La muerte del Inadem (primera parte)
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La muerte del Inadem (primera parte)

COMPARTIR

···
menu-trigger

La muerte del Inadem (primera parte)

12/12/2018

En 2016 en el Inadem corrió una estrategia sorda y no reconocida públicamente para blindar la política pública representada en la subsecretaría para la Pequeña y Mediana Empresa.

Se temía que en la probabilidad de que ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR llegara a la presidencia lo que se había logrado articular en la materia se perdiera. Ello sucedería dos sexenios posteriores.

El anuncio de la extinción del Inadem el pasado viernes fue aderezada por el compromiso de extender créditos hasta por 3 mil millones de pesos. No anotemos el remedio como ignorancia, sino como candidez.

Y si lo digo de esta manera es porque quien ha ejercido políticas públicas vinculadas con Pyme lo primero que sabe o aprende es que financiamiento que no se acompaña con capacitación y asesoría es dinero tirado a la basura.

Un financiamiento concedido 'a secas', sin servicios añadidos que lo vigilen NO ayudará en la mayor parte de los casos a que las Pymes nazcan y se consoliden y lo más seguro, lo más probable, es que los empresarios involucrados en el caso acaben pagando muy caro la novatez lo que implique que no sólo PIERDAN el dinero invertido en la empresa, sino que ella haya sucumbido y además tengan que pagar el financiamiento al proyecto fallido.

Un ejemplo de que LO QUE NO SE DEBE DE HACER cuando se concede un financiamiento a un proyecto Pyme lo reconoce la política pública de la administración anterior en el gobierno capitalino en Fondeso, el Fondo para el Desarrollo Social de la Ciudad de México, que durante varios años encabezó el Mtro. VICTOR HUGO LÓPEZ ARANDA.

Las reglas de operación de Fondeso propiciaba una PROGRESIVIDAD en el financiamiento y obligaba al empresario a tomar cursos básicos para la mejor administración del financiamiento concedido.

Además el crédito disponía de determinadas ventajas como lo significaba, o significa, la asesoría en caso necesario. Pero antes de conceder un financiamiento a plenitud de la solicitud el beneficiario recorría escalones que comprobaban su compromiso con las obligaciones adquiridas.

Claro que difícilmente encontraba usted créditos en la banda alta de la posibilidad. Generalmente eran financiamientos cortos que eran adecuados para proyectos de microempresas. No recuerdo haber visto financiamientos para proyectos disruptivos.

Quisiera equivocarme pero me parece que conceder microcréditos por tres mil millones de pesos a lo largo del año entrante no permitirá que proyectos en la escala alta de la tecnología puedan encontrar un empujón serio de una política pública para emprendedores.

Generalmente se solicitará que para aplicar a esos financiamientos se cuente con cierta 'tracción' de la empresa, es decir, que ya vaya encaminado con cierto nivel de ventas.

Ojalá me equivoque.

En todo caso, para conceder 'el beneficio de la duda' habría que conocer más detalles de los residuos que deja la muerte del Inadem que más se antoja como un artero asesinato justificado por una presión para ahorrar dinero que se invierta en los programas sociales comprometidos por AMLO ante su mercado electoral.

Continuaremos.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.