Confidencial

La IP no quiere más ‘goleadas laborales’

Con la pandemia del CIVOD-19 mucha Pymes murieron. Ahora los empresarios enfrentan una ‘goleada’ de reformas laborales.

Los empresarios de plano se quejaron ayer de que, como los Tigres, no quieren “más goleadas” con nuevas reformas laborales. Al acudir a San Lázaro a la instalación de la comisión que analizará la reforma para reducir a 40 horas la jornada laboral, el presidente del CCE, Francisco Cervantes, reclamó que primero vino el aumento al salario mínimo, luego los 12 días de vacaciones, y ahora dos días de descanso... “Si con la pandemia del CIVOD-19 hubo mucha mortandad de Pymes y ahora darnos otra ‘goleada’; no, pues ¿a dónde vamos a parar…?”, lamentó, recordando a Marco Antonio Solís.

Políticamente incorrecto

Xóchitl Gálvez le hizo eco al expresidente Fox. Al ser cuestionada por los dichos de Donald Trump y su amenaza de deportaciones masivas, la precandidata presidencial de PAN, PRI y PRD tuvo a bien afirmar: “Yo nada más lo quiero ver lavando los baños de su casa o de algunas casas de personas que viven en Estados Unidos. Los migrantes hacen un trabajo impresionante en Estados Unidos y no se puede nada más sacarlos”. Con esta frase también sonó un eco, el de aquella vez en 2005 que Fox dijo que los mexicanos hacen trabajos “que ni los negros quieren”.

Memoria selectiva

La virtual candidata presidencial de Morena, Claudia Sheinbaum, presumió en sus redes sociales que cuando estuvo al frente de la jefatura de Gobierno creó dos líneas de Cablebús, que son, destacó, “las más largas del mundo”. Explicó que con la primera de ellas, que va de Cuautepec a Indios Verdes, se redujo el tiempo de traslado de 90 a tan sólo 33 minutos. Claro, del tema del Metro mejor ni comentar.

Cambiar de camiseta

Y hablando de Xóchitl Gálvez, resulta que se cambió de bando. No es que haya dejado a la coalición PAN, PRI y PRD, sino que abandonó a su amado Cruz Azul para apoyar al América. No sólo apostó por el equipo azulcrema, sino que hasta se puso un pin en la chamarra para demostrar su recién estrenada afición. Hasta donde sabemos, a eso se le llama ser villamelón. ¿Síntoma?

La ropa sucia ¿se lava en casa?

Como su pecho no es bodega, ayer el presidente López Obrador ventiló oootra diferencia entre dos de sus funcionarios. Confesó que Cedric Iván Escalante estuvo a punto de renunciar a la Subsecretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes por diferencias con el exsecretario Jorge Arganis. Sin embargo –comentó–, él lo convenció de quedarse, aunque fuera en un cargo menor, como subdirector general de la presa Santa María, en Sinaloa. “Por eso digo, no son cargos, son encargos. Y me aceptó el ingeniero y se fue allá”, relató.

Irritan a trabajadores de la salud en Tabasco

En Tabasco, más de mil 400 trabajadores de la salud se encuentran “de brazos caídos” desde hace cuatro días a la espera de que se les paguen las quincenas de diciembre, aguinaldos y prima vacacional, pues el gobierno del estado se comprometió a dispersar los recursos el pasado día 15. En una gira por Macuspana –la tierra del Presidente–, el gobernador Carlos Manuel Merino fue increpado por trabajadores del hospital municipal, a quienes informó que está haciendo las gestiones ante la Federación para cubrir los adeudos. ¿Y mientras?... Ante los reclamos, el góber cortó el diálogo y se marchó, y los inconformes le seguían gritando “¡Que nos pague, que nos pague!”.

COLUMNAS ANTERIORES

Reclama FBI a México por cooperación antinarco
Nieto, nuevamente en la contienda

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.