Moneda en el Aire

Claudia Sheinbaum, en busca de su equipo financiero

En el sector financiero y empresarial se discute quiénes podrían ser los mejores perfiles para estar al frente de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Con el arranque casi oficial de las campañas con miras a las próximas elecciones presidenciales en junio de este año, se inicia también una etapa, en donde al menos en el sector financiero y empresarial se siguen de cerca todos los mensajes que se lanzan y que tienen que ver con las futuras políticas públicas y el manejo de los recursos federales.

Con ello, también, las discusiones de quiénes podrían ser los mejores perfiles para estar al frente de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) en el siguiente sexenio y suceder a Rogelio Ramírez de la O, que hay que aclarar, de ser la candidata Claudia Sheinbaum Pardo la que gane las elecciones, se sabe que le gustaría que Ramírez de la O se mantuviera al frente. Sin embargo, el actual responsable de las finanzas públicas, se comenta, ha agradecido la invitación, pero no está en sus planes futuros continuar en el servicio público.

Por ello, se han iniciado las discusiones sobre quién podría ser el mejor elemento para acompañar a Sheinbaum en la SHCP, ya que también, al menos en el sector financiero, con los datos del arranque de este año, ya casi todos tienen descontado que resulte ganadora. Del futuro titular de las finanzas del país, anoten ya a varios que son mencionados.

Desde luego, está el actual subsecretario Gabriel Yorio, quien en estos años ha sido pieza clave en el trabajo con el sector financiero y a quien más conocen los directivos, y de quien se expresan de manera cordial, pero sobre todo reconocen que dado su cargo actual, es quien más conoce de cerca los temas más importantes del país en materia económica.

También, en estas consultas hechas en ‘corto’, y dado que son elecciones en donde las dos principales candidatas son mujeres, es mencionada Luz Elena González, actual secretaria de Administración y Finanzas de la Ciudad de México, y quien podría ser también la que rompa el techo de cristal y se convierta en la primera mujer al frente de Hacienda. De ella, reconocen la eficiencia y seriedad en el manejo de las finanzas de la ciudad más grande del país, con lo cual es una fuerte candidata, o bien como subsecretaria del ramo, haciendo equipo con Yorio.

En estas ternas, también el actual titular de Banobras, Jorge Mendoza, es mencionado como un futuro buen subsecretario, gracias a la labor que ha hecho en el banco y el trabajo con los estados y municipios, que se ha reflejado en poner en marcha obras importantes, cuidando las finanzas de la institución.

Eso sí, lo que les preocupa a todos sin excepción en el sector financiero, es que en el próximo Congreso no exista un balance adecuado.

El tren del AIFA

Como les comenté la semana pasada, de manera acelerada se trabaja para tener todo listo sobre las vías para el tren que uniría al Suburbano desde la Estación Buenavista con el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), que lleva el general Isidoro Pastor, en donde se contará con una terminal interna a donde llegarán los viajeros luego de 40 minutos en tren.

La segunda parte de este proyecto, según nos recordaron como parte de los planes de tener dos puertos aéreos conectados, es unir el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), a cargo hoy de Carlos Velázquez, con el AIFA con otra vía de trenes y así ambos aeropuertos estén unidos.

El proyecto que se ha venido platicando, que podría funcionar, ojo, y que desde luego podría cambiar, ya que le tocaría a la siguiente administración federal tomar la decisión, es modificar la terminal 1, para construir dos nuevas terminales, la 3 y 4, en donde están las plataformas remotas y la aduana, ahí junto al hangar de la Fiscalía General de la República. En esa zona, estaría la terminal del tren que podría conectar a ambos aeropuertos, y ahora sí detonar la movilidad de manera más segura y sobre todo, los vuelos nacionales e internacionales tener cierta seguridad de que en determinado tiempo puedan tomarse, sin el miedo al tráfico o las manifestaciones que hay en Ciudad de México y Estado de México, ¿será que lo logren?

Se vendió Prosa, ¿sigue E-Global?

Luego de varios años de análisis, la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) dio a conocer en septiembre del año pasado el resultado de su investigación sobre concentración de mercado por parte de E-Global y Prosa en el procesamiento de pagos, en donde recomendó a las autoridades financieras realizar ajustes en la forma en que operaban para eliminar barreras a la competencia.

Como todos saben, en diciembre del año pasado, se anunció la venta del 51 por ciento de Prosa, que lleva Salvador Espinosa, a Visa, que en México dirige Luz Adriana Ramírez, quedando diluidos los anteriores socios, que incluyen a Banorte, HSBC México, Invex, Santander México, Scotiabank México y Banjército, pero ya sin el control de la procesadora de pagos mexicana.

Ahora, la siguiente venta que podría darse, según se especula en el sector financiero, es la de E-Global, la cual pertenece a Banamex y BBVA México, si bien podrían seguir siendo accionistas, el control sería cedido al nuevo socio, dado que Visa adquirió Prosa ¿Cómo verían a Mastercard tomando el control de E-Global?

Pemex, la baja que no fue sorpresa

De ser la joya de la corona hace unas décadas, para luego ser convertida en una empresa productiva del Estado que no logró despegar y ahora cerca de caer en “especulación de alto riesgo”, dado la rebaja de la calificación que le propinó la agencia Moody’s y la perspectiva negativa en la que la ubicó, colocan a Pemex casi en punto muerto.

Para los principales financieros del país, simplemente está muy lejos de que Pemex, que lleva Octavio Romero, pueda tener alguna ayuda sustancial, ya que simplemente no hay recurso suficiente para que se le ‘inyecte’ vida ni en esta ni en el arranque de la próxima administración, por lo que su futuro es incierto.

Por lo pronto, la moneda está en el aire.

COLUMNAS ANTERIORES

Tren Maya también dañó carreteras
Los retos del ‘nearshoring’

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.