Puñalada a las empresas
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Puñalada a las empresas

COMPARTIR

···
menu-trigger

Puñalada a las empresas

21/12/2018
Actualización 21/12/2018 - 10:29

Para compensar el faltante del 4% que tiene el Presupuesto de 2019, por 23 mil 768 millones de pesos, Morena y sus aliados en la Cámara de Diputados eliminaron la compensación universal de impuestos.

Esta medida permitirá al gobierno de Andrés Manuel López Obrador jinetear el dinero de los contribuyentes de cuatro meses a un año, lo que traerá como resultado pérdida de liquidez para inversión productiva en las empresas y luego una lluvia de amparos.

La compensación universal de impuestos a favor es un mecanismo que permite a los contribuyentes recuperar de manera inmediata las cantidades que legítimamente tienen a su favor, aplicando las mismas contra los adeudos de impuestos que tiene a su cargo en caso de IVA, ISR y el IEPS.

Pero le explico

En virtud de la compensación dos personas que reúnen recíprocamente la calidad de deudor y acreedor extinguen la deuda hasta por el monto de la menor.

Si yo te debo 100 y tú me debes 80, se entiende pagada la deuda menor y solo existirían 20 a mi favor. Toda la lógica y sencillez de esta idea está contemplada hasta el final de 2018 en el artículo 23 del Código Fiscal de la Federación.

Esta figura opera en favor de contribuyentes que en aras de crecimiento o por características particulares de su giro, generan saldos a favor, principalmente de IVA, que prefieren compensar contra otros adeudos y no solicitar devolución, por lo lento y tortuoso de este trámite.

Es de elemental justicia que adeudos encontrados de dos sujetos, puedan cancelarse por la vía referida, aún cuando uno de ellos sea el Estado y el otro un ciudadano en su carácter de contribuyente.

La llamada compensación universal lo permite con un solo requisito de esencia: que la contribución sea administrada por la misma autoridad, que tratándose del SAT se encarga de IVA, IEPS e ISR.

Derivado de los “errores de cálculo” en el Presupuesto 2019, existe un “faltante” de 23 mil 768 millones de pesos para sufragar universidades y distintos programas de apoyo, y según plantean diputados de la actual Legislatura (sin mayor fundamento técnico), ese monto puede obtenerse eliminando la compensación universal.

Esta eliminación tiene, entre otras, las siguientes implicaciones:

- Se rompen principios elementales de justicia.

- Se asume como defraudador a todo el que pretenda compensar, quebrantando el principio de presunción de inocencia y la buena fe que debe regir la relación entre fisco y contribuyente.

- Se inhibe la inversión.

- Se generan efectos retroactivos sobre derechos generados.

Es muy evidente que el Presupuesto 2019 se hizo al vapor, sin embargo los remedios con ese mismo carácter afectarán la viabilidad de muchas empresas y limitarán el crecimiento de otras tantas.

En poco ayudarán los estímulos a ciertos sectores —primario, manufacturero o exportador— si el resto de la economía se ve afectado por leyes caprichosas hechas sobre las rodillas.

La falta de análisis y conocimiento normalmente deriva en leyes injustas.

PUES TAL Y como estaba más que telegrafiado, Juan Luis González Alcántara se convirtió ayer en el ministro sustituto de José Ramón Cossío. El expresidente del Tribunal de Justicia de la CDMX en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador era a quien quería en la máxima instancia del Poder Judicial el ahora presidente. Es un voto más a favor de Arturo Zaldívar, el favorito del nuevo régimen para presidir la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN). Pero con todo y las maniobras en el Senado para urgir este relevo a las huestes del tabasqueño no le dan los números, ahora, para derrotar a Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, el otro aspirante con fuertes posibilidades para relevar a Luis María Aguilar en las votaciones del próximo 2 de enero. Los momios están así actualmente: por Zaldívar votarían él mismo, Javier Laynez, José Fernando Franco, Norma Piña y ahora González Alcántara, cinco votos contra seis que tendría asegurado Gutiérrez Ortiz Mena, a saber: su mismo voto, Alberto Pérez Dayan, Margarita Luna Ramos, Eduardo Medina Mora, Jorge Mario Pardo y Luis María Aguilar, seis votos. Las próximas dos semanas, cuando todo mundo esté en receso por vacaciones de fin de año, en Palacio Nacional y, particularmente en la oficina del Consejero Jurídico, Julio Scherer, va a haber mucho cabildeo para tratar de incidir en los ministros para cambiar el sentido de sus respectivos votos.

Y YA QUE hablamos de procuración de justicia, otro expediente que Alberto Elías Beltrán resolvió antes de dejar el despacho de la PGR fue la exoneración por el delito de lavado de dinero a Ricardo Anaya. El excandidato panista a la presidencia recibió la absolución justo un día antes de que asumiera el gobierno Andrés Manuel López Obrador y llegara a esa dependencia Alejandro Gertz Manero. Los buenos oficios de su representante legal, Diego Fernández de Cevallos, surtieron efecto. Beltrán también había dejado el camino pavimentado para que Gastón Azcárraga, el expresidente de Mexicana, se quitara de encima la orden de aprehensión que le fue girada, cancelación que justo hoy el juez que lleva el caso debe resolver.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.