Confidencial

El fiscal interino frente al escrutinio público

Aún no asume como encargado de despacho en la Fiscalía capitalina, y ya comenzaron a salir señalamientos contra Oliver Ariel Pilares Viloria.

Aún no asume como encargado de despacho en la Fiscalía capitalina, y ya comenzaron a salir señalamientos contra Oliver Ariel Pilares Viloria. No sólo se trata de sus gustos ‘fifís’, dignos de un conservador consolidado o un aspiracionista consumado –para hablar en términos de la 4T–, como su camioneta BMW de más de 1 millón de pesos o su fiesta de cumpleaños en un lujoso hotel capitalino, sino también por otros temas que, según excolaboradores suyos, deberían ser investigados. De hecho, ya hay amagos de que pronto se darán detalles de estos casos. Habremos de esperar a ver si se trata de una ‘bomba’ como se advierte, o sólo de meras chinampinas.

Gancho al hígado con gasolinazo

Ayer, López Obrador se mostró molesto porque “desataron toda una campaña los adversarios, los conservadores, haciendo creer que se había decretado un gasolinazo”. Un post en X del famoso boxeador Jorge El Travieso Arce, aunque fue publicado la víspera, pareciera responderle al mandatario. El pugilista comentó que el 6 de enero manejó desde Estados Unidos hasta México. “Llené el tanque con 85 dólares a 17 el dólar, son 1,445 pesos. La misma camioneta la llené entrando a Los Mochis, 2,349 pesos, casi mil pesos de diferencia en un tanque. Se fueron cinco años de gobierno y nunca bajó a 10 pesos la gasolina. Nos mintieron”, lamentó el siete veces campeón mundial en cinco diferentes categorías. ¿Saldrá en la gustada sección de la señorita Vilchis?

El beso de la polémica

El Presidente quiso dejar claro que no es transfóbico, como en las redes sociales lo están señalando… pero le salió contraproducente. Y es que al referirse al beso que le dio a la diputada transgénero de Morena Salma Luévano, la malgenerizó, es decir, no se refirió a la diputada en los términos de la diversidad sexual. “Le di un beso a un hombre vestido de mujer, yo beso a los hombres y me besan…”, comentó López Obrador. Las críticas por llamarla “señor vestido de mujer” no se hicieron esperar, y no faltó quien recordara que, por un comentario muy similar hacia Luévano, el diputado Gabriel Quadri fue denunciado por ella y sancionado por el TEPJF, porque eso –aseguró en su momento la legisladora– “es a todas luces violencia de género”.

La compra de insumos en Asia, ¿de segunda mano?

La canciller Alicia Bárcena viajó a Asia a principios de diciembre para comprar insumos para los damnificados de Guerrero. Ayer, ante los cónsules y embajadores mexicanos, la secretaria bromeó: “Ustedes han oído, seguramente, el anuncio en la calle que dice: ‘Refrigeradoreees, estufaaas, colchoneees y fierro viejo que vendaaan’. Bueno, pues a eso fui, y lo más lindo de todo es que sí lo pudimos hacer. Compramos estufas, refrigeradores, colchones...”. Ojalá que sea sólo broma y los artículos conseguidos en China para los afectados por Otis no sean “fierro viejo” como los que ‘se compraaan’ en las calles de la ciudad.

Propuesta para Chiapas

Nutrida agenda, la del senador Eduardo Ramírez. El propio jaguar chiapaneco compartió que aparte de que coordina los trabajos para definir los temas legislativos con los que Morena llegará al próximo periodo ordinario de sesiones en la Cámara alta, más la previa reunión plenaria en la que llevarán a invitados especiales, está por terminar su nuevo libro denominado Plan Chiapas Transformador, 200 años después, en el que el aspirante a gobernador revisa a fondo los problemas que afectan a su estado. Educación, salud, gobernanza, turismo son algunos de los temas de la obra en la que el político reúne el sentir de las familias chiapanecas. Sin duda, el aún coordinador de la bancada morenista en el Senado llega con una visión amplia y profunda sobre su tierra al proceso electoral. Ojalá también aborde el tema de la inseguridad.

COLUMNAS ANTERIORES

Reclama FBI a México por cooperación antinarco
Nieto, nuevamente en la contienda

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.