Vicepresidente de la Asociación de Ingenieros y Arquitectos de México, A.C.

Tecnológico Nacional de México: semillero de talentos

El TecNM forma al 41% de los ingenieros de todo el país y cuenta con 254 Campus Regionales.

Además de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), del Instituto Politécnico Nacional (IPN) y de las universidades particulares, existen instituciones que también forman talentos en ciencia, tecnología y otras áreas del conocimiento.

Es el caso del Tecnológico Nacional de México (TecNM), el cual tiene la capacidad de construir su propia infraestructura educativa con aportaciones de fideicomisos sociales y motivar a sus estudiantes, personal docente y administrativo a superarse a través del estudio.

El TecNM forma el 41% de los ingenieros de todo el país, cuenta con 254 Campus Regionales, una matrícula de más de 600 mil estudiantes, cifra que supera a la población de ese nivel de la UNAM, IPN y la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

El Campus Minatitlán del TecNM logra la formación de estudiantes de calidad profesional y humana, utilizando presupuesto público, siempre escaso, y las aportaciones realizadas por el Fideicomiso del Instituto Tecnológico de Minatitlán (ITM), ya en extinción, el cual fue creado por un grupo de importantes dirigentes y empresarios, entre ellos, el Ing. Antonio Murrieta Necoechea, quienes, en 1970, concibieron la idea de fundarlo para formar cuadros técnicos que apoyasen a Petróleos Mexicanos (PEMEX) en esa región.

El Fideicomiso y sus integrantes realizaron las gestiones necesarias para obtener el terreno que donó PEMEX, en donde se colocó la primera piedra para la construcción del Campus Minatitlán y además, aportaron recursos propios para finalizar su edificación.

Ahora, en otra acción para continuar con la formación de profesionales destacados, el pasado 6 de mayo fue inaugurado, en el Campus Minatitlán, el Centro de Educación, Capacitación y Tecnología “Dr. Luis Maldonado Venegas”, en honor a quien fue un prominente abogado veracruzano y Jefe de la Oficina del Secretario de Educación, Esteban Moctezuma Barragán, de 2018 a 2019 (año de su fallecimiento).

Este Centro Educativo fue la última acción del Fideicomiso del ITM, el cual solicitó al Instituto Nacional de la Infraestructura Física Educativa (INIFED) hacerse cargo del proyecto y la ejecución de los trabajos que comprendieron la dotación de aulas y laboratorios equipados con más 135 computadoras de última generación, para más de 4 mil estudiantes de la zona sur de Veracruz, quienes están inscritos en 8 carreras.

El Fideicomiso del ITM tiene el mérito de haber conseguido, en sus casi 50 años de existencia, diversos recursos para la formación de miles de estudiantes mexicanos, en su mayoría de Veracruz. Este esfuerzo es reconocido por el Dr. Enrique Fernández Fassnacht, Director del Tecnológico Nacional de México, y por el Mtro. Gelacio Montes Roa, Director del Campus.

Otro de los logros del Campus Minatitlán es la construcción de kioscos tecnológicos alimentados, a través de celdas, con energía solar, que proporcionarán electricidad para tener la señal de internet inalámbrico y el iluminado nocturno de las instalaciones. Este proyecto podría ser adoptado por otras instituciones educativas del país, así como para el consumo industrial y doméstico en grandes unidades habitacionales, principalmente las que se encuentran en los suburbios de las ciudades.

Envío mi reconocimiento, desde estas páginas de El Financiero, al Ing. Antonio Murrieta Necoechea, quien con su visión humana contribuyó a la creación de miles de talentos que servirán al desarrollo de México.

COLUMNAS ANTERIORES

Construcción, clave en la recuperación económica
Excedentes petroleros para infraestructura productiva

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.