La Cuarta Transformación

La crisis del sector salud

Con la aparición del Covid en México, los padecimientos del sistema público de salud quedaron expuestos y se agravaron por las decisiones erróneas del gobierno de la 4T.

Con la aparición del Covid en México, los padecimientos del sistema público de salud quedaron expuestos y se agravaron por las decisiones erróneas del gobierno de la 4T en la compra de medicamentos, pérdida de la cobertura por el desempleo y la eliminación de las consultas médicas para los pacientes.

En el último año los más de cien centros del sistema del sector salud, a causa de la pandemia o de manera deliberada, las clínicas y hospitales redujeron entre 42% y 49% las consultas a los derechohabientes de enfermedades como cáncer, hipertensión, obesidad y otras crónico-degenerativas.

Esta es la razón principal de la disminución de la compra de medicamentos por parte del gobierno y de la eventual escasez de oferta en algunas áreas terapéuticas de atención a la población. Una segunda razón es la anarquía en las compras públicas que ha provocado la alianza Unops-Insabi.

Si es cierto lo que afirman Acción Ciudadana contra la Pobreza, el Centro de Estudios Espinosa Yglesias y México Evalúa sobre el sistema de consultas médicas para los derechohabientes en el sector salud, estamos frente al colapso del modelo generado por la 4T.

1.- El sistema de salud excluye a 33 millones de mexicanos (el 26% de la población) y con ello se profundiza la brecha social, afectando a los más pobres. 

2.- Solamente el 45% de la población, es decir, 56 millones de personas, está afiliada a algún servicio de salud de la seguridad social, como el IMSS, ISSSTE, los institutos estatales, Marina y Defensa Nacional; un 27%, o sea, 33.8 millones de personas, dependen de otros sistemas públicos, como el mismo Insabi, y apenas un 2% tiene acceso a un seguro privado o a algún otro sistema particular.

 3.- El 26% restante carece de un sistema de salud, pero lo peor es que del total de la población afiliada al IMSS, el 34% recurre a los consultorios de las farmacias privadas y lo mismo ocurre con el 41% de los inscritos en los otros sistemas públicos.

4.- Uno de los principales problemas del sistema es que está ausente una expresa y sistemática política de salud pública dirigida a la prevención, por lo que la atención está concentrada en atender los problemas que llegan ya a las etapas terminales, donde se enfrenta el 80% de las enfermedades, en lugar de hacerlos desde la etapa temprana en la que es mucho más barato y fácil detener las enfermedades.

Los organismos sociales mencionados apuntan que México es de los países de la OCDE que menos gasta en salud, pues sólo destina el 2.8% del PIB, cuando el promedio de estos países es de 6.6%, lo cual se refleja en las debilidades del sistema, como la falta de hospitales y de recursos humanos calificados suficientes para atender las necesidades de los pacientes.

Además de los pocos recursos asignados al sector salud y el desplazamiento de la atención del resto de los padecimientos, la crisis económica subsecuente determinó que el porcentaje de ocupados que no tiene derecho a los servicios de salud llegó al 62.3%, cinco puntos porcentuales más que en todo el período neoliberal (2006-2020).

Y como cereza del pastel del Covid: el 8.2% de personal ocupado perdió su empleo y por lo tanto su afiliación a los sistemas de salud.

Pero el secretario de Salud, Jorge Alcocer, tiene otros datos. 

UNO DE LOS resultados del rediseño del espacio aéreo en la zona centro del país, si bien puede parecer “residual” es igualmente riesgoso. Ayer, por ejemplo, el secretario general del Sindicato Nacional de Controladores de Tránsito Aéreo, José Alfredo Covarrubias, en El Financiero dio a conocer que hubo un incidente que puede calificarse de grave, ya que se trató de una casi-colisión, es decir, dos aviones estuvieron a punto de chocar en el aire debido a que hay poca supervisión y menos capacitación de los controladores, quienes por lo mismo se encuentran en una situación comprometida porque cualquier accidente puede significar para ellos la cárcel. Resulta que en el rediseño, una parte del sector Mazatlán se le asignó al sector de Centro México, pero sin que hubiera suficiente información y capacitación a los controladores. Esto ocasionó que una aeronave de una empresa low-cost despegara en este segmento, al norte de Vallarta, sin que fuera “etiquetada” debidamente, por lo cual no aparecía en la pantalla radar cuando otra aeronave de una aerolínea tradicional la identificó cerca de su rumbo y en ruta de colisión. Para fortuna de los controladores, el TCAS (sistema de identificación radar, que por cierto inventó MITRE hace años), permitió situar al avión antes del encuentro. Este segmento “tierra de nadie” se quedó sin control por falta de seguimiento, lo cual es riesgoso y lo peor es que a los controladores se les prohíbe hablar de estos incidentes, so pena de involucrarlos en los incidentes como probables responsables de negligencia. A los pilotos, por su parte, se les ha pedido confidencialidad en tanto se investiga el tema a fondo y se determinan los factores contribuyentes. La Secretaría de Comunicaciones y Transportes, a cargo de Jorge Arganis, ha negado que se haya presentado un incidente grave, pero al interior de Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano, que dirige Víctor Manuel Hernández, no se habla de otra cosa.

EMERALD CAPITAL ADVISORS es un tercer fondo que se incorporaría al rescate financiero de Interjet. Esta firma que fundó y preside John P. Madden es experta en reestructuraciones dentro y fuera de tribunales, valoraciones y testimonios de expertos, ofertas de intercambio, solicitudes de consentimiento, reestructuración operativa, gestión del flujo de caja, fusiones y adquisiciones en dificultades y obtención de capital de deuda y capital social. Durante los últimos 10 años los financieros y abogados de Emerald han sido reconocidos como los mejores profesionales en reestructuración y gestión de crisis. Madden ha completado más de 80 reestructuraciones y ha sido distinguido entre los mejores gestores de crisis por The Deal Pipeline durante más de 50 trimestres consecutivos.

AYER HUBO CONSEJO en Pemex. El único punto en el orden del día fue la aprobación del esquema financiero con el que se construirá la planta coquizadora de la refinería de Tula, un proyecto del que le hemos platicado mucho aquí. Se aprobó este martes un crédito sindicado por alrededor de 2 mil millones de dólares en el que van como líderes Banobras, que comanda Jorge Mendoza, y Nacional Financiera, que capitanea Juan Pablo de Botton. Los trabajos de construcción serán liderados por la dupla ICA, que dirige Guadalupe Phillips, y Fluor, que encabeza David E. Constable. El viernes el presidente Andrés Manuel López Obrador estaría dando el banderazo de inicio de los trabajos.

COLUMNAS ANTERIORES

¿A dónde se va el agua en México?
Constellation Brands invertirá 2000 mdd en Veracruz

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.