Confidencial

Ver la paja en el ojo ajeno

No contaba con que sería un miembro de sus propias filas, el senador Raúl Paz Alonzo, quien ‘se doblara’, señala Confidencial.

Muy retador se presentó ayer por la mañana el líder nacional del PAN, desafiando a los senadores priistas a que denuncien “presiones” del poder para votar a favor de la iniciativa militarista. No contaba con que sería un miembro de sus propias filas, el senador Raúl Paz Alonzo, quien “se doblara” –como recriminó su compañera Kenia López–. Para sorpresa de su coordinador, Julen Rementería, y del propio Marko, el legislador azul yucateco apareció en un video de Mario Delgado, presidente de Morena, quien anunció a los cuatro vientos que Paz sería “comisionado nacional de enlace” del partido guinda con los empresarios. Casualmente, el panista fichado en la 4T se apresuró a borrar sus tuits contra la militarización. Ya quedó claro el sentido de su voto.

Desaire a la cúpula tricolor

Después de que los senadores del PRI prefirieron invitar sólo al coordinador de los diputados, Rubén Moreira, y no al líder nacional de su partido, Alejandro Moreno, al final a ambos los pasaron por alto. “Esta semana ya no he platicado con ellos, me invitaron a platicar la semana pasada para ver el sentido del voto (en el tema de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública) y quedamos que esta semana nos volveríamos a juntar, pero ya no me dijeron nada”, se lamentó Moreira. El lunes los senadores tricolores votaron en contra del dictamen en comisiones y hoy se perfila que lo harán también en contra en el pleno.

El amago de Moreira a Marko

Y hablando de exclusiones y del priista Rubén Moreira, duro fue el reclamo que éste le hizo ayer al líder del PAN, Marko Cortés. Le solicitó no hacer a un lado a Alito Moreno ni buscar a “otros grupos” priistas para mantener Va por México. “Le pediría que guardara prudencia, que tuviera mesura y que pensara en la alianza; no vaya a ser que se encuentre con el otro PRI que siempre ha sido opositor al PAN”. Es más, advirtió a Marko que “debe enfrentarse a su realidad, de que los estados que gobiernan son los más violentos de este país, como Guanajuato”.

La campaña en las redes

Aunque la carrera por la Presidencia y por la candidatura de Morena no se ha definido, en algunas redes sociales ya hay favoritos. Y es que mientras el canciller Marcelo Ebrard tiene 315 mil seguidores en TikTok, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, apenas llega a los 85 mil. Sólo faltaría que el canciller convierta eso en votos.

Baño de pueblo

Quizás aplicando la máxima de ‘donde fueres, haz lo que vieres’, ayer el presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, caminó de Palacio a un restaurante que casi hace esquina con el Templo Mayor. Al estilo de la 4T, lo hizo flanqueado de escasos escoltas y combinándose con la multitud, pues su visita acumuló al menos una centena de curiosos que se apostaron a ver cómo lo despedía López Obrador tras su reunión.

Narro Céspedes, en tela de juicio

En el Senado, Lilly Téllez ayer puso en jaque a José Narro Céspedes, a quien urgió a pedir licencia a su escaño y someterse a una investigación de la FGR por sus presuntos lazos con bandas del narcotráfico. Y es que el propio legislador morenista posteó en días pasados una fotografía en la que aparece con el presunto operador financiero del Cártel del Noreste, Gerardo Teodoro Vázquez, el Gerry. En respuesta a Lilly, Narro afirmó que sus dichos “no tienen ningún sustento” y la conminó a acudir a la fiscalía. Mientras son peras o manzanas, debería dar una mejor respuesta, a fin de despejar cualquier duda.

Se mueven corcholatas en Jalisco

En Jalisco ya comenzaron a moverse las corcholatas morenistas con miras a 2024, cuando se renovará la gubernatura, hoy en poder de MC. Nos cuentan que desde la oficina de Mario Delgado ya se ‘palomeó’ una alianza de grupos que apoyan a la 4T y que, cual fichas de ajedrez, están acomodándose. Por una parte, el exrector de la UdeG, Raúl Padilla López, y por la otra, Ricardo Peralta, líder de la “Alianza patriótica por la 4T”. Lo que se busca –nos dicen– es que esta alianza tenga impacto, por la influencia de los grupos, pero sobre todo por el acercamiento que buscan de la cuarta transformación en la comunidad universitaria, abiertamente peleada con el actual gobierno estatal.

COLUMNAS ANTERIORES

Reclama FBI a México por cooperación antinarco
Nieto, nuevamente en la contienda

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.