Confidencial

Referencias futboleras de Mier

Ignacio Mier ironizó que si el Frente Amplio por México fuera equipo de futbol, Claudio X. González sería técnico y líder.

El Frente Amplio por México “es más de lo mismo”, pero “con un dream team remasterizado”, ironizó ayer el jefe de Morena en San Lázaro, Ignacio Mier. Si fuera un equipo de futbol –dijo– tienen “a Claudio X. González como técnico y líder, está el defensa lúcido de Vicente Fox; de centro delantero el ágil y veloz mental, Alejandro Moreno; luego un repartidor de media cancha, Marko Cortés, y el de contención, Jesús Zambrano. Ahí está el equipo, nada más le cambiaron de nombre”, delineó el diputado, más de campaña en Puebla y recorriendo oficinas federales que en San Lázaro. Sólo le faltó decir que si llega Xóchitl a la candidatura, la oposición la va a “cruzazulear”…

Xóchitl cobra presencia en ámbito internacional

Y hablando de Xóchitl Gálvez, tan pronto como confirmó su intención de contender por la candidatura opositora a la Presidencia, ya tuvo, desde el primer día, presencia en la prensa internacional. Dos de los más influyentes periodistas de habla hispana en Estados Unidos y América Latina, Andrés Oppenheimer y Jorge Ramos, ya le abrieron los micrófonos a la hidalguense. Mientras en Morena hay línea para no dar entrevistas a medios críticos, la exalcaldesa de Miguel Hidalgo aprovecha los foros y va con todo para remontar en las preferencias rumbo a la candidatura del Frente Amplio.

Protesta en mitin de Sheinbaum

En Cuautla, Morelos, en el mitin que encabezó la aspirante a la candidatura presidencial de Morena, Claudia Sheinbaum, un ciudadano se subió al templete para protestar. El hombre de sombrero interrumpió a la exjefa de Gobierno portando dos cartulinas. En una de ellas se leía “Claudia Sheinbaum, amiga de bandidos azucareros Amado Orihuela, Aristeo Rodríguez, Humberto Jasso, Pedro Ocampo”. “Ahorita te atiendo compañero, déjenlo, no pasa nada”, dijo Sheinbaum, ante los discretos intentos que hicieron por bajarlo.

Ya no sólo Yeidckol, ahora un indígena hñahñu exige inclusión

La diputada de Morena Yeidckol Polevnsky exigió ayer que el líder del partido, Mario Delgado, debe no sólo registrarla a ella sino a otra mujer en el proceso de la encuesta para elegir al coordinador de defensa de la ‘4T’, en aras de la equidad de género. Para la fundadora y exsecretaria general del partido guinda, si hay tres hombres debe haber tres mujeres. Y por si fuera poco, las cosas se le complican a Delgado, pues también está el caso de César Cruz Benítez, indígena hñahñu que quiere participar en la encuesta “en su calidad de persona indígena”. A ver si no también le dan con la puerta en las narices y acude al tribunal a exigir se respete su derecho.

Confía AMLO en que Taddei se haga de la vista gorda

Como “concientización” en torno a la democracia, el Presidente justificó que los partidos estén adelantando sus métodos de selección interna ante la elección presidencial, pese a que aún no entra el año electoral y hay tiempos de precampaña fijados. Quizá se siente tan confiado del espíritu morenista en el INE de Guadalupe Taddei, que descartó que el organismo pueda imponerle sanciones a Morena... o a la oposición.

En métodos rumbo a 2024, la diferencia, en la figura jurídica

Ante los alardes de que en la oposición “copiaron” el método morenista y de que, en todo caso, también sería ilegal lo que están haciendo, hay un argumento sólido que marca la diferencia. Y es que la legislación electoral sí contempla la figura de frente político, conformado por al menos dos partidos, y los ciudadanos bien pueden ser consultados para elegir a la persona que encabece dicho frente. En contraste, en los estatutos de Morena no se contempla la figura de “coordinador de defensa de la ‘4T’”, es decir, jurídicamente ese cargo no existe. A ver qué criterio adopta en su momento el TEPJF.

COLUMNAS ANTERIORES

Ramírez de la O, a todo en Washington
Reclama FBI a México por cooperación antinarco

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.