Perspectiva Global

Los precios de las gasolinas y la deuda del gobierno

Mientras las gasolinas no se han incrementado en términos reales en lo que va de la actual administración, la deuda gubernamental sí lo ha hecho.

A pesar de que el título puede tener una connotación más ambiciosa de lo que pretendo platicar en este espacio hoy, debo advertir al lector que no llevaré a cabo un análisis sobre la relación de los precios de las gasolinas y la deuda del sector público en México. Solo me limitaré a comentar sobre ambos temas por separado. En este sentido, varias personas me han preguntado recientemente si los precios promedio de las gasolinas se han incrementado en términos reales y si la deuda del gobierno se ha incrementado en estos 29 meses de la administración actual. La respuesta es que los precios de las gasolinas no se han incrementado en términos reales en lo que va de la actual administración. Sin embargo, la deuda gubernamental sí se ha incrementado tanto en términos nominales, como reales y en porcentaje del PIB. Detallo los cálculos a continuación utilizando información oficial.

Precios de las gasolinas. Utilizando los datos oficiales del gobierno federal, provenientes de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), el precio promedio de la gasolina ‘regular’ se encontraba en 19.29 pesos por litro el 1 de diciembre de 2018 cuando tomó posesión nuestro presidente. Asimismo, el precio de la gasolina ‘regular’ al último dato que contiene la serie, es decir al 28 de febrero de 2021, se encontraba en 19.98 pesos por litro. Esto representa un incremento de 3.6 por ciento. Por su parte, el precio promedio de la gasolina Premium se encontraba en 20.86 pesos por litro el 1 de diciembre de 2018 y en 21.19 pesos por litro el 28 de febrero de este año, que implica un aumento de 1.6 por ciento. Ahora, si queremos obtener los incrementos en ‘términos reales’, tenemos que ‘restarles’ la inflación general acumulada del 1 de diciembre de 2018 al 28 de febrero de 2021 que, utilizando los datos oficiales del Inegi, fue de 8.4 por ciento. Así, queda claro que nuestro presidente ha cumplido lo que prometió en campaña: que los precios de las gasolinas no se iban a incrementar en términos reales. Es más, con los incrementos que hemos observado recientemente, se continúa cumpliendo con esa promesa de campaña.

Deuda del gobierno. La deuda del gobierno, en su definición más amplia (Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público), que incluye la deuda interna y externa, tanto del gobierno federal como de las empresas productivas del Estado (e.g. Pemex, CFE), se ubicó en 10 billones 552 mil millones de pesos (mmdp) al 31 de diciembre de 2018 (o 44.9 por ciento del PIB), de acuerdo a los informes de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP). Este mismo indicador cerró en 10 billones 870 mmdp al último día de 2019 (o 44.5 por ciento del PIB). Eso quiere decir que aunque nominalmente la deuda se incrementó alrededor de 3.0 por ciento de 2018 a 2019, en porcentaje del PIB disminuyó 0.4 puntos porcentuales. No obstante lo anterior, la deuda cerró en 12 billones 86 mmdp al 31 de diciembre de 2020, es decir, un billón 535 mil millones de pesos por arriba de su nivel de cierre de 2018, que representa un 14.5 por ciento más que en 2018.

Así, la deuda como porcentaje del PIB al cierre de 2020 se ubicó en 52.2 por ciento del PIB. Es decir, 7.3 puntos porcentuales por arriba del nivel al cierre de 2018. Parte de este incremento como porcentaje del PIB tiene que ver con la depreciación del tipo de cambio peso-dólar de 2019 a 2020, así como por la fuerte caída del PIB nominal (el denominador), en ese mismo periodo. En este sentido, la depreciación cambiaria −que afectó al 36 por ciento de la deuda total que se encuentra denominada en moneda extranjera (principalmente en dólares de EU)− fue responsable de 0.9 puntos porcentuales del incremento total de la deuda de 7.3 puntos porcentuales del PIB. Por su parte, la caída del PIB nominal fue responsable del incremento de 3.9 puntos porcentuales del PIB y el endeudamiento adicional del gobierno fue responsable del incremento residual de 2.5 puntos porcentuales del PIB. Así, el gobierno de México sí se ha endeudado más en esta administración, tanto en términos nominales, como reales (i.e. comparado con la inflación general) y en porcentaje del PIB.

Solo quería ofrecer una respuesta a las personas que amablemente me han preguntado al respecto, utilizando fuentes oficiales.

Hace dos semanas el Covid-19 se llevó la vida de mi tía Gaby, que en paz descanse. Comparto una profunda tristeza con toda la familia Casillas y envío un fuerte y cariñoso abrazo a mi tío Enrique y a mis primos Marce, Bernardo, Juan Pablo y Emilio.

* El autor es director general adjunto de Análisis Económico, Relación con Inversionistas y Sustentabilidad de Grupo Financiero Banorte, presidente del Comité Nacional de Estudios Económicos del IMEF y miembro del Comité de Fechado de Ciclos de la Economía Mexicana.

* Las opiniones que se expresan en esta columna son a título personal.

COLUMNAS ANTERIORES

Contra el INE, no
La gran prueba para el Poder Judicial

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.