Moneda en el Aire

La BMV y los bonos ESG

La emisión de bonos ESG ha tenido un aumento de más de 41 por ciento. Los hay sociales, sustentables, verdes y hasta uno azul.

El panorama en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) ha cambiado mucho en el último año, pero algo que quizás poco se ha destacado es el impulso que cada día está teniendo la colocación de bonos ESG (Environmental, Social and Governance), y que muy pronto veremos que será una tendencia.

Si bien muchas de las noticias han estado centrada en los deslistes o castigos a algunas empresas incumplidas, hoy todo indica que ese tema ya fue superado, por lo que ahora que se realiza el encuentro anual de las emisoras uno de los temas que está cobrando auge por todas las implicaciones que tiene es el de la reducción de la huella de carbono, el disminuir el impacto en el medio ambiente, apoyar causas sociales y sostenibles, así como de género, y es vía la emisión de bonos ESG en donde literal ha tenido como dicen los expertos en el tema un “crecimiento bestial”, ha sido un aumento de más de 41 por ciento, ya que hay bonos verdes, sociales, sustentables, hasta un bono azul, por lo que el panorama se ve bastante bien.

Como bien dice el director de la Bolsa y un experto en estos temas, Oriol Bosch, los reportes de las emisoras han sido bastante positivos este año y pese a todo el ambiente externo que se percibe y temas políticos, la Bolsa mexicana sigue siendo una opción.

Si se hace un balance de los mercados estos han estado estables; ha habido más entradas que salidas, por lo que pese a todo lo que pudiera pensarse, se ve un buen panorama en la segunda mitad del año; por lo pronto, el encuentro en Cancún que inicia hoy será también un buen termómetro para ver en qué se enfocarán las emisoras; obviamente todo mundo habla de la futura colocación de Banamex, de la cual aún falta mucho, mucho por definirse.

* * *

Y en el otro lado de la moneda, ahora sí se va a poner bueno, porque pasamos de que los bancos regalaran vajillas o hicieran rifas a que sus cuentas otorguen mejores rendimientos a los clientes. La competencia en ese tema inició con más fuerza cuando empresas de tecnología, que ahora tienen entidades reguladas, ya sea Sofipos o bancos voltearon a ver lo que realmente hoy quieren todos: rendimientos por tener su dinero en sus cuentas.

Así, desde Broxel, que trae por cierto todo el impulso y lo veremos dando más sorpresas tras su alianza con la Financiera del Bienestar ya que reciben las remesas y ofrecen interesantes rendimientos, también están Nu y Dinn, las dos primeras son bancos, la última es una marca asociada al banco Actinver. Pues ahora a este boom, se une el banco Ualá. Así es, el grupo argentino que compró al mexicano ABC Capital, nada más tuvieron el visto bueno de las autoridades y ya iniciaron el proceso de captación. Ualá, que solo se llamará así ya que no utilizarán el nombre de banco –aunque sí lo son–, ofrecerá una tasa de 9.0 por ciento anual sobre el saldo que tengan en su cuenta y pagarán rendimientos diarios mismos que podrán ver en su aplicación.

Es un hecho que tanto Sofipos como bancos, sobre todo con enfoque de ser digitales, están peleando por atraer a clientes que son cada vez más exigentes en esos temas, por lo que hay tasas desde 9.0 por ciento o más, y las opciones están creciendo, esto además va de la mano de la innovación. Por cierto, un dato a seguir en el caso de Ualá es que todos los accionistas mexicanos decidieron permanecer en el banco. Aunque también otros han impulsado el cash back (regresar en efectivo por usar la tarjeta en compras) como es la marca Billú que es el banco digital de Afirme; ya veremos que más opciones nos presentan conforme se vayan integrando los nuevos bancos digitales. Por lo pronto, la moneda está en el aire.

COLUMNAS ANTERIORES

Plata Card, experiencia y tecnología
Aquí los nombres de los próximos bancos

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.