Confidencial

Morenista pide ayuda a EU contra ‘la ultraderecha’

Más de uno en la autodenominada ‘4T’ se desgarraron las vestiduras porque Xóchitl Gálvez fue a Washington a solicitar observación en el proceso electoral.

Más de uno en la autodenominada ‘4T’, desde Fernández Noroña hasta la propia Claudia Sheinbaum, pasando por algunos moneros afines, se desgarraron las vestiduras porque Xóchitl Gálvez fue a Washington a solicitar observación en el proceso electoral. De entreguista, tapete y proyanqui no la bajaron. Pero ayer, la senadora morenista Lucía Trasviña no tuvo que ir hasta DC o Nueva York para solicitar ayuda a Estados Unidos en la política doméstica. En reunión con el embajador Ken Salazar, le dijo: “Entonces sí le pedimos también, apóyenos, porque no queremos a la ultraderecha que venga y nos enfrente con difamaciones y calumnias”. Míster Ken, como era de esperarse, respondió que él, como representante diplomático, no se mete en asuntos de política mexicana.

Sigue el tira-tira Máynez vs. PRI

Y la guerra entre Jorge Álvarez Máynez y los priistas sigue, ahora contra su presidente nacional, Alejandro Moreno. Mientras Alito le lanzó un puntilloso mensaje, burlándose del video en el que, “en plena borrachera, (Máynez está) siendo ignorado por todos los que lo acompañaban en el juego de futbol”, el emecista y su equipo le respondieron los casos de corrupción en los que Moreno presuntamente se ha visto involucrado. Sigue el pleito dando.

Xóchitl y su ‘apuntador’

Xóchitl Gálvez camina con muletas. Si bien cuando es espontánea y le responde al Presidente llama la atención, como cuando reta al mandatario a debatir en inglés con ella, hay otras cosas en las que flaquea. Eso quedó evidenciado en su conferencia de este jueves, cuando, a cada rato, tenía que voltear a ver a su jefa de Oficina, Kenia López Rabadán, para responder. Está bien que se rodee de gente que sabe más que ella, pero tampoco le vendría mal una sesión informativa antes de que salga a los medios.

Tras el hueso

Tras su renuncia a Morena, Alejandro Rojas Díaz Durán, suplente del senador Ricardo Monreal, se reunió ayer nada menos que con el dirigente del PRI, Alejandro Alito Moreno, quien, tomándolo del brazo, se refirió a él como “un referente de la izquierda democrática y progresista del país”. Según el exmorenista, ha estado “dialogando con ciudadanos y líderes políticos del país, porque es imperativo, más allá de los partidos, construir una nueva alternativa política de reconciliación nacional”. ¿Será? ¿O más bien anda en busca de un hueso?

Ley Malena va en CDMX

Más vale que los agresores de mujeres que recurren a la violencia ácida se lo piensen dos veces. Con 42 votos a favor, 0 en contra y 0 abstenciones, el Congreso de la Ciudad de México aprobó la llamada ley Malena –en honor a la saxofonista María Elena Ríos–, que castiga la violencia ácida y la considera como tentativa de homicidio. Así, se reforma el Código Penal local para que los ataques con alguna sustancia química sean castigados con una pena de entre 8 y 12 años de prisión. Oaxaca, Baja California y Puebla ya también la han aprobado. Enhorabuena.

Prometen diputados no politizar el tema seguridad

“Ya quedamos, viene el 20 de febrero”, dijo sonriente esta vez el presidente de la Jucopo de la Cámara de Diputados, Jorge Romero, del PAN, sobre la visita de Rosa Icela Rodríguez, secretaria de Seguridad. Es la tercera invitación a una reunión privada con los coordinadores de todas las bancadas, y en dos ocasiones no se concretó. “Y también ya quedamos: no viene a que la critiquemos, no vamos a politizar el tema de la inseguridad más allá de las elecciones o de colores”. “Viene exactamente a lo contrario, a que nosotros la escuchemos a ella y ayudar a encontrar una solución juntos”. Ojalá.

COLUMNAS ANTERIORES

El subgobernador Mejía confirma la tendencia
Listos para la CDMX ¡55 debates!

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.