La Cuarta Transformación

Achican Dos Bocas

Si todo sale conforme a la hoja de ruta, el primer barril de petróleo de Dos Bocas saldrá hacia agosto de 2024.

LA OBRA INSIGNIA de Andrés Manuel López Obrador, la refinería de Dos Bocas, entró a una fase de redimensionamiento por falta de recursos, lo que compromete el proyecto y su puesta en marcha en este sexenio.

El Presidente corre el riesgo de no ver en su mandato el primer litro de crudo extraído de esa planta, que va a doblar su costo original en medio de una sequía presupuestaria que ya detuvo los pagos a sus contratistas.

Desde enero la Secretaría de Energía de Rocío Nahle se quedó sin dinero y la Secretaría de Hacienda de Rogelio Ramírez de la O no ha querido autorizarle nuevas partidas para pagar los trabajos ejecutados.

Desde entonces los cuatro principales contratistas no han cobrado, léase ICA-Fluor que encabeza Guadalupe Phillips, Techint de Paolo Rocca, Samsung que lleva Gabriel Parker y Proyecta de Daniel Flores.

En los últimos tres meses Nahle tomó decisiones drásticas: canceló el ramal de 98 kilómetros que va a conectar la refinería con la llamada línea FA en la estación Chontalpa.

También se está prescindiendo de la construcción e instalación de las dos monoboyas desde donde los barcos harán la carga y descarga de petróleo y derivados, así como las terminales de almacenamiento y reparto.

Asimismo, todo apunta a que se pospondrá la construcción de la planta de alquilación, que sirve para darle mayor octanaje a la gasolina que se produzca ahí, lo que hace suponer que su calidad no será muy buena.

Se estima que hasta ahora se han ejercido cerca de nueve mil millones de dólares y que todavía falta por invertirse cinco mil millones más para concluir la terminación mecánica, esto hacia agosto de 2023.

Y no es que los trabajos vayan atrasados. El problema es que López Obrador se puso la soga al cuello: fijó como fecha fatal para la inauguración de Dos Bocas el próximo 2 de julio.

Para ese día habrá un corte de listón para la apertura del área administrativa integrada por 12 edificios, más 91 tanques para gasolina, diésel, turbosina, petróleo crudo, productos intermedios y agua. Nada más.

En agosto de 2023, cuando esté finalizada la parte mecánica, iniciará la fase del ‘comisionamiento’, que es poner en condiciones cerca de 92 mil equipos, presión de tuberías, cargas de válvulas, etcétera.

El comissioning, como se le conoce en el argot ingenieril, lleva de ocho meses a un año. O sea que si todo sale conforme a esa hoja de ruta, el primer barril de petróleo de Dos Bocas saldrá hacia agosto de 2024.

El inquilino de Palacio Nacional se puso la vara muy alta: según él iba a poner a operar una refinería en cuatro años, lo que es humana y técnicamente imposible. La media internacional es de ocho a 12 años.

Aún así, si consigue posar con un primer litro de gasolina antes del último mes de su gobierno, habrá sido una hazaña mundial. Pero eso sí: el próximo 2 de julio todo será puro show.

PUES ABENGOA ACABA de cobrarle a Pemex una cuenta por pagar pendiente de casi 100 millones de pesos y se llevó el dinero a España. Esto no tendría nada de irregular, si no fuera porque los recursos tenían que haberse liquidado a sus acreedores, principalmente personas físicas a las que defraudó con la emisión de Certificados Bursátiles por 150 millones de dólares. Tras más de cinco años de litigios con inversionistas y bancos como Base de Lorenzo Barrera, Bx+ de Antonio del Valle, Invex de Juan Guichard y Banorte de Carlos Hank González, principalmente, la Juez Sexta concursal levantó los embargos. ¿Qué sucedió? Que la firma ibérica dirigida por Juan Manuel Valladolid fue a negociar hace un mes con los pupilos de Octavio Romero el pago, la liquidaron y se fue con el dinero.

ALTÁN REDES SE está quedando sin liquidez. El mes pasado se cumplió un año que el operador de la red compartida que dirige Salvador Álvarez mostró las primeras señales de agotamiento financiero. Doce meses después el tema ya preocupa mucho al gobierno de la 4T por la alta exposición de Bancomext y Nafinsa, que comanda Luis Antonio Ramírez, y Banobras, de Jorge Mendoza. El más aplicado en que la compañía logre un nuevo crédito en posesión del deudor (DIP) es Carlos Lerma, el jefe de la oficina del secretario de Hacienda, quien ha tomado el liderazgo de las pláticas con el comité de reestructura conformado por Rothschild, que llevan al alimón Daniel Nicolaievsky y Victor Leclercq, amén de César Urrea y José Cabrera, por la emproblemada concesionaria.

OTRA EMPRESA DE telecomunicaciones que también surgió a la vera del sexenio de Enrique Peña Nieto, y que al igual que Altán atraviesa por apreturas financieras a tal grado que ya está en venta, es La Octava. El proyecto con el que Francisco Aguirre regresó a la televisión está a la búsqueda de un nuevo inversionista. Le informé recién que se lo ofrecieron a Ángel El Fantasma González de Albavisión. Asimismo a Olegario Vázquez Aldir de Grupo Imagen, Ángel Mieres del Heraldo Media Group y a Joaquín Vargas de MVS, pero todos declinaron. Al parecer las pretensiones de Aguirre son muy altas. De 500 millones de pesos se bajó a 430, pero ni así. El mercado no está para esos múltiplos.

LA FISCALÍA GENERAL de la República, que comanda Alejandro Gertz Manero, amplió diez días más el plazo para la recepción de ofertas para la construcción de su nuevo edificio sede, en el número 1375 de la carretera México-Toluca. Los nueve participantes estaban emplazados para el 13 de mayo, pero ahora se extendió hasta el 23 de este mismo mes. Solamente Idinsa que preside Víctor Ortiz y Prodemex que encabeza Olegario Vázquez Aldir se ajustaron a los tiempos originales. El contrato es para terminar de desarrollar 32 mil metros cuadrados de construcción que es una estructura que quedó en obra negra, más una ampliación de 10 mil metros cuadrados de nueva construcción. Las posturas se estima que fluctuarán entre los 800 millones y los mil millones de pesos.

PUES NADA, QUE algunos integrantes de los consejos de administración de Homex ya tramitaron amparos para prevenirse de alguna acción penal por parte del Bancomext, que dirige Luis Antonio Ramírez. No quieren seguir la misma suerte de Eustaquio de Nicolás, quien fue aprehendido hace 14 días en el aeropuerto de Guadalajara cuando llegaba de Madrid. Ayer una fuente que estuvo cercana a la reestructura financiera de la desarrolladora de vivienda nos aclaró que los consejeros José Manuel Canal, Ernesto Valenzuela, William Crombie, Antonio Manuel Dávila y Samuel Suchowiecky fueron designados después de que se firmó la reestructura, por lo que no debían tener ninguna responsabilidad. Los expuestos serían en todo caso los designados entre 2012 y 2014.

Consulta más columnas en nuestra versión impresa, la cual puedes desplegar dando clic aquí

COLUMNAS ANTERIORES

Nieto tras la ruta del dinero en Tamaulipas
El ‘Maestro Limpio’ de la 4T

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.