Parteaguas

Diez mil dólares por un video ‘viral’

El tráfico en el Periférico es tan festivo como una tumba, pero esta palabra, en el contexto digital, equivale a dinero.

Eso ofrece Instagram a quien genere un buen video que genere tráfico vía Reels en Estados Unidos.

El tráfico de las 8:30 en el Periférico es tan feliz como una tumba. En cualquier ciudad que tenga periférico. Pero la palabra tráfico en el contexto digital equivale a dinero.

Tomen el ejemplo de Mercado Libre en el primer día de El Buen Fin que inició el miércoles. El director de la empresa argentina en México presume que vendieron un millón de cosas o artículos durante las primeras 24 horas de la promoción anual que honra el consumismo del neoliberalismo nacional.

Ustedes, mexicanos y su tráfico en línea, compran esta semana a un ritmo de 11 productos por segundo, 30 por ciento más que el año pasado, solo en esta plataforma que persigue el acceso de gente hacia su sitio y aplicaciones. Están gastando en Mercado Libre 79 por ciento más que el año pasado.

Y el año pasado ustedes gastaron como niños en domingo.

“Tuvimos un desempeño particularmente sólido en México, cuya contribución en unidades vendidas superó a Argentina, convirtiéndose en nuestra segunda geografía más grande en términos de artículos vendidos, una señal de que estamos consolidando participación de mercado en ese país”, dijo Pedro Arnt respecto a 2020, al hablar con inversionistas.

“Por primera vez en nuestra historia, México superó la marca de mil millones de dólares en volumen bruto de mercancías trimestral”, añadió el director de finanzas de Mercado Libre hace casi un año.

Dicho de otra manera: es muy probable que ustedes y su billetera rebasen por mucho una cifra de compras de 20 mil millones de pesos en este trimestre que inició en octubre. Referencia: esta empresa sin almacenes, nacida hace 22 años, se aproxima en México al monto de las ventas de Liverpool, que acumula más de 160 años de edad y decenas de establecimientos. Sin tráfico, Mercado Libre no podrá conseguir el rebase deseado.

Obtenerlo requiere contenido. Un sitio sin éste no tiene sentido. Puede tratarse de la vasta oferta de artículos y sus fotografías, amén de promociones de venta de equipos celulares o de computadoras, pero también de los videos que ustedes graben para TikTok, por ejemplo.

Ese contenido provocó que mil millones de personas de los más de 7 mil millones que habitan la Tierra, ya formen parte de la audiencia de esa red social asiática.

Facebook no habría podido comprar WhatsApp o Instagram, si no hubiese conseguido tráfico en su sitio gracias a las fotos que ustedes subieron. Esa empresa fundada por Mark Zuckerberg usa toda la información que le brindan gratuitamente para comercializarla vía sus servicios.

Meta, la empresa propietaria de Facebook e Instagram reacciona con preocupación ante el ascenso de TikTok, con ofertas que no eran comunes, premios individuales como ese de 10 mil dólares para ‘creadores’ con la suerte o el talento de generar contenido que genere tráfico mediante Reels, que tienen el formato de los videos verticales famosos de su competencia. Esas ofertas llegarán a más países próximamente.

No solo ellos están atentos. Google estableció un fondo de 100 millones de dólares justamente para repartir a quien genere YouTube Shorts, que es pan con lo mismo.

En México, hasta ahora solamente los medios de comunicación atienden el valor del tráfico. Sus directores revisan mensualmente el ranking de Comscore, como quien espera el resultado de una carrera de Fórmula 1. La entrada al top tres requiere un tráfico de unos 20 millones de usuarios mensuales.

Curiosamente, los ‘unicornios’ nacionales nacidos en el ambiente digital y cuyas valuaciones superan ya los mil millones de dólares, viven en un ambiente de ‘bajo’ tráfico.

Destaca acaso Kavak, la empresa vendedora de coches nacida en México, que de acuerdo con Comscore, tiene poco más de 1.5 millones de usuarios únicos mensuales. El resto, Konfío, Bitso y Clip, están muy por abajo del millón de usuarios mensuales en su plataforma.

Su próximo ascenso debe ser brutal, quizá como el de Mercado Libre. Pero eso depende de contenido que genere tráfico, en un juego que involucra a todos, y que lleva dinero a carretadas de los almacenes a la vida digital. Todo empieza con el tráfico.

COLUMNAS ANTERIORES

2022: ¿Adiós a las sucursales?
¿Tienen algo hecho de oro?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.