Sigue la crisis en el PRD
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Sigue la crisis en el PRD

COMPARTIR

···

Sigue la crisis en el PRD

20/11/2018
Actualización 20/11/2018 - 13:48

Se mantiene en cuidados intensivos y lo conectaron a un tubo de alimentación y a un respirador, pero aún es imposible saber si sobrevivirá.

Por lo pronto, no se ven aún muestras de mejoría, libraron su Congreso, a pesar de los sillazos, y reducirán sus gastos con la dirección colectiva, pero continúan las tribus y el desgaste.

Como señaló el senador Juan Zepeda: “No nos hemos dado cuenta que estamos agonizando y el último aliento lo utilizamos para seguir peleándonos”. Así el PRD pasa lo que es muy posible serán sus últimos momentos, sino logra articularse y transformarse.

Un partido con deudas, con un sólo gobernador, que sufrió la peor desbanda que se ha visto en la historia de nuestro país y que todavía tiene en sus filas a personajes que están más con Morena que con el PRD.

Sí, el PRD fundado en 1989 quedó fuertemente dañado con la conformación de Morena y entró a cuidados intensivos en la elección federal pasada, cuando perdió su principal bastión, en donde gobernó desde 1997, la Ciudad de México, que quedó también en manos de Morena. Así como Tabasco y Morelos, que ganó el aliado de Morena, el PES, con Cuauhtémoc Blanco.

Después de los sillazos, con su mayoría, las tribus lograron un primer acuerdo para tener un representante en la dirección colegiada: Karen Quiroga Anguiano, Fernando Belaunzarán, Ángel Clemente Ávila Romero, Adriana Díaz Contreras y Estephany Santiago.

Pero en definitiva una dirección colegiada sólo les servirá para reducir gastos, ya que pasaron de 25 a sólo cinco carteras, pero la sobrevivencia del PRD es algo que se ve todavía muy difícil.

Fernando Belaunzarán asegura que murió la tribucracia y que su cartera en la dirigencia desde ningún punto de vista implica que obedezca a la corriente a la que pertenece, Los Galileos.

Respecto a la sobrevivencia de su partido, señala que todavía lo ve como algo difícil, y asegura que sólo será posible si se abre a la sociedad y a distintas organizaciones para convertirse en la oposición del gobierno hegemónico que iniciará el 1 de diciembre.

Y advierte que Hugo Chávez tuvo éxito en Venezuela porque nunca hubo una oposición capaz de confrontarlo, se la han pasado divididos y eso permitió la llegada de Nicolás Maduro al poder.

Actualmente el partido del sol azteca tiene 20 diputados y es la séptima fuerza por debajo de casi todos, a excepción del Verde, y en la Cámara alta tiene cinco senadores (es decir, está a punto de no tener bancada). Por cierto, su coordinador, Miguel Ángel Mancera, ni siquiera está afiliado al partido, y está en el último lugar junto con el PES.

El PRD llega a esta crisis política de la mano con una crisis económica. Está a punto de terminar de pagar los 120 millones de pesos que adeuda por la elección de Andrés Manuel López Obrador, en 2012, para empezar a pagar los 105 millones por la deuda de 2015.

Debe además 70 millones de la elección en el Estado de México, en 2016; 18 millones de pesos de la elección de Rodrigo Gayosso en Morelos; 18 millones de la elección federal de 2018, además de otros picos.

Y si les gana Carlos Ahumada la demanda que tiene contra ellos, tendrá que pagar 520 millones de pesos.

Por cierto, los perredistas aseguran que la salida de Héctor Serrano del partido fue un acto de gratitud, ya que está preparado para ser investigado por la próxima jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.