La improvisación
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La improvisación

COMPARTIR

···

La improvisación

14/11/2018
Actualización 14/11/2018 - 12:13

Y va de nuevo.

Lo que sabemos del próximo ejercicio de participación ciudadana hecho por el presidente electo Andrés Manuel López Obrador:

• El próximo sábado 24 y domingo 25 de noviembre habrá una nueva consulta para definir el futuro de megaproyectos y programas sociales del próximo sexenio.

• Será realizada por la Fundación Rosenblueth, la misma que organizó la del Nuevo Aeropuerto Internacional de México.

• La consulta se realizará en las mismas mil 73 casillas, ubicadas en los mismos lugares.

• Entre los proyectos y programas que se someterán a consulta, según Andrés Manuel López Obrador, se encuentran: el Tren Maya, la refinería Dos Bocas, el tren del istmo de Tehuantepec, becas para jóvenes, becas para alumnos de preparatoria, pensión universal para adultos mayores y la pensión para personas con discapacidad, todos estos temas en el mismo ejercicio ciudadano.

• El Tren Maya, en caso de ser favorable el resultado de la consulta, iniciará su construcción el 16 de diciembre de este año.

• En caso de ser negativa la respuesta a la consulta del Tren Maya, sólo se rehabilitará la guía existente.

Lo que no sabemos es preocupante. Ayer, en entrevista en el espacio Así las Cosas de W Radio, Rogelio Jiménez Pons, próximo director del Fondo Nacional de Fomento al Turismo y responsable del proyecto del Tren Maya, planteó más interrogantes que certezas.

Ante la pregunta directa: “¿Dónde podemos consultar el proyecto ejecutivo y el documento de impacto ambiental?”, hay que enmarcar su respuesta: “Hoy por hoy tenemos un problema económico, todavía no somos gobierno y nos están ayudando los estados, estamos haciendo… yo creo que a partir de… déjame ver si la próxima… ha habido distintas publicaciones… fíjate que yo creo que subiríamos en breve a Internet y a redes lo que se tiene hasta la actualidad (…) Sí, mira, yo creo que lo que hay que tener… nada más… este, yo creo que para el lunes estaremos subiendo lo que se tiene, se está reeditando, que tenga un nivel de divulgación y no sean unos rollotes gigantescos, yo creo que para el lunes que entra ya tenemos eso en las redes forzosamente. Nos interesa mucho divulgarlo porque sí es importante que la gente esté tranquila, que la gente lo conozca, que la gente vea qué tenemos hecho y qué hemos avanzado”. Sobra decir que es una transcripción literal. A 10 días de la consulta, no podemos revisar ningún documento formal del Tren Maya; según su responsable, estarán a partir del lunes 19 de noviembre, aunque después agregó que podría ser por partes, hasta el miércoles 21.

Cuando lo cuestionamos sobre las preguntas de la consulta, la presentación formal del proyecto por parte del gobierno en transición, las ambigüedades vuelven a presentarse: “Déjenme organizarme, yo ahorita ando en el sureste, en Isla Mujeres; de hecho yo estoy presentándolo en distintos foros a los inversionistas, yo creo que lo tenemos que hacer pa’ la semana que entra”.

Todo se hará la siguiente semana, según el responsable del proyecto, y todo indica que la consulta fallida del nuevo aeropuerto será superada por la del Tren Maya, no sólo por la falta de rigor en la metodología, sino porque ahora ni siquiera sabemos sobre qué proyecto vamos a decidir. En realidad conocemos un video de tres minutos, un documento de PDF que circula en WhatsApp e ideas sueltas de distintas voces del gobierno electo; nadie sabe con certeza los alcances del proyecto.

Seguirá el modus operandi para legitimar las decisiones de Andrés Manuel López Obrador, otra consulta que acumula ejercicios para normalizar la nueva manera de gobernar. Muchos dicen que es un “nuevo sistema”, yo lo veo como la política de la improvisación.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.