Colaborador Invitado

NFT: arte digital y criptoarte

Portales es una creación digital, al reproducirla el espectador observará una serie de imágenes abstractas, coloridas, cambiantes, vivas.

Portales es una creación digital (https://artereum.io/en/gallery/19),  un video loop de Martha Anaya; al reproducirla el espectador observará una serie de imágenes abstractas, coloridas, cambiantes, vivas dentro de umbrales que se suceden sin cesar y que exploran la infinidad de mundos digitales que enfrentamos todos los días, “habla sobre cómo vivimos en diversas cámaras de eco donde definimos nuestras realidades, nuestros motivos, visiones, y una entrada de esto ya es a los mundos digitales, que resignifican otra vez nuestro ser”, dice la joven tijuanense que desde el 2014 se dedica al arte digital (www.marthamaya.com), el que se crea y/o presenta utilizando tecnología digital.

Este arte al igual que los demás, ofrece experiencias estéticas, son piezas únicas, originales, y al igual que cualquiera que se coloca en un muro o espacio físico, puede protegerse de una reproducción, en su caso por medio de un encriptado, lo que garantiza su autenticidad, método que favorece el futuro del arte digital en términos de ventas. Portales ha sido encriptada, es un NTF, Non Fungible Token por sus siglas en inglés, esto también le da cualidades de coleccionable, con la garantía de que jamás será replicada e intercambiable, pues posee una prueba de propiedad.

En marzo de este año, la casa de subastas Christie’s remató en 69.3 millones de dólares, la obra Todos los días: los primeros 5000 días, un NFT de Mike Winkelmann o Beeple, su pseudónimo, artista de 39 años que en mayo de 2007 se propuso crear y publicar una nueva obra de arte en línea todos los días. A lo largo de 5 mil días seguidos creó una imagen digital, que en conjunto forman un collage. El mundo todavía se sorprende por la cifra alcanzada, en parte porque aún mucha gente desconoce que imágenes digitales, gifs, videos y hasta memes pueden alcanzar el estatus de arte. En México esta expresión artística está en estado incipiente, la misma Martha Anaya cuenta que suele cuestionarse su preferencia por el soporte digital, “y me dicen: ¿Esto dónde lo veo? ¿Cómo le hago? Entonces, es algo muy nuevo que estamos aprendiendo todos al mismo tiempo”.

Hace un par de meses abrió sus puertas virtuales la primera galería mexicana enfocada en la difusión y venta de este tipo de arte, Art Crypted (https://artcrypted.com/) y del 6 al 11 de septiembre, la casa de subastas Morton en colaboración con Arterum realiza la 1ra Subasta de NFT: Latinoamérica es criptoarte (www.mortonsubastas.com/subastas/NFT/) con más de 20 piezas digitales creadas por reconocidos artistas, el catálogo incluye Portales y otras obras entre imágenes en JPG, videos en MP4, Gif o animaciones e incluso una pieza musical. Ambos proyectos, pioneros en México, son oportunidades sí para adquirir este tipo de arte, pero también para familiarizarnos con él, nos tomará solo una fracción de esas 9 horas que según el Digital 2021: Global Overview Report, los mexicanos pasamos en línea, ese espacio habitado por redes sociales, páginas web y este arte.

COLUMNAS ANTERIORES

Demócratas encapsulados
El cristal con que se mira

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.