Confidencial

Revienta duelo de líderes en San Lázaro

Jorge Álvarez Máynez, líder de la bancada naranja en San Lázaro se lanzó contra Morena y el PRI por la reforma al TEPJF, comenta Confidencial.

El líder de MC en San Lázaro, Jorge Álvarez Máynez, se fue con todo contra Morena y el PRI, y expresó que su reforma en contra del Tribunal Electoral muestra que buscan, a toda costa, “saciar sus intereses de mantenerse en el poder de las dirigencias de sus partidos”. “Por eso Mario Delgado, Marko Cortés y Alito Moreno no dan la cara”. Y la muestra, dijo, fue la manifestación de protesta de morenistas, ayer, en la sede del tribunal, en contra del presidente de Morena. Pero Alejandro Moreno le respondió con fuerza: “Quiero ser cuidadoso porque luego les dicen y no se aguantan, pero, ¿cuántos años lleva su dirigente de MC?”. Duro el intercambio.

Va por México, sólo “migajas”

Y a propósito de las intenciones de Mario Delgado, el dirigente morenista anda en otro canal y, muy quitado de la pena, ya festeja que, con su trabajo político-electoral anticipado en la CDMX, Morena lleva, según él, hasta 20 puntos arriba en las encuestas y recuperará las nueve alcaldías que perdió en 2022. Aunque sus diputados reviven el PRIMor enriquecido con toda la coalición Va por México, para ir todos juntos en contra del Tribunal Electoral, los acusó de que sus gobiernos son un fracaso. “Decepcionaron a la gente en nueve alcaldías; prometieron oro y sólo han dado migajas”, acusa.

Rebelión en la granja

Con la novedad de que el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, en la reunión que sostuvo a puerta cerrada con los integrantes de la bancada de Morena y sus aliados en el Senado, que lidera Ricardo Monreal, recibió fuertes reclamos no sólo por culpar al canciller Marcelo Ebrard de la muerte de 40 migrantes en una estación migratoria en Ciudad Juárez, sino por impulsar la reforma constitucional para limitar al Tribunal Electoral porque atenta contra la paridad de género. Mientras que el funcionario, que acudió como en ocasiones anteriores a tirar línea a los legisladores guindas, dejó en claro que para el inquilino de Palacio Nacional simplemente no es una prioridad concretar los tres nombramientos que hacen falta para completar el pleno del Inai.

Monreal, del lado del proceso en Inai

A propósito del tema, ríspida, nos dicen, se tornó la reunión que ya transcurría tensa entre los senadores morenistas y Adán Augusto López cuando tocó el turno de abordar los nombramientos pendientes del Inai, pues hubo propuestas de todo, como la del Ejecutivo federal, a quien no le urge se elija a los tres comisionados faltantes; la de un grupo de senadores, que planteó se someta a votación sin que se alcancen los votos; la del senador Eduardo Ramírez, que consiste en una iniciativa que reduzca de 7 a 4 el número de consejeros, y la postura de Ricardo Monreal, de que prevalezca el derecho constitucional y se continúe con el proceso para que el pueblo acceda a la transparencia y se garantice la rendición de cuentas. El coordinador de la mayoría legislativa se deslindó de lo que propone el senador Ramírez y sostuvo que los senadores deben cumplir con sus obligaciones y facultades. Difícil debate.

Y que le responden a Fox

El martes, el expresidente Fox llamó a Andrés Manuel López Obrador, en Twitter, “el gran mentiroso de las mañaneras”, y lo retó a presentar pruebas o callarse “el hocico”, ante los señalamientos que se hicieron en su contra durante la conferencia matutina por presuntamente ser beneficiario de contratos irregulares para la comercialización de productos derivados de la mariguana. Ayer, el gobierno federal informó que los 65 permisos que obtuvieron 11 empresas, entre ellas algunas ligadas al panista, se emitieron con base en lineamientos ilegales, razón por la cual se destituyó a la directora de la Cofepris que los autorizó, informó Bertha Alcalde Luján, comisionada de Operación Sanitaria. ¿Qué dijo Fox? Sobre eso, nada… hasta ahora.

COLUMNAS ANTERIORES

Xóchitl se para en otro retén en Chiapas
El informe de EU que sacará chispas aquí

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.