Extingue AMLO política pro emprendedora
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Extingue AMLO política pro emprendedora

COMPARTIR

···
menu-trigger

Extingue AMLO política pro emprendedora

10/12/2018

No habrá INADEM en 2019. La administración Federal RENUNCIA a mantener al Instituto que nació en la administración Peñista y apenas alcanzó a contar casi con 6 años y con dos presidentes.

El asunto es relevante por varias cuestiones. Deplorar la decisión no necesariamente implica tomar el lábaro patrio, envolverse con él y lanzarse al precipicio.

El INADEM era, finalmente, la cabeza de una POLÍTICA INTEGRAL de apoyo a emprendedores, micro, pequeñas, medianas e incluso de empresas tractoras vinculadas con la necesidad de arropar las cadenas productivas de valor. Una política y un organismo que la encabezaba, PERFECTIBLES.

Si se defiende la idea de mantener al INADEM no necesariamente implica defensa del organismo sino en su sentido más amplio, a mantener una POLÍTICA DE ESTADO hacia la vocación emprendedora y hacia un paquete de servicios, herramientas, tecnologías que requieren las micro, pequeñas y medianas empresas, célula básica de cualquier economía, en favor del propósito de incrementar su productividad, aumentar su competitividad e insertarse en las cadenas de valor.

El que la Secretaria de Economía salga con la información, pegada al anuncio de que se liquida al Instituto Nacional del Emprendedor de que mantendrán 3 mil millones de pesos en líneas de crédito es, con todo respeto lo anoto, una "vacilada" que, en el mejor de los casos demuestra la candidez del nuevo régimen.

Lo más grave, si es que conocen la trascendencia de a lo que le dan la espalda, es que pasan de una política pública integral de atención a diversos sectores productivos en distintos niveles de responsabilidad pública (municipal, estatal o federal) a una labor prestamista que queda en el nivel menos importante de esa cadena integral de servicios.

De promotor-rector del emprendimiento a cajero bancario si es que, lo que piensan, es evocar a la SBA gringa que se limita a ser garante de préstamos a las MiPymes.

Porque el préstamo, el crédito, es quizá la parte menos importante de la cadena de servicios de apoyo al emprendedor o a las micro, pequeñas y medianas empresas.

Con todo lo malo que se pudiera pensar o documentar de la función del INADEM, es y pronto tendrá que decirse ERA, un organismo PERFECTIBLE que contaba con muchas áreas de oportunidad que pudieron aprovecharse. Y se renunció a ello.

Pero hay más. Como Subsecretaría de la Pequeña y Mediana Empresa con VICENTE FOX como Presidente y JUAN BUENO TORIO como Subsecretario del ramo y luego SERGIO GARCÍA DE ALBA, y posteriormente como INADEM se articularon un serie de herramientas en favor de las MiPymes y Emprendedores que ahora quedan huérfanas o liquidadas y de las que, de alguna manera, dependían organismos de representación empresarial y oficinas espejo en muchos municipios grandes y estados de prácticamente todo el país.

Ciertamente pudo haber y hubo abusos y corrupción en el ejercicio de programas dirigidos a emprendedores y pequeñas empresas. El régimen anterior nunca se amarró las manos para sangrar el recurso público. Donde hay dinero siempre existe el riesgo de que haya detrás personas deshonestas pero siempre fueron más quienes intentaron hacer funcionar la política pública como estaba perfilado .

Los casos de éxito pueden contarse en los terrenos de MILES y no pocos incluso de relevancia internacional.

Cabe mencionar que el gobierno que encabeza AMLO entierra una política que a lo largo de 18 años fue distinguida por la OCDE como la más destacada del mundo recibiendo del organismo no pocas menciones de reconocimiento y entre ellos el encabezar precisamente el comité de Pymes que mostró avances y políticas que no solo fueron ejemplos para los integrantes sino también para otras naciones del mundo. Quizá algo demasiado Neoliberal.

Se cierra un esfuerzo que coincide con las políticas públicas de las naciones más desarrolladas del mundo y de muchos países que desean impulsar a emprendedores y a micro, pequeñas y medianas empresas responsables en el país del 50 por ciento del PIB, de casi 8 de cada 10 empleos formales y en número del 99.8% del complejo empresarial.

Pone a prueba de estrés la decisión a un ECOSISTEMA EMPRENDEDOR MEXICANO que pretendidamente es ya fuerte y con el mayor nivel de integración en 18 años. Vamos a ver si en la vida pública al menos argumentan con valor lo que piensan de esta decisión de gobierno.

Nada más, pero nada menos. Que en paz descanse esa destacada política pública.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.