Moneda en el Aire

¿Preparados para el 2023?

A pesar de las criticas que pueda tener la administración actual, ha tomado algunas decisiones que permitirán salir adelante de manera mucho más fácil.

Si pensábamos que el nuevo año nos traería tranquilidad financiera y solo un ambiente positivo en todos los sentidos, temo decepcionarlos, ya que al menos las últimas semanas los análisis realizados por los principales directores de los bancos indican lo contrario, ya que anticipan el 2023 como un entorno ‘desafiante’, por decir lo menos.

Tras el regreso de las reuniones presenciales, los brindis y análisis de lo que fue este 2022 y de lo que nos espera el próximo año, más vale que nos empecemos a ocupar antes que preocupar, ya que el panorama no pinta tan alentador.

Y es que la experiencia de los principales directores de los bancos en el país, les hacen prever que la confianza de las familias al arranque del año no será positiva, ya que se iniciará con un año como hace décadas no arrancaba, con inflación y tasas de interés altas y por ende el consumo se verá frenado, consideró Adrián Otero, director de Scotiabank México.

Aunque eso sí, en el caso de los bancos, han optado por ‘aguantar’ lo más que se pueda en trasladar el incremento de tasas de interés a los clientes, manteniéndose niveles de un dígito en hipotecario, por ejemplo, y coincidiendo con Héctor Grisi de Santander, que en enero toma posesión en Madrid como el nuevo director global, que un bien inmueble sigue siendo una opción recomendable para hacer un patrimonio o invertir.

Lo positivo en este entorno, es que pese a todas las criticas que pueda tener la administración actual, todos coinciden que mantener la disciplina fiscal con niveles muy sanos de deuda; un banco central actuando adecuadamente; un bono demográfico y un sistema financiero sano y activo permitirá que se pueda salir adelante de manera mucho más fácil, si se llega a complicar mucho más el panorama en 2023, al menos ya sin pandemia.

Y como bien dicen, de 2020 a la fecha todos se han ido logrando adaptar a las circunstancias, incluidos los bolsillos de millones de mexicanos; sin ser pesimistas, consideran que en 2023 se tendría que hacer lo mismo, lo que es cierto es que no se ven muy entusiasmados los ánimos sobre el panorama para el próximo año, así es que si hay oportunidad de poner en orden las finanzas personales y de su negocio, hay que empezar a hacerlo.

* * *

Y en el otro lado de la moneda, ya quedó completo el próximo comité que presidirá la Asociación de Bancos de México (ABM) en 2023 y que encabezará Julio Carranza, recién nombrado presidente del Consejo de Administración de BanCoppel, quien estará acompañado de Jorge Arce, como vicepresidente, quien será la primera vez que participe en la ABM con un cargo, que por cierto fue electo sin hacer campaña. Sus colegas decidieron que era el mejor para representar a los bancos integrantes de esa vicepresidencia. Repiten como ya había comentado, Daniel Becker y Raúl Martínez como vicepresidentes; sigue sin definirse si es BBVA o Banamex quién llevará la vicepresidencia, pero dado el proceso de venta que lleva actualmente Banamex podría mantenerse al frente el banco azul. El único pendiente sigue siendo quién será el presidente ejecutivo de la ABM, y si bien han tenido avances sigue siendo un club de Toby (eso sí con apertura). por lo que estaría bien que una mujer fuera integrada a esa posición: si ya aplicaron cambiar de sede, no estaría de más que también por primera vez tuvieran una mujer como presidenta ejecutiva. Por lo pronto, la moneda está en el aire.

COLUMNAS ANTERIORES

Infraestructura eléctrica, clave para el futuro de México
Inversión en infraestructura sigue adelante

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.