Parteaguas

Mexicanos meten a ‘traders’ humanos en riesgo de extinción

Alphajet es una incipiente startup creadora de un bot que toma decisiones de compra y venta de bitcoin basadas sobre datos y no en emociones.

No tienen oficina propia, uno de ellos no ha llegado a sus 30, pero el mecanismo que construyeron ya recibió también un par de millones de dólares para contratar gente y convertirlo en empresa.

Están en el negocio de las fintech, pero no se sumaron a esa larga lista de gente que ofrece otra ‘tarjeta’ ajena a los bancos.

Su producto viene de un interés legítimo: ¿Cómo sacar más provecho? ¿Cómo ganar más dinero con las subidas y bajadas del bitcoin en beneficio de ellos mismos? Cualquiera puede hacerse esa pregunta, pero no todos son expertos en ciencia de datos, como Adrien Caudron y Luis Laris.

Uno, francés nacido en Lille, a 5 kilómetros de la frontera con Bélgica, con un MBA por Rice, quien vive en Houston; el otro es el más joven, chilango de nacimiento y yucateco por adopción, graduado en una maestría en ciencias por la Universidad de Tecnologías de la Información de Copenhague.

Juntos conformaron Alphajet, una incipiente startup creadora de un bot que toma decisiones de compra y venta de bitcoin basadas sobre datos y no en emociones. Cero FOMO, ese término en ascenso que refiere Fear Of Missing Out, o el miedo a perder una oportunidad. Las técnicas de compra y venta son las mismas que las de un trader humano, pero automatizado por inteligencia artificial.

“Usamos análisis técnico, análisis fundamental y análisis de sentimientos”, explica Caudron.

Como la gente, el bot hace caso a los tuits de Elon Musk, creador de Tesla, quien frecuentemente opina sobre criptomonedas, pero en lugar de reaccionar visceralmente, en segundos revisa la historia de los movimientos ante expresiones similares previas y verifica también las de otros protagonistas.

Las máquinas de Caudron y Laris cruzan eso con datos técnicos como el Índice de Fuerza Relativa (RSI, por sus siglas en inglés), que sirve para saber si el mercado exageró con una reacción. Luego definen si es momento de comprar o de vender y la transacción es ejecutada automáticamente. Todo, en un tiempo menor al que toma leer un renglón.

Los datos de Alphajet exhiben que en lo que va de este año, su modelo fue capaz de entregar beneficios 38 por ciento superiores respecto al caso de una inversión hecha en bitcoin normalmente.

El beneficiario, humano en este caso, solo recibe en su smartphone un mensaje de lo que compró o vendió Alphajet.

Ellos aún depuran el modelo de negocio, por lo que cuesta trabajo considerar este esfuerzo una ‘compañía’, pero el capital semilla que recibieron pronto los convertirá en una.

En un caso similar está Adolfo Cano, conocido por su actividad como socio del medio Cultura Colectiva, quien fundó NZT Capital, quien explica así uno de sus productos principales:

“(Es) un vehículo abierto manejado activamente, el cual a través de una tesis orientada hacia las finanzas descentralizadas ha producido un portafolio que ha generado rendimientos cinco veces mayores que los del bitcoin en el último año.

“NZT Capital es capaz de ofrecer un producto atractivo en cuanto a manejo de activos virtuales que supere rendimientos del mercado tradicional y cripto gracias a una tesis única, la implementación de inteligencia artificial y una gestión activa las 24 horas del día”.

Pero los casos de gestión de activos mediante tecnología automatizada en sustitución de un trader humano no se limita a las criptomonedas.

En San Diego, Enrique, un joven ingeniero de raíces mexicanas nacido en Texas, quien obtuvo un posgrado por la University of Southern California, ensaya un programa que realiza operaciones con casi todos los activos que operan en el mercado, incluyendo acciones y bonos.

Presume un rendimiento anua del 30 por ciento en el caso de su portafolio más moderado. La inteligencia artificial que aplica le permite modelar resultados potenciales hacia el futuro. Sobre este caso abundaré posteriormente.

Los mexicanos innovan como cualquiera cuando tienen la educación necesaria. Ahora la disrupción va por los traders, pero pronto irá por todos. La adquisición de habilidades es una cuestión de supervivencia.

COLUMNAS ANTERIORES

¿De qué están hechos los cubrebocas KN95?
Cuatro jefes en peligro de extinción

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.