Aeroméxico vs. la trata de personas
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Aeroméxico vs. la trata de personas

COMPARTIR

···
menu-trigger

Aeroméxico vs. la trata de personas

16/02/2018
Actualización 15/02/2018 - 22:40

En el 79 por ciento de los casos se trata de explotación sexual de mujeres y niñas. El 20 por ciento de las víctimas son menores de edad. Hay números un poco más adelante que hablan de la gravedad del ilícito a nivel internacional en la que desafortunadamente México no está ausente.

Ya se había decidido desde mediados del año pasado durante el desarrollo de una Asamblea General de la IATA celebrada en Cancún en junio, en la que se habló de manera urgente respecto a las formas en las que las sociedades y empresas globales pueden contribuir a combatir este "negocio" indigno de la trata de personas. Fue en esa ocasión cuando la línea aérea mexicana dispuso de su voluntad para sumarse.

Ahora se ha firmado la disposición de la empresa de aviación ante autoridades de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito. La campaña Corazón Azul: #AQUÍESTOY informa sobre la trata de personas, ofrece foros de expresión a las víctimas y promueve a que la ciudadanía se comprometa con la denuncia de estos hechos mediante el llamado al 01 800 5533 000.

Se trata de una campaña en la que también se ha pensado en las personas con discapacidad auditiva o visual. Estos esfuerzos internacional serán expresados por las plataformas de Aeroméxico en redes sociales, canales oficiales, en sus aviones o en los comunicados que generalmente pueden ser vistos durante los viajes.

Desafortunadamente la aviación mundial es aprovechada por las bandas que delinquen con la trata de personas por lo que las líneas aéreas pueden jugar un papel muy importante para el combate de estos ilícitos y violaciones a los derechos humanos de las personas.

Lo relevante por supuesto no es solo el esfuerzo de las Naciones Unidas por combatir este ilícito sino que ya exista una línea aérea comercial que no solo haya manifestado su intención de sumarse a este esfuerzo sino lo haya firmado.

De hecho no es la primera vez que el tema pasa por la voluntad de apoyo de la aerolínea mexicana. Junto con la Comisión Nacional de Derechos Humanos la empresa desarrolló un protocolo para la detección de la trata de personas que a la fecha ya comienza a implementarse. Es un referente internacional y se espera que otras líneas aéreas en el mundo contribuyan no solo aplicando protocolos de esta naturaleza sino informando a sus pasajeros que el ilícito existe y que es mucho más frecuente de lo que se cree.

Según un informe del organismo de la ONU mencionado antes, "la forma más común de trata de personas (79%) es la explotación sexual. Las víctimas de la explotación sexual son predominantemente mujeres y niñas. En el 30% de los países que proporcionaron información sobre el género de los traficantes, las mujeres constituyen la mayor proporción de traficantes. En algunas partes del mundo, las mujeres que trafican con mujeres son la norma.

La segunda forma más común de trata de personas es el trabajo forzoso (18%), aunque esto puede ser una tergiversación porque el trabajo forzoso se detecta y denuncia con menos frecuencia que el tráfico con fines de explotación sexual.

En todo el mundo, casi el 20% de todas las víctimas de trata son niños. Sin embargo, en algunas partes de África y la región del Mekong, los niños son la mayoría (hasta el 100% en partes de África Occidental)."

En México este ilícito existe y seguirá existiendo mientras la voluntad humana, institucional o privada no ponga voluntad para participar en su combate. Aeroméxico es la primera aerolínea en el mundo que pone su grano de arena y eso es algo digno de ser reconocido, sin duda. Bien hecho.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.