Confidencial

Al polígrafo, diputados mentirosos

Para el petista, Reginaldo Sandoval, el Inai puede operar y sesionar ‘legalmente’ con cuatro comisionados.

Directo y de frente, diputados del PT y el PRD se retaron ayer para ver quiénes son más mentirosos. Frente a los comisionados del Inai, se dijeron dispuestos a someterse al polígrafo si es necesario. Y es que, según el petista Reginaldo Sandoval, este instituto puede operar y sesionar “legalmente” con cuatro comisionados, mientras que el perredista Miguel Torres sostuvo que la ley señala que se necesitan cinco para trabajar. Invitados por la Comisión de Presupuesto, los comisionados sólo fueron observadores del sistemático choque político de los partidos en campañas y se fueron como llegaron, sin más presupuesto y con su equipo incompleto.

‘Ridículo’, gasto a niños y adultos mayores

Duros reclamos expresaron ayer en San Lázaro Jaime Nieto Zermeño, director general del Hospital Infantil de México Federico Gómez, y María del Carmen García Peña, directora del Instituto Nacional de Geriatría, a los diputados de la Comisión de Presupuesto. El primero se quejó de que, en 2022, sólo en la parte operativa, en el hospital gastaron 946 millones de pesos; en 2023 estima un gasto de mil 124 millones, pero para 2024 sólo le asignaron 808 millones. “Sólo pido un poco más de presupuesto para los niños de este país”, exclamó. Y la segunda, de plano, calificó de “ridículos” los gastos asignados. Indicó que para atender a los adultos mayores sólo asignan 78 millones, y pidió 92 millones más. A ver si les hacen caso.

Desbandada en Morena

A juzgar por el sainete que protagonizaron los morenistas en el pleno del Senado la madrugada del jueves, la bancada guinda vive una crisis que puede terminar en desbandada de marcelistas. Resulta que la senadora Malú Micher, enojada porque la presidenta del Senado, la también morenista Ana Lilia Rivera, no quiso darle la palabra, afirmó que renunciaba a Morena y se pondría en huelga de hambre. A ello se suma la renuncia a su militancia de Cecilia Sánchez, quien se sumó a la bancada del PRI. Y todo indica que seguirá el mismo camino la morelense Lucy Meza, quien, aunque no es marcelista, está inconforme porque no la dejaron participar en la búsqueda de la candidatura en Morelos, por lo que se sumaría al Frente Amplio por México.

Liconsa, agua para Acapulco

En estas tragedias de pronto surgen buenas ideas de donde menos se espera. El problema de agua potable para beber encontró en Liconsa una respuesta. Su director, Antonio Talamantes –el nuevo, no el de los saqueos–, ideó envasar agua en bolsas de plástico para repartir entre la población. No soluciona todo el problema, pero sirve. Sensibilidad y algo de inteligencia para ayudar es todo lo que se necesita.

Bárcena promueve la Abdala

Ante las posibles dudas que pueda haber por la efectividad de vacuna Abdala, la canciller Alicia Bárcena ya compartió su foto en la que está recibiendo la inyección. “Como parte de la campaña nacional de vacunación contra covid-19 para mayores de 60 años, me vacuné con la dosis correspondiente a la vacuna Abdala contra SARS-CoV-2. La vacuna es gratuita, universal y efectiva. Encuéntralo en el centro de salud más cercano”, expuso la secretaria. Claro que en las redes sociales no se hicieron esperar los buenos deseos. “Suerte con su vacuna no avalada por la OMS”, le escribieron. ¿Sabrá más que los expertos de la OMS?

A abrir la billetera…

Los partidos ya podrán comenzar a ‘pasar la charola’. Ayer el INE aprobó el límite de financiamiento privado que podrán tener los institutos políticos durante 2024, el cual será de 132 millones 195 mil 744 pesos. También podrán recibir hasta 42 millones 963 mil pesos, en dinero o especie, de las aportaciones de simpatizantes. De forma individual, los militantes tendrán como límite para aportar 2 millones 148 mil 166 pesos. Así que a apoquinar.

COLUMNAS ANTERIORES

Reclama FBI a México por cooperación antinarco
Nieto, nuevamente en la contienda

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.