Clemente Ruiz Duran

América Latina en convulsión: reflexiones para México

Esta última semana América Latina, desde el río Bravo hasta la Patagonia, se encuentra en una ebullición político-social que desde hace mucho no existía.

Esta última semana América Latina, desde el río Bravo hasta la Patagonia, se encuentra en una ebullición político-social que desde hace mucho no existía. En México la violencia no cesa y supera a las autoridades en muchas regiones en donde el crimen organizado cierra el paso a las actividades cotidianas, los cárteles se han empoderado en los estados del Pacífico, en el Bajío y en el norte. Esta situación ha trastocado la actividad económica y la tranquilidad, haciendo que se piense dos veces antes de salir a carretera. Para los negocios el transporte se ha complicado por la misma razón, dando por consecuencia que el costo del transporte se eleve por la necesidad de comprar seguros, así como mecanismos de seguridad ante una eventualidad. Esto violenta el comercio interior y las exportaciones. A lo anterior se suma el accidente de la Línea 12 del Metro que transita al menos tres delegaciones, dos de ellas de las más pobres de la capital: Iztapalapa y Tláhuac, y que dan muestra de la fragilidad de la infraestructura que no ha sido renovada adecuadamente.

Continuando el viaje hacia el sur y adentrándonos en Centroamérica encontramos que el presidente de El Salvador, A Nayib Bukele, ha violentado la democracia al destituir al fiscal general y sustituir a los jueces de la Corte, poco después de que sus diputados tomaron posesión del cargo agravando, de esta forma, una de las crisis más profundas de la historia reciente del país centroamericano, que es también una de las regiones más pobres de la región dando origen a continuas migraciones hacia Estados Unidos.

Retomando el camino, se tropieza uno con una revuelta en Colombia derivada de una propuesta para elevar la carga tributaria, esto ha llevado a una crisis política provocando la caída del ministro de Hacienda. Para salvar al proyecto de reforma fiscal se ha nombrado a un nuevo ministro, José Manuel Restrepo, cuya tarea será la de aumentar la recaudación para atender dos frentes: transferencias directas a los más afectados por la pandemia y el pago de la deuda.

En la ruta hacia el sur, Brasil, el país más grande de América Latina, enfrenta serios problemas por el pésimo manejo de la pandemia, con casi 15 millones de contagios y 408 mil muertes, convirtiéndose en un paradigma de la ineficiencia del sistema de salud para atender a la población de manera adecuada. A lo anterior se suma que el manejo ha provocado el mayor desempleo de la región que alcanza 14.4 por ciento, lo que ha generado una mayor inestabilidad económica.

En Chile, el presidente Sebastián Piñera ha sido denunciado ante el Tribunal Penal Internacional (TPI) por la Comisión Chilena de Derechos Humanos y el exjuez español Baltasar Garzón, que junto a varias organizaciones sociales piden al organismo internacional que investigue y juzgue al mandatario por crímenes de lesa humanidad cometidos durante las protestas de 2019, que dejaron al menos 30 muertos y miles de heridos. Esto se combina con una inestable recuperación económica, lo que da cuenta de un panorama incierto a la economía chilena para 2021.

Argentina enfrenta una situación difícil en el seno del gobierno por las tarifas energéticas que requieren ser ajustadas con el fin de poder acercar las tarifas a los precios reales y destinar las subvenciones ahorradas a programas de obra pública dirigidos a reactivar el empleo y la economía. Esto se enfrenta con una visión opuesta por parte de la expresidenta Cristina Fernández que por diversos personajes se opone. Lo que está en juego es la visión de la política económica y el gobierno del presidente Fernández podría por ello entrar a un debate con el Fondo Monetario Internacional, que exige contener el déficit fiscal como condición para reestructurar la deuda argentina. En estos momentos se busca aplazar una deuda de 2.400 millones de dólares contraída con el Club de París, que vence este mes, y conseguir que los europeos del Fondo Monetario Internacional apoyen una reestructuración de la deuda argentina (44.000 millones de dólares) en términos muy benignos. El actual nivel de subsidios energéticos haría muy difícil controlar el déficit presupuestario, una de las condiciones básicas que plantea el FMI.

Este breve recorrido por la región da cuenta de que son necesarias reformas de fondo, se requiere fortalecer las instituciones que han quedado debilitadas aún más después de la pandemia. Se requiere realizar una reflexión común, las estructuras del Estado para mantenerse necesitan más recursos, su debilitamiento provocará mayor inestabilidad política y social. Sin embargo, se requiere de consensos para poder generar apoyos entre las fuerzas sociales, las cuales requieren enfrentar la subsistencia y ante ello son susceptibles de ser capturadas por el populismo de derecha o de izquierda. No es una tarea fácil de enfrentar y el tiempo es corto. En México que tendrá las elecciones más grandes de la historia, parece estar ausente el debate sobre la necesidad de fortalecer las instituciones para emprender las tareas que requiere el país. Parece ser que los políticos que pretenden ganar la elección prefieren dejar eso para después, y no enfrascarse en un debate que pudiera costarles el voto. Esos temores lo único que harán es profundizar la debilidad de las instituciones.

COLUMNAS ANTERIORES

Línea 12: Punto de reflexión para el país
Estados Unidos, una sociedad que envejece: Necesidad de repensar el proyecto de América del Norte

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.