Moneda en el Aire

Ahorrar, ¿el pendiente de los mexicanos?

El ahorro registrado en las instituciones formales sigue creciendo, y también lo hace entre la población que tiene Afore, pese a las minusvalías, sigue siendo una buena opción para ahorrar.

Entre puentes y días festivos el Día Mundial del Ahorro que fue ayer, quizás para muchos paso de noche, pero es un tema en el que cada vez más mexicanos no solo toman acciones para hacerlo de manera más consciente, sino que ya hay avances sobre dar el siguiente paso e invertir.

En un momento en que la inflación está al alza, dar el siguiente paso de ahorrador a inversor es parte fundamental para proteger nuestro dinero, porque si bien es cierto que más del 30 por ciento de la población mayor de edad no tiene un producto financiero formal, también hay 41.1 millones de personas que sí tienen al menos una cuenta de ahorro formal (cuenta bancaria o en institución financiera), cifra que representa 49.1 por ciento de la población en ese rango de edad, aunque desafortunadamente sigue habiendo una brecha importante entre el número de ahorradores mujeres y hombres de más de 13 puntos porcentuales.

Sin embargo, lo positivo es que el ahorro registrado en las instituciones formales sigue creciendo, y también lo hace entre la población que tiene una Afore, pues ahí pese a que se han registrado minusvalías sigue siendo una buena opción para ahorrar; los datos de la Consar mostraron que el saldo del ahorro voluntario creció 6.0 por ciento anual en septiembre y superó los 107 mil millones de pesos, lo que muestra que poco a poco se ha convertido en una opción para los mexicanos.

Y en eso ha contribuido la labor que ha venido haciendo el sector de las Afores de explicar las ventajas de hacer uso del ahorro voluntario, ya que existen más de 15 mil puntos para efectuar depósitos de ahorro en efectivo, desde tiendas de conveniencia de todas las marcas conocidas, seis plataformas digitales por las que se pueden hacer cargos a las tarjetas de débito, o cuando se consume con un plástico se puede destinar centavos cada vez que se use y el ahorro voluntario crece casi sin darse cuenta, pero aún así se reconoce que hay trabajo por hacer.

Por eso, hay que seguir de cerca y participar en todo lo que será el encuentro de Amafore este mes, en donde además de haber ponentes de primer nivel, los temas a tratar permitirán tanto a expertos como a quién tiene una afore entender cómo se maneja nuestro dinero para tener una mejor pensión, y algo interesante es que en otros países la reforma que entró en vigor recientemente que, por ejemplo, acorta las semanas e incrementa el porcentaje de aportaciones obligatorias para dar una mayor pensión está siendo evaluada por otros países para “tropicalizarla” y adaptarla, ya que es vista por los de afuera como un buen cambio que beneficia a los trabajadores.

***

Y en el otro lado de la moneda, la competencia en el sector de las Sociedades Financieras Populares (Sofipos) esta más que interesante, ya que como saben hay varias empresas tecnológicas que operan o están en proceso de tener una, y que han literalmente revolucionado el sector popular con sus propuestas, ahí están desde Kubo Financiero con una amplia experiencia en ese segmento, también Broxel y Nu México, (que es parte del gigante brasileño Nubank) y hora con la fusión de CAME y Te Creemos suman como bien dicen más de 50 años de experiencia y surte efecto a partir del 31 de octubre del 2022.

Con más de siete mil 53 millones de pesos, es una de las Sofipos más grande del sistema y representará algo así como el 19 por ciento del sector. Parte de las ventajas, además de la eficiencia en la operación, es que los datos de morosidad disminuyen sustancialmente, pero algo que veremos mucho más es que opera sus sistemas en la nube, actividad que fue avalada por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), que por cierto tiene tareas pendientes en esos temas para que más instituciones sigan esos pasos tecnológicos.

Por lo pronto, la moneda está en el aire.

COLUMNAS ANTERIORES

Petróleo en México, entre el abandono y la oportunidad
Así apoyará la banca a Claudia Sheinbaum

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.