Moneda en el Aire

Sistema financiero sostenible

El sistema financiero juega un papel clave para financiar la transición hacia criterios ESG y cumplir las metas del país en materia climática y de desarrollo sostenible.

Quizá para muchos no sea uno de los temas principales en los que los bancos deban centrarse, pero lo cierto es que ante un mundo cambiante y que cada vez trabaja más en cuidar el medio ambiente, más vale que todos pongan un ojo ahí.

En Acapulco, varios banqueros coincidieron en la importancia de que las empresas que hoy reciben financiamiento sin que estén en el escrutinio y el ojo público sobre las prácticas bajo los criterios ESG que aplican, deben poner ya las “barbas a remojar”.

Como bien dijo Jorge Arce, presidente del Consejo de Administración y director general del Grupo Financiero HSBC, hay que proveer a los clientes de la banca, empresas principalmente, de herramientas para facilitarles su transición donde ellos ya tienen un programa de autodiagnóstico de su desempeño ESG y puedan tomar mejores decisiones informadas; de lo contrario, que se vayan preparando para no ser objeto de crédito.

Es un tema tan relevante en el mundo financiero, que el subsecretario Gabriel Yorio, quien llegó directo a Acapulco desde Washington, firmó un acuerdo con la Agencia Francesa de Desarrollo para que con los bancos mexicanos se trabaje para desarrollar un hub financiero sostenible, que pueda ayudar a la movilización de los recursos financieros hacia un país más incluyente y responsable.

Las acciones son diversas, no hay banco de los llamados del G7 que no esté trabajando en el tema, desde un BBVA, que lleva Eduardo Osuna y que se ha enfocado también en temas sostenibles ligados al financiamiento que otorgan, hasta tener –desde hace muchos años– una sede que sea totalmente amigable con el medio ambiente; o un Mifel, que lleva Daniel Becker, en cuyo nicho de mercado ha trabajado para reducir las emisiones de carbono, así como financiar empresas que estén alineadas en ese camino, todos sin excepción han trabajado en el tema.

Y es que el sistema financiero, en especial, la banca, juega un papel clave para financiar esa transición y cumplir las metas del país en materia climática y de desarrollo sostenible; es más, en corto, algunos directivos han reconocido que Pemex, por ejemplo, tiene mucho que trabajar en eso, y aunque sea uno de los negocios por momentos más rentables para las instituciones financieras, no descartan irle cerrando la llave del financiamiento por el poco trabajo que hace por reducir la contaminación que genera ¿Será?

México, la oportunidad de Mercado Pago

Ha sido una Convención Bancaria en donde todo el mundo fintech se ha dado una vuelta. En los pasillos algunas de estas empresas de tecnología platican sus planes, como es el caso de Mercado Pago, que lleva Pedro Rivas y que como bien ha dicho, hay “un montón” de oportunidades en el país.

Las herramientas tecnológicas digitales están a la orden del día, y hoy bajo la figura regulatoria de la Ley Fintech, están más que cómodos, ya que han logrado mantener su objetivo de dar los servicios y productos que sus clientes necesitan.

Eso sí, construir más y mejores productos y servicios es una tarea de todos los días, con la estructura legal actual lo han logrado, y eso no ha sido una limitante para el crecimiento que Mercado Pago ha tenido y considera que seguirán en ese camino de expansión.

Lo más importante en todo este tiempo, es que tanto fintech como bancos han logrado incrementar la competencia y eso beneficia a todos los usuarios.

Por lo pronto, hay que esperar más noticias sobre esta empresa tecnológica, que todo indica va con todo para competir de frente con bancos y fintech.

Siguen sin ponerse de acuerdo

La reforma a la Ley del Mercado de Valores se está analizando con todos los sectores y con las asociaciones de intermediarios. Todos sin excepción están analizando las propuestas que se están haciendo y buscan sacar a tiempo las disposiciones que establece la Ley del Mercado de Valores. Ahora el problema es ponerse de acuerdo todos para que se puedan sacar buenas disposiciones, reconoció la misma Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), que lleva Jesús de la Fuente.

¿Cuándo estarán? Depende del consenso entre todos, tal vez antes de que acabe el sexenio, o quizás más. Esto porque una ausencia que llamó la atención e inició especulaciones en la Convención Bancaria, es que justo la vicepresidenta de Normatividad, Aurora Cervantes, no acudió al encuentro financiero en Acapulco. Ojalá sólo haya sido cuestión de agenda y no una salida de la CNBV, en pleno momento de transición sexenal.

Acuerdo y desaires

Breve encuentro tuvieron algunos banqueros con la gobernadora de Guerrero, Evelyn Salgado, con quien firmaron un acuerdo para seguir apoyando al puerto en el tema de la reconstrucción tras el paso del huracán Otis.

La nota, más allá de la firma, es que varios directores de los principales bancos, optaron por hacer un rápido pase y salirse del encuentro sin quedarse hasta el final, y ojo, no porque tuvieran algunos pendientes más importantes que atender, sino porque para varios de ellos, comentaron con total franqueza, no era de su agrado la gobernadora y preferían la sana distancia. La crítica es por la forma en cómo manejó la crisis del huracán, y también, porque hay temas financieros que consideran afectan al estado y solamente no los solucionan.

Por lo pronto, la moneda está en el aire.

COLUMNAS ANTERIORES

México necesita crear área de inteligencia para atraer inversiones
Perder para ganar, la estrategia de Nu

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.