Parteaguas

A Mérida le salió un rascacielos

Si el presidente buscaba una imagen que ejemplifique el reciente desarrollo peninsular, podría considerar a The Sky.

Esa zona es más o menos del tamaño del Bosque de Chapultepec, pero está ubicada al norte de esta ciudad, en la salida al mar, y sus habitantes tienen un ingreso que les permite gastar en conjunto unos 100 millones de pesos al día.

En esa ubicación de Mérida, Yucatán, un grupo de inversionistas locales construirá lo que ellos llaman The Sky, el primer rascacielos del sureste de México.

Si el presidente Andrés Manuel López Obrador buscaba una imagen que ejemplifique el reciente desarrollo peninsular, podría considerar como candidata esta construcción de 36 pisos y 160 metros de altura.

Su inversión sumará mil 800 millones de pesos y la aplicarán a un ritmo de unos 75 millones por mes a fin de acabar en 2023, como tienen planeado los socios promotores del proyecto, José Enrique, Alejandro, y Patricio Gasque Mier; José Enrique Gasque Casares y Manuel Serrano Plowells, quienes encabezan el fondo Sky Capital, en el que según fuentes cercanas al proyecto, también participan inversionistas regiomontanos.

Atención: anunciaron este edificio nuevo durante una pandemia que justamente vació edificios en las grandes ciudades.

Ofrecerán 3 mil metros cuadrados de áreas comerciales y el detalle clave está en los 35 mil metros de oficinas y –ojo– consultorios médicos, en una ciudad que recibe con frecuencia inmigrantes de alto poder adquisitivo que se topan con un déficit de estos servicios recientemente cubiertos de manera parcial por el nuevo hospital El Faro, de Christus Muguerza.

¿Pero quién ocupará las oficinas? La pregunta es válida hoy en cualquier concentración urbana del mundo ahora que los confinamientos obligan al distanciamiento social.

Pero la creciente demanda es al parecer, inevitable. Consideren el ejemplo de Accenture, que dirige en México Jorge Castilla.

Esta consultora pretende replicar en Mérida la infraestructura tecnológica que hoy tiene en Monterrey. Abrió 100 plazas laborales en la capital yucateca, principalmente para el desarrollo de software, luego de analizar otras ciudades candidatas como León y Puebla. La meta es completar, como en Nuevo León, un equipo de mil 500 personas en tres años.

El equipo humano provendrá de una creciente red educativa de instituciones locales como la Universidad Politécnica de Yucatán, pero también con gente de otras regiones, interesada en el ecosistema digital del estado que cuenta con un Parque Científico Tecnológico cercano a Progreso y también al terreno de 10 mil metros cuadrados que ocupará The Sky.

Ese nuevo edificio será posiblemente envuelto y relleno por materiales que proveen empresas de arraigo local, como Millet Industria del Vidrio y Marbol, Industria Mueblera, ésta última, propiedad de Eduardo Martínez Bolio.

La actividad yucateca parece recuperarse por la vía de anuncios como el de Claudio Freixes, director de la exportadora de carne de cerdo Kekén, de Grupo Kuo, quien ayer advirtió de la contratación de otros mil 500 trabajadores para esta compañía que ya reúne una planta laboral de 7 mil personas.

También, por la vía de servicios a embarcaciones como las que provee la agencia de Trino Molina, quien atiende por primera vez requerimientos de mantenimiento de un crucero de Disney Cruise Line, en Progreso, que involucró los servicios de Amerisa Logistics, amén de la demanda hotelera de la tripulación y proveedores que durante este mes requirieron unas 500 noches de habitación. Todo ello aproxima la llegada de la anunciada inversión de la italiana Fincantieri para instalar un astillero en la entidad.

Tal dinamismo provoca la insistencia de José Antonio Loret de Mola, de construir un aeropuerto fuera de la zona urbana, dado que el actual, Manuel Crescencio Rejón, limita las posibilidades de desarrollo inmobiliario de la zona sur de la capital del estado.

Por ello, el norte de Mérida concentra todavía la ubicación de ejecutivos y sus corporativos, en una zona que reúne unos 67 mil hogares con ingresos unitarios que empiezan en 37 mil pesos y que incluye a más de 6 mil familias que superan los 100 mil pesos mensuales. Todo, justamente ahí, en donde anunciaron un rascacielos.

Las cifras las incluyó un estudio de la especialista en inversiones inmobiliarias Orange Investments, del regiomontano Pepe Villarreal. Vienen más anuncios, ya están avisados.

Director General de Proyectos Especiales y Ediciones Regionales de El Financiero

Consulta más columnas en nuestra versión impresa, la cual puedes desplegar dando clic aquí

COLUMNAS ANTERIORES

Amenaza un nuevo aumento en la gasolina
¿Por qué Natura no vende a través de Mercado Libre?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.