Colaborador Invitado

Tres claves para entender las nuevas NIIF de sostenibilidad y su impacto en LATAM

Aunque la implementación de las NIIF de sostenibilidad puede ser una labor exhaustiva, permitirá a los mercados de capital a obtener información de acuerdo con una referencia global.

Socia Líder de Cambio Climático y Sustentabilidad para EY Latinoamérica

El 26 de junio de 2023, el Consejo de Normas Internacionales de Sostenibilidad (ISSB, por sus siglas en inglés) de la fundación International Financial Reporting Standard (IFRS) publicó sus dos primeras Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF) sobre sostenibilidad, iniciando una nueva era en la divulgación de información corporativa a nivel internacional.

Las dos normas son la NIIF S1, de requisitos generales para la revelación de información financiera relacionada con la sostenibilidad; y la NIIF S2, que detalla la manera en que deben revelarse los riesgos y las oportunidades relacionadas con el cambio climático.

Ambas establecen los requisitos para los tipos de información sobre riesgos y oportunidades relacionados con la sostenibilidad y el cambio climático que una entidad debe revelar. Dichos requisitos se derivan de los cuatro pilares de las Recomendaciones del Grupo de Trabajo sobre Revelaciones Financieras Relacionadas con el Clima (TCFD, por sus siglas en inglés): Gobernanza, Estrategia, Gestión de riesgos, y Métricas y objetivos.

1. ¿En qué consiste la NIIF S1?

La NIIF S1 exige que las empresas revelen riesgos y oportunidades relacionadas con la sostenibilidad que puedan influir en las decisiones de sus inversionistas. Los requisitos de divulgación incluyen detalles sobre cómo la junta directiva supervisa el establecimiento de objetivos y el monitoreo del progreso, la aplicación de controles y procesos para gestionar los riesgos de sostenibilidad, así como la evaluación de los temas materiales de la empresa y su integración en la estrategia de negocio. Esto implica que las compañías deben evaluar sus procesos actuales, fortalecer sus prácticas de gobernanza e implementar ejercicios de materialidad más robustos.

2. ¿Qué plantea la NIIF S2?

El enfoque de la NIIF S2 se centra en la gestión de riesgos climáticos, abarcando tanto los riesgos físicos, tales como tormentas e inundaciones, así como los riesgos de transición, que incluyen cambios regulatorios, tecnológicos, de cadenas de valor y de preferencias de los consumidores en una economía baja en carbono. Además, requiere la divulgación de las emisiones en los alcances 1 (directas), 2 (indirectas por la compra de servicios) y 3 (indirectas en la cadena de valor), además de métricas y objetivos específicos para cada sector.

3. Implicaciones para las empresas de México y Latinoamérica

La aplicación de las NIIF dependerá de su integración en la regulación de los mercados de cada país, pero los estándares son aplicables de forma voluntaria desde el 1° de enero de este año. Esto significa que los grupos de interés podrán empezar a ver informes de sostenibilidad y climáticos alineados con las NIIF en 2025.

En ese sentido, la Organización Internacional de Comisiones de Valores (IOSCO) –organismo internacional reconocido como el estándar global del sector de valores– hizo un llamado a sus 130 jurisdicciones miembros a considerar cómo pueden incorporar las nuevas NIIF en sus respectivos marcos regulatorios para brindar coherencia y comparabilidad a las divulgaciones relacionadas con la sostenibilidad.

Ya que la IOSCO reúne a autoridades de mercados de capital que regulan más del 95% de los mercados de valores del mundo, incluyendo la mayoría de los mercados latinoamericanos, se espera que haya un impacto significativo en las empresas que cotizan en las bolsas de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México, Perú y Uruguay, así como en empresas de interés público en países como Colombia y México.

En el caso de nuestro país, las organizaciones enfrentarán retos para construir estrategias que les permitan ser resilientes. Si bien las industrias intensivas en emisiones o que dependen en gran medida de los combustibles fósiles serán las más propensas a someterse a revisiones estratégicas, el propio contexto obligará a todas las compañías a buscar alternativas de mitigación y planes para mantener la continuidad operativa frente a los embates del cambio climático.

En general, el esfuerzo requerido para cumplir con estos estándares dependerá de si las empresas ya han integrado medidas de sostenibilidad en sus modelos de negocio y establecido las métricas y los controles necesarios.

Aunque para muchas empresas la implementación de las NIIF de sostenibilidad puede ser una labor exhaustiva, permitirá a los mercados de capital a obtener información de acuerdo con una referencia global. Esto no solo ayudará a las empresas a cumplir con las expectativas de sus grupos de interés, también las preparará para mantener su continuidad operativa y contribuir a una economía global más sostenible y resiliente.

COLUMNAS ANTERIORES

Gestionar el efectivo contribuye a disminuir la huella de carbono
Autos eléctricos chinos, ¿el futuro automotriz?

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.