Confidencial

Discusión de Ley Banxico sube de tono

El titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, Santiago Nieto, señaló que 'en la #UIF de @Hacienda_Mexico creemos que la reforma a la Ley de #Banxico debe analizarse en una discusión más amplia y técnica', dice Confidencial.

Pues por lo visto a los diputados no les importaron los llamados, ya no digamos de los banqueros, sino del propio autor de la iniciativa sobre la ley de Banxico, Ricardo Monreal, para abrir un periodo de mayor análisis de la polémica legislación. Acordaron discutirla hoy martes, pero todavía la víspera hubo un par de señalamientos de primera línea. El primero, nada menos que del titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, Santiago Nieto, quien señaló que "en la #UIF de @Hacienda_Mexico creemos que la reforma a la Ley de #Banxico debe analizarse en una discusión más amplia y técnica que permita enfrentar el problema de los dólares en efectivo y la necesidad de su incorporación, sin generar riesgos de #LavadoDeDinero". El segundo, de Jonathan Heath, subgobernador del banco central, quien consideró "interesante que hasta las instituciones financieras, salvo una sola, están en contra de las reformas a la Ley de Banxico".

"Las Golondrinas" en Washington

La embajadora de México en Estados Unidos, Martha Bárcena, confirmó ayer que, en consulta con el presidente López Obrador, tomó la decisión de jubilarse de manera anticipada. Según la diplomática de carrera, nadie intervino en su decisión personal. Pero no deja de llamar la atención que no era precisamente buena la relación que tenía con el canciller Marcelo Ebrard, quien por cierto ayer hizo mutis en su cuenta de Twitter. Cómo olvidar el pasado enero cuando, durante la 31 de la Reunión de Embajadores y Cónsules, Bárcena se quejó amargamente de que su silla se colocó en el área de embajadores "no titulares". Y aunque su retiro no será de inmediato, no dejó pasar un día más su recomendación a López Obrador para que por fin felicitara, ayer mismo, a Joe Biden.

El virus ronda Palacio

La pandemia de Covid-19 pudo más que dos horas de fuerza moral. Ayer, en la mañanera, el salón Tesorería lució prácticamente vacío, luego de que se diera a conocer que un brote dentro de Palacio Nacional alcanzó a por lo menos dos comunicadores de la fuente presidencial y a un integrante más de la ayudantía. Para compensar la falta de comunicadores de medios convencionales –pues sólo acudieron 'medios alternativos'– la vocería ya comenzó a ofrecer asientos a los reporteros dentro del salón, y se estableció, supuestamente, el uso del cubrebocas como obligatorio a la hora de preguntar.

Desorden y contagios en San Lázaro

No sólo en el Centro Histórico hay caos y exceso de movilidad. En plena sesión de San Lázaro, la presidenta de la Mesa Directiva, Dulce María Sauri, se cansó de llamar ayer, una y otra vez, a los diputados a mantener la "sana distancia", a evitar los saludos y los abrazos como si nada pasara. "Por favor, que la emoción del reencuentro no supere la necesidad del cuidado y la sana distancia", les insistió. Con cierto tono de angustia, les advirtió: "No pongan en riesgo a sus familias y a otras personas". Pero ni así hubo caso. El último reporte de ayer registró ya 425 contagios, 92 legisladores y 333 empleados; más 17 muertes.

Amarga ratificación de Concheiro

Muy fuertes fueron ayer las descalificaciones contra la académica Elvira Concheiro. Durante la ratificación, en la Comisión de Hacienda de San Lázaro, de su nombramiento como tesorera de la Federación, le hicieron pasar un amargo rato. Los diputados de oposición le cuestionaron su inexperiencia, su "designación política" y los riesgos de su parcialidad en el manejo de los recursos de la nación. Pero el emecista jalisciense Higinio del Toro se le fue a la yugular y le reprochó que, además, la profesora se encuentra en "conflicto de interés", por haber sido la esposa del hoy diputado morenista Pablo Gómez, quien votó a su favor.

COLUMNAS ANTERIORES

Reclama FBI a México por cooperación antinarco
Nieto, nuevamente en la contienda

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.