Moneda en el Aire

Profesores y estudiantes de medicina, gracias

Poco se les reconoce a los maestros que han estado junto con sus alumnos aprendiendo ‘en vivo’ cómo lidiar con esta crisis sanitaria; otros participan en el proceso de vacunación.

El último reporte indica que hay 14 estados del país que permanecen en color verde, 15 en amarillo, 3 en naranja y ninguno en rojo, y de la mano de estos datos, el avance en la vacunación en el sector educativo ha sido más que veloz, y justo en el marco de la fecha en que se les festeja el Día del Maestro este próximo sábado.

La pandemia planteó un reto para los maestros de todos los niveles, lo que llevó a transformar la forma en que interactuaban con sus alumnos; la modalidad a distancia fue adoptada por miles de ellos, usando sus recursos y su ingenio. Sin importar si son maestros del sector público o privado, puedo afirmar que miles han dado lo mejor de sí en este año, e incluso trabajado muchas más horas de lo que millones de padres y autoridades pueden creer.

La educación a distancia no ha sido nada fácil, y es cierto, mucho se ha perdido en este año, pero quizá hay un segmento educativo en el que esta pandemia ha sido especialmente cruda, me refiero a los profesores y estudiantes de medicina. Poco se les reconoce a los maestros que han estado junto con sus alumnos aprendiendo ‘en vivo’ cómo lidiar con esta crisis sanitaria; otros más participan en el proceso de vacunación que ayudará a reactivar a la economía.

Las escuelas públicas del país como la Universidad Autónoma de Guerrero apoyan, por ejemplo, en las brigadas del Plan Nacional de Vacunación contra el Covid-19; ahí más de 200 estudiantes de la Facultad de Medicina han estado al pie siguiendo los protocolos, de la mano del profesor y epidemiólogo Keynes García Leguízamo. Y como este ejemplo, hay en todo el país.

La UNAM, como sabemos, incluyó a más de 5 mil 166 universitarios para participar en las brigadas de vacunación a jóvenes de las carreras de medicina, enfermería y odontología, todos ellos han trabajado en este reto de la mano de sus profesores de ciencias de la salud.

Y justo por este trabajo de maestros y estudiantes, el sector privado, como es Banco Santander que ha estado enfocado en temas educativos, abrió el programa Becas Santander Estudios | Epidemiología –Johns Hopkins University– UNAM con la finalidad de impulsar las herramientas epidemiológicas esenciales para la práctica de la salud pública, por lo que crearon un programa para promover las herramientas epidemiológicas básicas para medir la salud de las poblaciones, evaluar intervenciones, recopilar y analizar datos e investigar brotes y epidemias.

En el caso del área de medicina, las becas en la Johns Hopkins University son para alumnos, graduados, posgraduados y profesores como un pequeño reconocimiento a su labor; Arturo Cherbowski, director ejecutivo de Santander Universidades y director general de Universia México, considera que con esta primera etapa de 200 becas ayudará a que maestros y estudiantes puedan resolver problemas reales a los que se enfrentan los epidemiólogos.

Ojalá estas opciones se amplíen pasada esta crisis, pero hoy a todos aquellos profesores comprometidos con transmitir la mejor enseñanza a sus alumnos, gracias.

* * *

Y en el otro lado de la moneda, el 13 es de buena suerte y si no hay que preguntarle a Exitus Capital que justo celebra hoy sus 13 años de operación y lo hace dado la sólida posición financiera que alcanzó con el acceso a un préstamo sindicado estructurado por Goldman Sachs de 100 millones de dólares a cuatro años, recursos que serán para que las Pymes tengan mejores soluciones financieras, nos contó Carlos Rahmane Sacal, presidente del Consejo de Administración de Exitus Capital, más aniversarios así. Por lo pronto, la moneda está en el aire.

COLUMNAS ANTERIORES

El Salvador y el bitcoin (II)
El Salvador y el bitcoin

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.