y ellas y él tendrán gobiernos con aciertos que exponer y fallas que defender. De los tres que van a la Presidencia, Claudia puede hablar de una experiencia personal de gobierno, pero los otros dos también representan gobiernos de éxito. Aquí algunas líneas que pretenden ser objetivas sobre las candidaturas a la Presidencia.

Claudia Sheinbaum, normalmente tiesa y de pocos reflejos, ha dado una serie de entrevistas esta semana en las que se ve claramente suelta en sus comentarios, tranquila en su desempeño y, con algo que ya sabíamos, capacidad técnica. Sheinbaum fue a lugares que no pisaba hace años, con periodistas satanizados por el desequilibrado que habita Palacio. Es una muestra de exponer diferencias, de acortar espacio en otros terrenos y de que se siente segura en cualquier lado. Un cambio sin duda, algo que se ve que ha trabajado. Lo demás será su defensa de la cuatroté en su conjunto: el gobierno de López Obrador y hasta el estilo y las broncas del propio Presidente. No se ve sencillo.

Xóchitl Gálvez cuenta naturalmente con soltura para las entrevistas, para el despliegue en público. Cuando sabe mezclar su frescura con datos y no se está riendo todo el tiempo, es tremendamente efectiva. Es carismática, sin duda, pero le ha costado trabajo encontrar su lugar preciso como candidata. Si bien es cierto que trae el desprestigio de los partidos en su costal, también trae los logros que a veces se quedan en medio del torbellino de la discusión nacional. Lo sucedido en Querétaro en el gobierno de Mauricio Kuri es una herramienta de muestra de los éxitos del panismo en el gobierno: una inversión de más de 5 mil millones de dólares por parte de Amazon. Esos éxitos también pueden ir en el costal de la candidata panista. Xóchitl es empresaria y puede poner de relieve esa figura ahora que las gelatinas han quedado atrás. Hay que decir que la intercampaña de Xóchitl fue mucho más exitosa que su proceso formal de campaña. Trae buena racha para el arranque.

Jorge Álvarez Máynez, el candidato de Movimiento Ciudadano de esta contienda, empezó mal, pero no se ha quedado atorado y ha tratado de salir adelante del primer mal paso. Su campaña será novedosa, como las que acostumbra ese partido, que pone un fuerte acento en la mercadotecnia electoral (debo decir que uno de mis hijos es funcionario de MC y participa directamente en la campaña de Álvarez Máynez). El reto que tiene no es sencillo: va contra dos mujeres que representan las opciones políticas más fuertes en el país. En un ambiente polarizado las fuerzas emergentes pueden quedar muy disminuidas. Sin duda, la parte fuerte de Jorge es la polémica, el desarrollo de sus ideas y la forma de plantearlas, puede lucir muy bien en un debate. Deberá arrancar con fuerza para llamar la atención.

En fin, es algo de lo que vendrá a partir del viernes.

COLUMNAS ANTERIORES

Roth en el espejo
La chairización del INE

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.