Confidencial

Fechas fatales, en riesgo

No le quedará tiempo a la Cámara alta para realizar el centenar de nombramientos pendientes.

De acuerdo con la presidenta del Senado, Ana Lilia Rivera, será hasta 13 de diciembre cuando el pleno desahogue el procedimiento para la designación de la ministra de la Corte. Ante este escenario, no le quedará tiempo a la Cámara alta para realizar el centenar de nombramientos pendientes que, de acuerdo a sus atribuciones, debe realizar, incluidos los del Tribunal Electoral federal y, sobre todo, del Inai. ¿Será que el Senado seguirá en desacato al fallo de la Corte? Veremos.

Respaldo académico

La presidenta de El Colegio de México, Silvia Giorguli, y el historiador Enrique Semo, con su sola presencia en el acto en el que la virtual candidata presidencial de Morena, Claudia Sheinbaum, presentó al equipo que confeccionará su plan de gobierno, parece que respaldan “el segundo piso” de la autodenominada cuarta transformación. Ello, pese al maltrato que ha recibido el sector académico y de investigación en la actual administración. Incluso, al historiador Semo, quien además escribió el libro Ideas para continuar con la 4T, se le vio muy cercano al dirigente nacional de Morena, Mario Delgado. Como en la mejor época del régimen del partido hegemónico.

Papel de espectador

A pesar de que abandonó la fundamental encomienda de resolver el caso Ayotzinapa para sumarse al equipo de Claudia Sheinbaum, hasta ahora a Alejandro Encinas no le han dado una tarea específica. El ex subsecretario de Derechos Humanos no figura en el equipo de precampaña donde están políticos como Ricardo Monreal o Adán Augusto López. Tampoco fue incluido en el que construirá la plataforma de gobierno. Eso sí, ayer estaba muy presente entre el público asistente a la presentación de los foros que se realizarán para diseñar el proyecto de nación; es decir, en calidad de espectador.

Esperan ‘milagro’ para reducción de jornada laboral

Mientras organizaciones sindicales, encabezadas por la CROC, ya se preparan para volver este martes a cercar la sede de la Cámara de Diputados y exigir la aprobación de la reforma para reducir de 48 a 40 horas la jornada laboral semanal, los legisladores anticiparon que su discusión se programó para el 12 de diciembre, Día de la Virgen de Guadalupe, “en espera de un milagro”, según admiten panistas. Pero las invitaciones ya corrieron. “Este martes marchamos de nuevo. Si no puedes asistir, comparte. La reducción de la jornada pasa porque pasa”, advierten.

…Y surgen apoyos desde la IP

Carlos Bremer, presidente de Grupo Value y –en palabras del presidente López Obrador– empresario con “dimensión social”, se dijo a favor de la reducción de la jornada laboral de 48 a 40 horas. Consideró que es importante que el trabajador pueda dedicar más tiempo a su familia, y finalmente –señaló– no se reduce mucho y se pueden cubrir los mismos objetivos.

Políticamente incorrecto

Quien vaya que tuvo un resbalón el fin de semana fue Rubén Rocha, gobernador en Sinaloa, pues consideró que las adicciones “está más feo, mucho más que tener a un hijo con discapacidad o tener a un hijo homosexual”. Después intentó matizar su declaración, pues, durante la inauguración del CRIT en su estado, comentó que tuvo un familiar con discapacidad, y ojalá en sus tiempos hubiera habido una pensión para este sector, como con el actual gobierno. Aunque quizá para los organizadores del centro sus declaraciones no pasaron inadvertidas, pues ya no lo querían dejar entrar a las instalaciones.

COLUMNAS ANTERIORES

Fallaron las quinielas en Cultura
Los ‘nacos’, la nueva bancada en el Congreso

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.