La Cuarta Transformación

“¿Control me recibe”?: AIFA no está listo

AMLO planea inaugurar el aeropuerto el 21 de marzo, pero la traba es el estudio que NavBlue debió entregar hace más de un año para la simulación de las aerolíneas, comenta Darío Celis.

EL PRÓXIMO 21 de marzo Andrés Manuel López Obrador inaugurará su nuevo aeropuerto, que podrá ser una hazaña por el tiempo récord en que lo construyó, pero también un elefante blanco en los primeros meses.

Amén de que las vías de comunicación y acceso terrestre al Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) no estarán listas, las aerolíneas tampoco contarán con las rutas de despegues y aterrizajes.

Si no sucede nada extraordinario, Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (Seneam) tendrá hoy en sus manos el estudio de aeronavegabilidad que NavBlue debió entregar hace más de un año.

Se trata de la información básica que las aerolíneas comerciales necesitan para, en caso de que decidan relocalizar rutas e itinerarios en la nueva terminal aérea de Santa Lucía, poder trazar las llegadas y salidas.

AIRAC significa Reglamentación y Control de Información Aeronáutica. El Servicio de Información Aeronáutica (AIS) tiene la finalidad de reunir y divulgar la información necesaria para lograr la seguridad, regularidad y eficacia de la navegación aérea.

Un AIRAC es básicamente un ciclo de un mes que las aerolíneas necesitan para hacer toda la capacitación, difusión, publicación y simulación de rutas, aproximaciones y despegues a partir de un nuevo estudio como el que NavBlue estará entregando.

Las aerolínas necesitan, cuando menos tres AIRACs antes de decidir si se mueven a un nuevo aeropuerto, máxime si éste tiene la complejidad del espacio aéreo del Valle de México, que ahora combinará tres terminales: el Benito Juárez, el AIFA y Toluca.

Si el Seneam, que dirige el tóxico Víctor Hernández, efectivamente dispone a partir de hoy del estudio de NavBlue, la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes estará apenas al filo del límite para que las aerolíneas cuenten con esa información básica en los tiempos que López Obrador ordenó inaugurar el AIFA: 21 de marzo.

El tema de los meses o tres AIRACs quienes más lo pelean son las aerolíneas que tienen redes internacionales o las aerolíneas extranjeras, porque sus tripulaciones tienen que hacer una difusión de información importante sobre los nuevos procedimientos de aproximaciones y despegues.

Al día de hoy aerolíneas como American Airlines que preside Doug Parker, Lufthansa que comanda Carten Spohr, AirFrance-KLM que capitanea Benjamín Smith o Iberia que dirige Javier Sánchez-Prieto, no tienen ninguna información para poder simular.

Si hoy el Seneam y NavBlue libera esa información, entonces esas aerolíneas y otras que llegan ya a la CdMx como Emirates que preside Ahmed bin Saeed Al Marktoum, Delta Airlines de Ed Bastian, Turkish Airlines que encabeza Bilal Eksi, Korean Airlines que conduce Cho Won-tae, All Nipon Airlines de Yuji Hirako o LATAM de Ignacio Cueto, Avianca de Anko van der Werff o TACA de Roberto Kriete, para el caso de las sudamericanas, están obligadas a comprobar la información del estudio.

Todo ello, lo puede dar por hecho, no estará dispuesto para el próximo 21 de marzo. El Seneam y el gobierno de la 4T están muy equivocados si piensan que las aerolíneas internacionales se moverán al AIFA por el simple deseo de López Obrador.

ALGO SABEN DE Aeroméxico en GBM, que capitanea Pedro de Garay. En lo que va del mes esa casa de bolsa es la que más acciones ha vendido de la compañía que dirige Andrés Conesa. Los que están deshaciéndose de posiciones son los propios clientes de la intermediaria, muchos ligados al management de la aerolínea. Es sabido que no pocos tenedores fueron en su momento accionistas de la empresa del Caballero Águila, empezando por Banamex y sus ex dueños Roberto Hernández y Alfredo Harp, que tras la venta del banco migraron a GBM, donde hacen operaciones en el mercado de capitales a través de Carlos Levy, quien fuera cabeza de Accival, la casa de bolsa de Banamex. En ese mismo grupo figura Javier Arrigunaga, que de la dirección de ese banco pasó a la presidencia de Aeroméxico. Algo en la salida del Chapter 11 no están viendo bien porque en 10 días han rematado 13 millones de acciones que representan 2% de la tenencia de la compañía. Tumbaron 25% el precio de la acción en poco más de una semana.

EL PRESIDENTE DE la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Zaldívar, presentó ayer su informe anual de labores. La reforma judicial del 2021 marca un hito en el proceso de renovación. El Poder Judicial Federal (PJF) cuenta con una nueva carrera judicial a cargo de la Escuela Federal de Formación Judicial que garantiza la igualdad de oportunidades y paridad de género. Hoy México cuenta con un nuevo PJF que imparte una justicia más humana, efectiva y cercana que nunca. El máximo tribunal del país ha resuelto 409 asuntos, en 81 sesiones públicas virtuales y 42 sesiones públicas presenciales. De ellas,162 fueron acciones de inconstitucionalidad y 145 fueron controversias constitucionales. La Primera Sala resolvió mil 478 asuntos en 26 sesiones ordinarias por vía remota y 15 sesiones ordinarias presenciales, desde agosto de 2021. La Segunda Sala resolvió mil 482 asuntos, a través de 29 sesiones ordinarias por vía remota y 15 sesiones ordinarias presenciales.

ROGELIO GASCA NERI fue candidato para una subsecretaría en la nueva estructura. También para ocupar una posición relevante en Pemex. Al final su amigo y tocayo, Rogelio Ramírez de la O, lo promovió como miembro independiente del Comité Técnico del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y del Desarrollo. Al final al ex colaborador de Carlos Salinas y Ernesto Zedillo le dieron un mejor puesto, pues desde esa instancia se va definir, junto con la Secretaría de Hacienda, cómo se van asignar los recursos excedentes de la renta petrolera. Nada más para que le vaya midiendo: este año dicho fondo concentró unos 16 mil millones de dólares, o 320 mil millones de pesos, que es la diferencia de lo que el Presupuesto de Egresos de la Federación estimó como precio del barril del petróleo (42 dólares) contra el precio promedio anual (67 dólares).

LA CFE SIGUE dilapidando recursos. Este lunes se informó que la empresa dirigida por Manuel Bartlett adjudicó sin que mediara licitación un contrato de 135.6 millones de dólares para adquirir seis partidas de 130 mil toneladas de carbón cada una para la famosa carboeléctrica de Petacalco. La beneficiaria fue Troy T&D, una firma que no tiene experiencia ni nivel para vender a la CFE. Es más: nunca nadie había escuchado de ella. La decisión de contratarla fue de Miguel Reyes, quien es un operador político de Bartlett, no un técnico. Las áreas técnicas de la comisión no fueron consultadas. Y lo peor: la tonelada está entre 75 y 80 dólares arriba del precio estándar internacional. Bartlett, el rey de la opacidad.

COLUMNAS ANTERIORES

Collado, el alto costo para Gertz
Condenan a Santander con 800 mdd

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.