La Cuarta Transformación

Con desabasto sin control, la 4T reconoce su fracaso

La Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos está siendo desplazada de la compra de medicamentos e insumos para la salud.

La Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) tiene prácticamente un pie fuera del gobierno. Aquí otro indicio de que Andrés Manuel López Obrador empieza a dar golpes de timón.

La agencia que tiene como directora ejecutiva a Grete Faremo está siendo desplazada ya de la compra de medicamentos e insumos para la salud, tras su desastrosa gestión que se refleja ya en un desabasto.

Desde hace días, coordinados por el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), que maneja Juan Antonio Ferrer, los responsables de compras del IMSS e ISSSTE han tenido reuniones en Palacio Nacional.

A todo vapor se alistan para salir a comprar directamente más de mil claves por un monto de 30 mil millones de pesos, ante el fracaso de la oficina que tiene de encargado aquí a Fernando Cotrim.

El contrato de la UNOPS para coordinar las compras consolidadas en 2022 y hasta 2024 está en serias dudas y no descarte que se cancele anticipadamente, lo que confirmaría también el fracaso de la 4T.

Por lo que se sabe, las dependencias a cargo de Zoé Robledo y Luis Antonio Ramírez cubrirán las claves faltantes con laboratorios nacionales, aunque hay quienes buscarán traer medicamentos de India.

La UNOPS solo pudo sacar 45 por ciento de las claves de medicamentos convocadas, esto es 530 de mil 183. Adquirió 644 millones de piezas, sólo 40 por ciento del total requerido, esto es mil 605 millones.

Ello significa que hay 962 millones de piezas sin adjudicar de un total de 653 claves de medicamentos que son urgentes para atender pacientes. Se trata de una compra consolidada fallida.

Y como cereza del pastel, lo que logró adjudicar la UNOPS no tiene la garantía de que pueda surtirse, si nos atenemos a las cartas que esa oficina empezó a enviar a los ganadores hace dos semanas.

“No inicie ninguna producción ni empiece ningún proceso hasta que la UNOPS y su representante hayan firmado un contrato que regule la transacción”, se lee en las misivas.

Con medio año ya de retraso y a cuestas, esta agencia que dirige en la región Guiseppe Mancinelli, un funcionario de cuarto nivel, ni siquiera ha podido firmar un contrato. Por ello ningún laboratorio ha producido nada.

Así el rotundo fracaso del sector salud que tiene a la cabeza al secretario Jorge Alcocer y al subsecretario Hugo López-Gatell, el “maestro, el profesional de primer orden, el ejemplo de servidor público”.

NO LO COMENTE mucho, Bank of America Merrill Lynch se acercó a la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA) para colarse como accionista de Aeroméxico. Tal y como le informé aquí el 26 de mayo, la degradación de la seguridad aérea a Categoría 2 está descarrilando a Apollo Global como prestamista de la empresa que dirige Andrés Conesa. Hoy se vive un desmesurado apetito de inversionistas y fondos que buscan comprar deuda de la firma de Eduardo Tricio y Valentín Diez Morodo y subirse al capital en el contexto de la reestructura financiera. El sindicato que lidera José Humberto Gual aportó unos 340 millones de dólares de su contrato colectivo de trabajo, el cual es convertible a acciones. BofA quiere entrar por ahí, al igual que muchos otros.

Y YA QUE hablamos de BofA que lleva aquí Emilio Romano, que dicho sea de paso fue director de Mexicana de Aviación entre 2004 y 2007, es el agente financiero de la venta de Prosa, este procesador de pagos propiedad de Banorte que preside Carlos Hank González, HSBC que capitanea Jorge Arce y Santander que comanda Héctor Grisi. Le adelanto que hay dos tiradores identificados por esta firma que dirige Salvador Espinosa. Pero tendrán que pasar la aduana de la Comisión Federal de Competencia Económica, que maneja Alejandra Palacios. Se tratan de Visa y Mastercard, que llevan aquí respectivamente Luz Adriana Ramírez y Laura Cruz. A estos procesadores de pagos agregue también una empresa de tecnología financiera que alzó la mano.

APENAS ESTE VIERNES Seadrill Limited informó en Hamilton, Bermuda, el proceso de liquidación de su subsidiaria SeaMex, tal y como le había adelantado. Se trata del joint venture entre la operadora noruega del multimillonario petrolero John Fredriksen y Fintech Advisory, del financiero regiomontano David Martínez. La contratista sucumbió ante la falta de pagos de Pemex, que dirige Octavio Romero. El gobierno mexicano les debe alrededor de 300 millones de dólares por la renta de cinco plataformas que les adjudicó directamente en el sexenio pasado Emilio Lozoya Austin. Son varios los bancos, amén de un grupo de bondholders, los acreedores de SeaMex.

AL FINAL GRUPO Theos fue el gran ganador de la licitación de los servicios administrados de cómputo del ISSSTE, que dirige Luis Antonio Ramírez. La compañía de Raúl Pinto se llevó seis de las once partidas en que se dividió el concurso. Se quedó con la mayor tajada del contrato, algo así como 566 millones de pesos, básicamente unas 43 mil computadoras personales de la marca HP, que preside aquí Carlos F. Cortés. El reto para el proveedor y el distribuidor será colocar las máquinas en un tiempo récord de 45 días. Se ve muy cuesta arriba. Theos retuvo el contrato.

EL CONSEJO DIRECTIVO de la Barra Mexicana Colegio de Abogados, que preside Claudia de Buen Unna, recién acaba de nombrar por unanimidad segunda vicepresidenta a Cristina Vizcaíno. Se trata de una abogada del bufete Ángeles Abogados, especializada en litigio penal y litigio con perspectiva de género. Sustituyó a José Luis Nassar Daw, quien renunció estridentemente del órgano colegiado por diferencias irreconciliables con la nueva presidenta.

A PROPÓSITO DE abogados, el expresidente del Instituto Federal de Telecomunicaciones, Gabriel Contreras, se acaba de sumar al bufete DLA Piper como consejero de primer nivel. Despacha ya desde la CDMX reforzando las áreas jurídicas de telecomunicaciones y competencia económica, amén de que aporta conocimiento y experiencia en el sector público. Buen fichaje de Eduardo Gallástegui y Gerardo Lozano.

TAMBIÉN VON WOBESER y Sierra fichó a Pablo Jiménez, quien era vicepresidente Global de Reputación y Comunicación en Anheuser-Busch InBev. Es un movimiento estratégico del bufete de Claus Von Wobeser porque es la primera contratación lateral desde su fundación en 1986. Jiménez supervisará la función de comunicación y desarrollo de negocios y fortalecerá la práctica corporativa de fusiones y adquisiciones.

Consulta más columnas en nuestra versión impresa, la cual puedes desplegar dando clic aquí

COLUMNAS ANTERIORES

Próximo lunes al mercado Fibra EXI con 21 mmdp
El nepotismo del Seneam

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.